On-Line Transactions (LARS) Printer Friendly Format Newsletter Sign-up Translate This Page Text Size Small Medium Large


 
Apply for a License
Upload Documents (TLC UP)
Pay Renewal Fee
Pay Summons
Pay Other Fees
Update License Information
Additional Information




Lost Property Search
 

Register to Vote
Commissioner’s Corner

noviembre 2016

Oficina del comisionado

¡Saludos a todos! Espero que estén disfrutando de un hermoso otoño y preparándose para muchos viajes seguros y cálidos durante este invierno.

Horario de verano y seguridad en la calle

El final del horario de verano está cerca, lo que señala el cambio de las estaciones.  El domingo 6 de noviembre, temprano, tendremos que retrasar los relojes una hora, lo que nos dará más luz en la mañana y nos permitirá equilibrar las balanzas con un amanecer que se adelanta y tardes que oscurecen más rápidamente.  Es importante que, durante este tiempo, cuando es más difícil ver, estemos atentos a las potenciales colisiones que pueden ocurrir.

Durante el anochecer, la cantidad de peatones heridos en choques es mayor que en cualquier otro momento, y perdemos un diez por ciento de la visibilidad a medida que cae la noche.  La falta de luz impide que los ojos enfoquen adecuadamente y se ven perjudicadas la percepción de profundidad, la visión periférica y la visión cromática.  Es posible que un conductor no identifique a un peatón hasta que sea demasiado tarde.  Asimismo, es posible que los peatones, sobre todo los niños, no se den cuenta de lo oscuro que está afuera y de la poca visibilidad que hay a las 5 p.m.  Por tales razones, le pedimos que por favor sea más cuidadoso y cauteloso durante el final de la tarde y la noche.

Por lo general, las muertes de peatones aumentan en 50% desde septiembre hasta enero en la ciudad de Nueva York. Todos los años, los accidentes de tránsito causan más de 200 muertes al año en la ciudad, así como aproximadamente 4,000 lesiones graves.  Necesitamos su ayuda para hacer que este patrón sea un recuerdo lejano.

Cuando maneje, puede contribuir de gran forma para que las calles sean más seguras si cruza lentamente, si siempre está atento a los peatones y si se detiene con cuidado para observar todos los pasos de peatones antes de cruzar.  Aunque la diferencia de una hora pueda no parecer significativa, es importante no subestimarla y darse un tiempo adicional para descansar mientras su cuerpo se adapta. La fatiga puede disminuir el tiempo de reacción y la coordinación y eso hace que esté más propenso a tener un accidente.  Agradecemos los esfuerzos que hacen los conductores de la Comisión de Taxis y Limusinas (Taxi & Limousine Commission, TLC) para estar descansados y alertas, así como el servicio seguro y cortés que les ofrecen a tantos todos los días.

Fatiga del conductor

Hablando de la importancia de descansar, también es una gran oportunidad para ponerlo al día sobre las reglas para evitar la fatiga del conductor, que fueron aprobadas por la TLC el 18 de julio.  Estas reglas no entrarán en vigencia el 1 de noviembre de 2016.  La TLC continúa definiendo la metodología para calcular las horas de trabajo. Por consiguiente, la implementación de estas reglas se pospone hasta nuevo aviso.

Mientras se define la metodología, no se emitirán citaciones ni advertencias a los conductores ni a las bases con respecto a estas reglas.

Durante los próximos meses, la TLC informará sobre cualquier actualización a estas reglas, incluyendo cuándo comenzarán a cumplirse.

Servicio accesible

Nuestro programa de servicio accesible, en el que los pasajeros en silla de ruedas pueden reservar un taxi por teléfono, mensaje de texto e Internet, sigue sirviendo a más y más personas cada mes.  En septiembre se realizaron casi 6,000 viajes, el mes con más viajes del programa hasta ahora desde que comenzó, en 2012.  También hubo más de 45,000 carreras hasta finales de septiembre de este año.  Recientemente publicamos las reglas sobre la expansión del programa para llevarlo a toda la ciudad, en la página www.nyc.gov/taxi, y nos gustaría saber sus opiniones sobre las reglas durante la audiencia que se celebrará el 10 de noviembre en 33 Beaver Street, piso 19.

Unidad de objetos perdidos

Me gustaría tomar un momento para alardear sobre el equipo de trabajadores milagrosos de la TLC que se dedica a ayudar a los pasajeros a recuperar los 100 artículos que, en promedio, dejan diariamente en taxis.  Bien sea el anillo de bodas perdido de un pasajero, un cachorro en un bolso, un pasaporte o un instrumento musical, la TLC busca tenazmente el objeto perdido.  ¡Me atrevería a comparar las habilidades detectivescas de la representante del centro de atención telefónica Gloria Ramos (“¡No me detengo hasta que encuentro algo!”) con las de Columbo en cualquier momento! Agradezco toda la dedicación de nuestro personal que trabaja para recuperar los objetos perdidos del público.  

Para darles un ejemplo de la ardua labor del personal, la trabajadora Sarah Phillips encuentra un objeto perdido de los pasajeros al menos 20 veces al día.  Entre algunos de sus hallazgos se encuentran un anillo de bodas, dos guitarras y un medicamento olvidado.  El momento más memorable para el miembro del personal Jose Morrobel es cuando encuentra algo de valor sentimental, por ejemplo, unos lentes para leer regalados al pasajero por su abuela que falleció.  

A la TLC siempre le satisface cuando un objeto perdido es hallado, pero mi parte favorita de estas historias de éxito es cuando me entero de conductores que van MUCHO más allá de sus obligaciones para servir a sus olvidadizos pasajeros.  Por ejemplo, un taxista recientemente le regresó los pasaportes a una familia que los había dejado en un bolso en su taxi, incluso antes de que se dieran cuenta de que no los tenían.  Ese conductor es uno de los innumerables titulares de licencias que prestan un servicio excepcional y hacen que la ciudad de Nueva York sea un lugar fantástico para vivir y visitar.

Adapte su vehículo al invierno

Con el transcurrir de los años, parece que experimentamos cada vez menos transición entre las estaciones.  Así que, a pesar de que este artículo se escribe a una temperatura de 80 grados a finales de octubre, ahora es el momento de que prepare su automóvil para afrontar la primera placa de hielo negro y la primera nevada.  Más importante aun, es esencial para su seguridad y la de todos los que le rodean que su auto esté en excelentes condiciones a medida que desciende la temperatura.  Primero que nada, asegúrese de que las laminillas de los neumáticos tengan la profundidad adecuada para asirse cuando sea necesario.  Unas buenas laminillas –las de 1/3” son óptimas– también evitarán que su vehículo patine cuando lleguen esas sombrías lluvias a finales del otoño.  Si no está seguro de la profundidad de la línea de la ranura, haga la prueba del centavo: coloque un centavo en la línea con la cara de Lincoln hacia abajo.  Si la mayor parte de la cabeza no está cubierta por la línea de la ranura, es hora de revisar o de cambiar los neumáticos.  Otro aspecto fundamental es tener limpiaparabrisas nuevos, así como tener lleno el depósito de líquido limpiaparabrisas. Además, debe usar un líquido limpiaparabrisas de buena calidad, que tenga ingredientes anticongelantes.  Recuerde: mientras más rápido limpie su parabrisas luego de ser salpicado, ¡más rápido tendrá el control total!

Asimismo, estamos por experimentar temperaturas más frías, así que podría querer cambiar a un aceite menos denso, para cuando el mercurio baje de temperatura, por debajo del punto de congelación, y descargar y llenar el radiador con un anticongelante de calidad, que proteja su motor.  ¡No olvide revisar el cable de la batería, las mangueras y las correas en busca de grietas, goteras o hilachas: cambiarlas ahora le ahorrará muchos problemas si tiene averías en condiciones climatológicas desagradables!  Otra buena precaución, si no la ha tomado todavía, es considerar equipar un “bolso para el camino“ para llevar en el auto que incluya una linterna resistente, un refrigerante adicional, aceite para motor, líquido limpiaparabrisas y luces de emergencia o luces intermitentes electrónicas, en caso de que se quede atascado en la vía o en el arcén.  En el mercado también existen excelentes baterías de emergencia para un arranque rápido, para que no tenga que esperar a que alguien se detenga.

Por último, pero ciertamente no menos importante, tenga en cuenta que el manejo en bajas temperaturas se trata sobre todo de precaución.  El hielo negro es un buen ejemplo de los peligros invisibles que afrontamos en climas fríos, pero estar bien preparado le será de mucha utilidad ¡y le ayudará a llegar lejos también!

Back to Commissioner's Corner