Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 148-13
25 de abril de 2013

EL ALCALDE BLOOMBERG ANUNCIA QUE MÁS DE 100 RESTAURANTES PARTICIPARÁN EN EL FOOD WASTE CHALLENGE, EL NUEVO PROGRAMA MUNICIPAL PARA REDUCIR LA BASURA QUE SE ENVÍA A VERTEDEROS

La iniciativa ayudará a cumplir meta de PlaNYC de enviar a otros lugares 75 por ciento de los desechos sólidos que va a parar a los vertederos para 2030

La Ciudad inaugura Gardens for Healthy Communities, convirtiendo nueve acres de espacio al aire libre para huertos comunitarios

El alcalde Michael R. Bloomberg anunció hoy que más de 100 restaurantes participarán en el primer Food Waste Challenge, un nuevo programa municipal con la misión de reducir la cantidad de residuos orgánicos que se envía a rellenos sanitarios y los gases invernadero que produce esa basura.  El programa ayudará a cumplir con la meta de PlaNYC de enviar a otros lugares 75 por ciento de todos los desechos sólidos que ahora va a parar a los vertederos para el año 2030, reduciendo las emisiones de gases invernadero.  Los residuos de alimentos representan un tercio de las más de 20,000 toneladas diarias de basura, y los restaurantes acumulan 70 por ciento de estos a nivel comercial.  Los restaurantes participantes han prometido reducir en 50 por ciento los residuos de comidas que envían a los vertederos mediante la fabricación de abonos y otras estrategias para prevenir la acumulación de basura.  Entre los restaurantes y grupos de restaurantes se incluyen al Grupo de Hospitalidad Batali y Bastianich (Hospitality Group), Blue Hill, Chipotle, Cleaver Co., Juice Generation, Le Bernardin, Momofuku, Pret-à-Manger, el Grupo de Hospitalidad Union Square (Hospitality Group) y ‘WichCraft.  La iniciativa se suma a los programas de manejo de residuos orgánicos desarrollados por la Ciudad, incluyendo un plan experimental en algunas escuelas públicas de Brooklyn y Manhattan que ha reducido en 38 por ciento la cantidad de basura que los participantes envían a los rellenos sanitarios, y un programa de reciclaje de residuos orgánicos en áreas residenciales que empezará en Staten Island el mes próximo.  El alcalde también anunció el lanzamiento de Gardens for Healthy Communities, un programa que abrirá nueve acres de terrenos municipales subutilizados al aire libre para 20 proyectos de huertos locales.  El alcalde efectuó el anuncio en la conferencia “Building Sustainable Cities” del New York Times que se celebró en el Times Center de Manhattan.

“Desde franquicias a restaurantes que traen alimentos de sus granjas, la industria de comidas en Nueva York se está uniendo a nuestras gestiones para reducir la basura y las emisiones de gases invernadero para construir una Nueva York más verde y mejor”, dijo el alcalde Bloomberg.  “Los restaurantes son una parte esencial de nuestra economía y cultura, y su participación en el Food Waste Challenge ayudará a informar a los neoyorquinos de prácticas sustentables e impulsará su adopción”.

“Ayer lanzamos la mayor ampliación en décadas del programa municipal de reciclaje en los hogares, y hoy estamos trabajando con la industria de restaurantes para enfrentar los residuos de comidas, la mayoría de los cuales aún va a los rellenos sanitarios”, dijo el vicealcalde de Operaciones Cas Holloway.  “Los restaurantes son un motor de la economía de la Ciudad y, al aceptar el Food Waste Challenge, estos dueños negocios harán que ese motor funcione en una forma mucho más limpia ― lo cual es estupendo para los neoyorquinos y el medioambiente”.

“Como parte del equipo de trabajo para la obesidad, la Ciudad de Nueva York está trabajando para asegurar que más neoyorquinos tengan acceso a frutas y vegetales frescos, y los huertos comunitarios son un componente crucial para cumplir con ese compromiso”, dijo la vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos Linda I. Gibbs.  “Las acres adicionales promoverán la agricultura urbana y ayudarán a transformar nuestras comunidades al reasignar terrenos subutilizados”.

“Al enviar a otros lugares nuestros residuos de comidas en vez de los vertederos, la Ciudad de Nueva York está dando un paso importante para reducir gases invernadero nocivos y ayudar a lograr las metas del PlaNYC de la Ciudad”, dijo la presidente del Concejo Municipal, Christine C. Quinn.  “Los 20 sitios de huertos comunitarios adicionales, por otro lado, darán a los neoyorquinos la oportunidad de disfrutar de más acceso a espacios verdes al aire libre, oportunidades para aprender sobre el medioambiente y comidas sanas y frescas”.

“Los huertos comunitarios crean lugares para reunirse y concientizar sobre opciones de alimentos sanos y los beneficios de los alimentos frescos”, dijo la comisionada del Departamento de Parques & Recreación (DPR, en inglés) Veronica M. White.  “Nos enorgullecemos del hecho de que estos sitios serán administrados por nuestro programa GreenThumb, el más antiguo y más grande programa de huertos comunitarios en la nación”.

“Sabemos que los huertos comunitarios son a menudo centros para actividades sanas — organizando mercados semanales de productos agrícolas, trabajando con grupos de escuelas o donando víveres a comedores populares”, dijo la coordinadora municipal de Política Alimentaria Kim Kessler.  “Muchos también fabrican abonos ― haciendo su aporte para reducir los residuos de comidas.  Estoy feliz de que los anuncios de hoy avancen metas tanto de sustentabilidad como de salud al prestar atención tanto a las etapas de producción como a la eliminación de basura en el ciclo alimenticio”.

“Esta iniciativa se suma a la sólida tradición de huertos comunitarios en la Ciudad de Nueva York, y al identificar 20 nuevos sitios disponibles podremos facultar a muchos neoyorquinos más a ser parte de la creación de espacios sustentables administrados por la comunidad”, dijo la directora ejecutiva del programa GreenThumb, Edie Stone.

“Recuperar el valor de la comida residual es una meta que todos los neoyorquinos pueden respaldar”, dijo Judith Enck, administradora regional de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, en inglés).  “Existen enormes beneficios medioambientales y comunitarios asociados con sacar los residuos orgánicos de los vertederos, y los restaurantes pueden ayudar a señalar el camino.  Aplaudo al alcalde Bloomberg por esta iniciativa visionaria y emprendedora”.

“El Food Waste Challenge de la Alcaldía ofrece a los restaurantes la oportunidad de implementar voluntariamente cambios positivos que beneficiarán a la comunidad, el medio ambiente y el producto final”, dijo Rick Sampson, presidente y CEO de la Asociación de Restaurantes del Estado de Nueva York (NYS Restaurant Association, en inglés).  “La Asociación de Restaurantes del Estado de Nueva York se complace en apoyar al alcalde en esta iniciativa, y reconoce las valiosas contribuciones a la sustentabilidad que están realizando los restaurantes de la Ciudad de Nueva York”.

“Los restaurantes pueden desempeñar un rol crucial en ayudar a reducir los residuos de comidas en nuestra ciudad”, dijo Danny Meyer, ejecutivo principal y fundador del Grupo de Hospitalidad Union Square.  “Aceptamos felizmente el reto de la Alcaldía, y nuestros restaurantes están entusiasmados por ayudar a la ciudad a alcanzar su meta de enviar a otros lugares 50 por ciento de los residuos de alimentos, ayudando así a limpiar la atmósfera”.

“Enviar los residuos de comidas de los vertederos a otros sitios es un paso crucial para lograr sistemas de alimentos más eficientes y sustentables”, dijo Peter Lehner, director ejecutivo del Concejo de Defensa de Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council o NRDC, en inglés).  “Como 40 por ciento de los alimentos en Estados Unidos no son consumidos, también es importante empezar a reducir la basura en primer lugar, que la sección del Challenge sobre mediciones ayuda a los restaurantes a lograr.  Felicitamos al alcalde y a los restaurantes participantes por tomar la iniciativa de reducir y reciclar residuos de comidas en la Ciudad de Nueva York”.

“Estamos comprometidos con el apoyo a los participantes del Food Waste Challenge en sus esfuerzos para enviar los residuos orgánicos de los vertederos a otro sitio”, dijo Ron Bergamini, ejecutivo principal de Action Environmental Group, compañía matriz de la mayor recicladota de basura comercial en la Ciudad de Nueva York.  “Proveer soluciones transparentes y de alta calidad para la recolección de la basura convertirá a la Ciudad de Nueva York en un defensor de la basura sustentable y un modelo para el país”.

“Aplaudimos a la Alcaldía por lanzar el Food Waste Challenge”, dijo Lily Kelly, directora interina de la Coalición para Recuperación de Recursos (Coalition for Resource Recovery, en inglés) de Global Green USA.  “El hecho de que más negocios saquen provecho de sus residuos orgánicos beneficia a todos los neoyorquinos al reducir nuestras emisiones de gases invernadero e impulsa la inversión en infraestructura local para procesamiento.  Estamos felices de estar trabajando con la Alcaldía para respaldar este programa”.

“La iniciativa municipal para incrementar la fabricación de abonos en los restaurantes y cafeterías es un elemento sumamente importante del aumento en las tasas de reciclaje en la Ciudad de Nueva York”, dijo Helena Durst, de la Organización Durst.  “Hemos estado fabricando abonos con nuestra materia orgánica en nueve de nuestros edificios comerciales e incrementado nuestra tasa de soluciones alternativas a los vertederos a más de 80 por ciento de la basura que producimos.  Introducir un flujo de fabricación de abonos a nuestros restaurantes arrendatarios y a las cafeterías corporativas en nuestra cartera ha sido decisivo en nuestra gran desempeño en este renglón”.

Los participantes en el Food Waste Challenge realizarán una auditoría de la basura para determinar cuánta basura pueden generar.  Los restaurantes usarán esta línea de referencia para seguir su progreso evitando que 50 por ciento de la basura orgánica vaya a rellenos sanitarios.  La Ciudad trabajará con los participantes para compartir las mejores prácticas y desarrollar un paquete de recursos para ayudar a todos los restaurantes participantes a cumplir sus objetivos con eficiencia.  El paquete de recursos incluirá temas como el entrenamiento de personal, cómo medir la basura y la fabricación de abonos.  Los participantes del Food Waste Challenge tendrán acceso a expertos y organizaciones locales que proveerán asistencia para cumplir los objetivos.

El Food Waste Challenge se suma a otras colaboraciones público-privadas que la Ciudad ha lanzado para generar prácticas sustentables y ayudar a cumplir las metas de PlaNYC de reducir la basura y emisiones de gases invernadero, y combatir el cambio climático.  La semana pasada, el alcalde Bloomberg anunció que 10 corporaciones globales se habían unido al Carbon Challenge, otro ‘reto’ en el que se promete reducir hasta 40 por ciento de las emisiones de gases invernadero en los próximos 10 años.  Colegios, universidades y hospitales de la Ciudad han prometido participar en el Carbon Challenge. Según el Informe de progreso del Carbon Challenge (Progress Report), las universidades han medido una reducción total de casi 13 por ciento, y los hospitales han medido una reducción promedio de 6 por ciento de las emisiones en los últimos tres años.  Desde el lanzamiento de PlaNYC en 2007, las emisiones de la ciudad han caído en 17 por ciento ― más de la mitad del camino hacia el objetivo de reducción de 30 por ciento para el 2017.

El alcalde anunció también Gardens for Healthy Communities, la iniciativa de Huertos para comunidades sanas que convertirá 9 acres de terrenos baldíos de la ciudad en un máximo de 20 nuevos sitios para huertos comunitarios en los cinco condados.  La iniciativa es parte del Plan del Equipo de la Alcaldía para la Obesidad (Mayor’s Obesity Task Force, en inglés) y una ampliación del programa GreenThumb del Departamento de Parques.  Se invitará a los grupos sin afán de lucro y comunitarios a hacer propuestas, y los proyectos serán evaluados por su capacidad para promover el acceso a alimentos frescos y educar, así como por iniciativas de sustentabilidad tales como el aprovechamiento de las aguas pluviales y actividades vecinales de fabricación de abonos.  La iniciativa avanza metas de PlaNYC de promover la agricultura urbana y crear nuevas oportunidades para transformar terrenos subutilizados, incluso identificando solares municipales baldíos que sean aptos para la agricultura urbana, e incrementando el número de voluntarios en los huertos comunitarios.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Marc La Vorgna / Lauren Passalacqua   (212) 788-2958



SIGA CONECTADO

TwitterTwitter   TwitterYouTube   FlickrFlickr
Mas Recursos
Vea las fotos (en inglés)