Texto: Protégete a ti mismo y a los demás de MPV.

View this page in English

Viruela del mono (MPV)

Ir a: Transmisión | Prevención | Síntomas

Vacunación

Nota: Las citas para la primera y segunda dosis ya están disponibles. Las vacunas para la primera y segunda dosis sin cita previa también están disponibles en los centros de la Ciudad, pero le recomendamos que pida una cita. Puede recibir una segunda dosis siempre que hayan pasado al menos 28 días desde la primera.

Si ha tenido viruela del mono, es probable que tenga alguna protección contra otra infección y que actualmente no sea elegible para una primera o segunda dosis de la vacuna en este momento.

Si usted es elegible, puede hacer una cita haciendo clic en el botón que aparece a continuación, o llamando al 877-829-4692.


 

Obtenga más información sobre las vacunas contra la viruela del mono, incluyendo quién es elegible.

Para recibir alertas de texto sobre las citas de vacunación y otras actualizaciones sobre la viruela del mono en la ciudad de Nueva York, envíe un mensaje de texto "MONKEYPOXESP" al 692-692.


La viruela del mono (MPV, por sus siglas en inglés) es una enfermedad contagiosa causada por el virus de la viruela del mono. Actualmente hay un brote de MPV en los Estados Unidos y en otros países donde no es habitual que el virus se propague.

Cualquiera puede contraer y contagiar la MPV. Los casos actuales se están propagando principalmente entre las redes sociales de homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (MSM, por sus siglas en inglés). Si usted es un MSM y tiene varias parejas sexuales o anónimas, su probabilidad de exposición es alta.

Si tiene una erupción nueva o inesperada u otras llagas, póngase en contacto con un proveedor de atención de salud.


Transmisión

En el brote actual, el virus de MPV se propaga principalmente durante las relaciones sexuales orales, anales y vaginales y otros contactos íntimos, como besos, abrazos, mordiscos, mimos y el masajes.

El virus puede propagarse a través de:

  • El contacto directo con una erupción o llagas de alguien que tiene el virus.
  • El contacto con la ropa, la ropa de cama y otros artículos utilizados por una persona con MPV.
  • Contacto prolongado cara a cara

Los expertos están estudiando si el virus también puede propagarse a través del semen, la saliva, las heces y otros fluidos corporales.

Las personas pueden contagiar el virus cuando tienen síntomas. Los expertos están estudiando si el virus puede propagarse antes de que comiencen los síntomas o después de que terminen.


Prevención

Debe vacunarse contra la MPV si ha estado expuesto o corre el riesgo de estarlo en el futuro. Consulte la página de Vacunación para obtener más información sobre la vacunación, incluyendo quién es elegible y las recomendaciones sobre quién debe vacunarse.

La mejor manera de protegerse de MPV es evitar las relaciones sexuales y otros contactos íntimos con parejas múltiples o anónimas.

Si decide mantener relaciones sexuales u otro tipo de contacto íntimo, las medidas siguientes pueden ayudarle a reducir el riesgo:

  • Reduzca el número de parejas, especialmente las que no conoce o de las cuales no sabe su historial sexual reciente.
  • Pregunte a sus parejas si tienen síntomas de MPV o se sienten mal. Si usted o sus parejas están enfermos, especialmente si usted o ellos tienen una erupción o llaga nueva o inesperada, no mantenga relaciones sexuales ni contacto físico estrecho.
  • Evite las fiestas sexuales, las fiestas de circuito y otros espacios en los que se mantienen relaciones sexuales y otros contactos íntimos con varias personas.
  • Si decide mantener relaciones sexuales u otro tipo de contacto íntimo mientras está enfermo, cubra todas las erupciones y llagas con ropa o vendas selladas. Esto puede reducir el contagio por el contacto con el sarpullido o las llagas, pero aún pueden existir otros métodos de transmisión.
  • Dado que es posible que el virus se transmita a través del semen, utilice preservativos de látex o poliuretano durante las relaciones sexuales.
  • No comparta toallas, ropa, equipo fetiche, juguetes sexuales o cepillos de dientes.
  • Lávese las manos, el equipo fetiche y la ropa de cama. Los juguetes sexuales deben lavarse después de cada uso o acto sexual.

Recursos de prevención


Síntomas

Seis imágenes de lesiones para identificar la erupción de la viruela del mono.
Fuente: UK Health Security Agency

En el brote actual, la hospitalización y la muerte por MPV son raras, pero los síntomas pueden seguir siendo dolorosos e interferir en las actividades diarias.

Los síntomas suelen iniciarse entre tres y 17 días. Pueden durar de dos a cuatro semanas.

El síntoma más común es una erupción o llagas que pueden parecer granos o ampollas. Pueden aparecer en todo el cuerpo o sólo en algunas partes, como la cara, las manos, los pies, la boca, los genitales o el ano. El sarpullido y las llagas pueden provocar mucho picor y dolor, y las llagas en el ano o la uretra pueden dificultar el ir al baño.

Las complicaciones pueden incluir la inflamación del revestimiento del recto (proctitis), o úlceras que pueden provocar cicatrices en el ojo, la boca, el ano o la uretra.

No sabemos si MPV causa problemas de salud a largo plazo.

Pruebas

Si tiene síntomas de MPV, debe acudir a un proveedor de atención de salud para que le hagan pruebas. Si no tiene un proveedor, llame al 311 o busque en el Mapa de Salud de la ciudad de Nueva York. Solo puede hacerse la prueba de MPV si tiene síntomas.

La prueba consiste en que un proveedor tome una muestra de una llaga. Solo su proveedor — no el Departamento de Salud — puede darle el resultado de la prueba.

Si tiene síntomas

Si empieza a presentar síntomas, aunque sean leves, aíslese de los demás de inmediato y hable con su proveedor de atención de salud. Si no tiene un proveedor de atención de salud, llame al 311 o busque en el Mapa de Salud de NYC. Un proveedor comprobará sus síntomas y puede pedir pruebas.

Debe evitar todo contacto físico estrecho con otras personas, incluidas las de su hogar. Además, evite los clubes, las fiestas, los bares y otros lugares concurridos.

Si se infecta, lo siguiente puede aumentar el riesgo de padecer una enfermedad grave: VIH; otras afecciones que debilitan su sistema inmunitario; y antecedentes de dermatitis atópica o eczema. Si tiene una de estas afecciones, es especialmente importante que acuda a un proveedor de inmediato, si tiene síntomas.

Para proteger a los demás mientras esté enfermo:

  • Evite las relaciones sexuales o la intimidad con cualquier persona hasta que le haya examinado un proveedor.
  • Quédese en casa y sepárese de las demás personas de su hogar.
  • Si no puede separarse totalmente de los demás miembros de su hogar, use una mascarilla y evite el contacto físico. Lleve ropa que le cubra las lesiones cuando esté en espacios compartidos.
  • Si tiene que salir de casa para cubrir sus necesidades esenciales o recibir atención médica, cubra el sarpullido y las lesiones con ropa y use una mascarilla.
  • No comparta ni deje que otros toquen su ropa, toallas, ropa de cama o utensilios. No comparta la cama.
  • No comparta platos, comida, bebida o utensilios. Lave los platos con agua caliente y jabón o en el lavavajillas.
  • Lávese las manos y limpie con frecuencia las superficies compartidas, como las encimeras y los pomos de las puertas. Los miembros del hogar también deben lavarse las manos con frecuencia y especialmente si tocan materiales o superficies que puedan haber estado en contacto con lesiones.

No hay ningún tratamiento específico aprobado para MPV. La mayoría de las personas mejoran por sí solas sin tratamiento. Sin embargo, los antivirales para la viruela pueden ayudar. Su proveedor le ayudará a averiguar si puede recibir un tratamiento antiviral. Es posible que le recete un medicamento y le proporcione información sobre el alivio de los síntomas.

Para más información sobre MPV, llame al 311.


Recursos adicionales