Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 131-13
12 de abril de 2013

EL ALCALDE BLOOMBERG ANUNCIA ACUERDO EN LA PRIMERA DEMANDA DE LA CIUDAD CONTRA DEPÓSITOS DE AUTOSERVICIO USADOS PARA ALMACENAR Y VENDER ILEGALMENTE ARTÍCULOS FALSIFICADOS

Una operadora de depósitos establecerá un código sin precedentes de las mejores prácticas para todas las instalaciones existentes y futuras en la Ciudad de Nueva York

Un estimado de 44,000 DVDs y CDs falsificados por un valor comercial superior a $550,000 fueron confiscados en una instalación de Safeguard el pasado verano

El alcalde Michael R. Bloomberg, el principal asesor de Políticas de la Alcaldía John Feinblatt y la directora de la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Especiales de Orden Público (Mayor’s Office of Special Enforcement, en inglés) Kathleen McGee anunciaron hoy un acuerdo en la primera demanda legal entablada por la Ciudad contra un depósito público de autoservicio cuando sus clientes almacenaron, distribuyeron y vendieron ilegalmente artículos de marcas registradas, así como videos y grabaciones de audio ‘piratas’.  El pasado verano, tras una investigación de casi un mes, la Oficina para Asuntos Especiales de Orden Público y el 75to Recinto del Departamento de Policía (NYPD, en inglés) se incautaron de unos 44,000 DVDS y CDs falsificados y sin licencias, por un valor comercial estimado de más de $550,000.  Los artículos fueron confiscados en un depósito público de autoservicio de Safeguard Properties LLC y administrado por Safeguard Operations LLC.  En su demanda legal, la Ciudad presentó una acción civil por alteración del orden público a fin de impedir que se repitan las actividades penales de falsificación en las unidades de depósitos usados ilegalmente.  En el primer acuerdo de su tipo con la Ciudad y con el interés de prevenir actividades ilegitimas en sus instalaciones, la empresa ha accedido a respaldar las gestiones municipales contra las falsificaciones y modificará sus reglas actuales de alquiler para hacerlas más estrictas.  Además de las reglas y procedimientos en vigor que han sido diseñadas para disuadir las actividades ilícitas por parte de los que alquilan espacios en los depósitos, Safeguard seguirá un código de mejores prácticas entre las que se incluye un requisito de reportar toda sospecha de actividad criminal a los organismos de orden público.  Asimismo, la Ciudad ha asegurado que al individuo coacusado de operar el negocio de falsificaciones se le impedirá permanentemente alquilar ― o, de cualquier otra manera, usar ― una unidad de almacenamiento en cualquier instalación de Safeguard en la Ciudad de Nueva York.

“La Ciudad de Nueva York es el hogar de muchos artistas y otra gente creativa que se ganan la vida diseñando productos de calidad”, dijo el alcalde Bloomberg.  “Al perseguir a las instalaciones donde se guardan artículos falsificados, evitamos la distribución de miles de bienes ilegales antes de que lleguen a las calles de la ciudad y antes de que los diseñadores, consumidores y contribuyentes de impuestos se conviertan en víctimas”.

“Los artículos falsificados no solo roban clientes a los negocios legítimos, sino que la actividad ilegal tiene a menudo un vínculo con el crimen organizado”, dijo el principal asesor de Políticas John Feinblatt.  “El mensaje a la industria de depósitos de autoservicio es claro ― no pueden ignorar cuando los criminales convierten sus instalaciones de almacenamiento en depósitos para actividades ilegales”.

“Saludamos a Safeguard como un colaborador para reducir la proliferación de artículos ilegales, y esperamos trabajar con otras operadoras de depósitos en nuestras gestiones en curso contra las falsificaciones”, dijo Kathleen McGee, directora de la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Especiales de Orden Público.

“Safeguard se complace en haber alcanzado este acuerdo con la Ciudad de Nueva York”, dijo Allan Sweet, ejecutivo principal de Safeguard Self Storage. “Aunque Safeguard ya tenía procedimientos vigentes que buscaban evitar actividades ilegales en nuestras instalaciones, estamos de acuerdo en que los nuevos procedimientos exhaustivos en el ‘Código de Mejores Prácticas’ deberán convertirse en el estándar para nuestra industria.  Nos sentimos complacidos de colaborar con la Ciudad en la creación de este nuevo estándar”.

“El deber de todos los miembros responsables de la comunidad mercantil es trabajar unidos para hacer de Nueva York un lugar más seguro para los consumidores, y un lugar más seguro para la operación de negocios legítimos”, dijo Bob Barchiesi, presidente de la Coalición Internacional Contra las Falsificaciones (International AntiCounterfeiting Coalition, en inglés).  “Aplaudimos a la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Especiales de Orden Público por su adopción de estrategias creativas para abordar este grave problema, y elogiamos sus esfuerzos para colaborar con negocios locales.  Tenemos la esperanza de que otros negocios en y cerca de Nueva York adoptarán el Código de Mejores Prácticas para aprovechar más estas gestiones”.

Como parte de sus gestiones en curso para combatir las falsificaciones, la Ciudad ha ampliado su alcance para enfocarse en depósitos públicos de autoservicio que sirven para guardar artículos falsificados de marca y sin licencia antes de que lleguen a comerciales ilegales.  El verano pasado, la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Especiales de Orden Público, junto con miembros del 75to Recinto policial y la unidad de Servicios de Emergencia del Departamento de Policía, halló y, en conformidad con una orden de cateo, confiscó un estimado de 44,000DVDs y CDs falsificados y no autorizados con un valor comercial estimado en más de $550,000.  Entre los artículos incautados había películas no estrenadas como Los juegos del hambre y Los vengadores, y música de artistas tales como Lady Gaga y Rihanna.

Mediante un acuerdo con la Ciudad, Safeguard fortalecerá los reglamentos estándar que exige a sus clientes.  Además, Safeguard cumplirá con un nuevo “Código de Mejores Prácticas” esbozado junto a la Ciudad para guiar la operación de las 14 instalaciones de la empresa en la Ciudad de Nueva York y cualquier ubicación adicional que abra subsecuentemente en los cinco condados.  Como resultado del acuerdo alcanzado por la Ciudad y la empresa:

  • Safeguard debe reportar todas las actividades ilegales/criminales observadas en sus instalaciones a una agencia gubernamental de orden público, mantener registros escritos de todos estos reportes y proveer información oportunamente sobre tales reportes a la Ciudad cuando sea solicitado
  • Safeguard prohibirá expresamente el almacenamiento de mercancía falsificada y de máquinas capaces de producir mercancía falsificada, y cualquier tipo de ventas desde sus unidades
  • Los clientes deben otorgar expresamente acceso a Safeguard hasta sus unidades para inspección, sin previo aviso, cuando Safeguard crea razonablemente que está ocurriendo una alteración del orden público en dichas unidades
  • A Safeguard se le requerirá que dirija patrullas a pie de todas sus instalaciones al menos una vez por día, manteniendo un registro de cada patrulla y toda observación de actividades o situaciones inusuales
  • Safeguard fotocopiará las tarjetas de identificación con fotografía y guardará toda la información de los solicitantes por un mínimo de un año después de terminar su acuerdo de alquiler
  • Safeguard debe tener suficientes cámaras de video instaladas para monitorear las actividades en cada instalación
  • Safeguard debe revisar diariamente sus archivos internos para ver si ocurrió una actividad con un volumen inusual en cualquier unidad en particular y, si es así, debe investigar más esa unidad.

La Oficina de la Alcaldía para Asuntos Especiales de Orden Público fue creada en diciembre de 20006 por medio de una Orden ejecutiva del alcalde que amplió las actividades de la antigua Oficina de Orden Público del Midtown (Enforcement) a los cinco condados.  La Oficina se encarga de coordinar gestiones de orden público en diversas agencias municipales por toda la Ciudad con el fin de atender problemas relacionados con la calidad de vida, incluso aquellos relacionados con clubes ilegales, bazares de mercadería falsificada y las conversiones de apartamentos residenciales en hoteles ilegales.

Desde su creación, además del cierre de más de 60 ubicaciones ilegales de falsificaciones y tiendas pantalla, la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Especiales de Orden Público ha confiscado un estimado de $52 millones en artículos falsificados y obligado a los falsificadores a pagar más de $3.2 millones en multas por ingresos perdidos para los contribuyentes de impuestos de la Ciudad de Nueva York.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Marc La Vorgna / Kamran Mumtaz   (212) 788-2958



SIGA CONECTADO

TwitterTwitter   TwitterYouTube   FlickrFlickr
Mas Recursos