NYC.gov Always Open
The New York Botanical Garden. Photographer: Jason Green
Residentes Negocios Visitantes Gobierno Oficina del Alcalde
Advanced Search
News from the Blue Room
Press Release   - Mayor Michael R. Bloomberg
Printer Friendly Format Share

PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 385-12
1 de noviembre de 2012


“Buenos días.  Y permítanme agradecer a Pam Mitchell, traductora de lenguaje de señas, por acompañarnos de nuevo en el día de hoy.  También quiero agradecer a nuestros colaboradores en el gobierno, incluso la presidente del Concejo Municipal Christine Quinn, quien está haciendo otras cosas en este momento, y el presidente de la Asamblea estatal Shelly Silver.  Y al senador Dan Squadron, incidentalmente, mi personal sigue diciendo que, de toda la gente, él es quien ayuda más.  Así que gracias.  Y a Margaret Chin, si viene ― oh Margaret, gracias.  No te vi.  Pero estas son personas que mi personal me ha mencionado que han estado trabajando con ellas, y solo quería señalarlos para un reconocimiento especial.

“Vamos a actualizar a todos sobre la continuación de la recuperación de la ciudad del huracán Sandy.

“Estamos dando algunos pasos nuevos, trabajando con el gobernador Cuomo, otros funcionarios electos del Estado y funcionarios de la Ciudad, la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) y NYC Service para proporcionar agua y comida a los más necesitados.

“Después de esta actualización acompañaré al gobernador Cuomo y la secretaria del Departamento federal de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) Janet Napolitano en la entrada del túnel Hugh Carey Brooklyn-Battery en Manhattan.  Vamos a inspeccionar el daño allí y a hablar sobre los pasos siguientes para la recuperación.

“Hay gente que ahora está pasando la transición del choque a los problemas del mundo real de cómo se consigue agua y cómo se consigue comida, y estamos trabajando con esos, y hablaremos acerca de eso en unos minutos.

“Hemos encontrado unos cuantos muertos más, y una vez más, nuestros corazones están con ellos, pero lo que tenemos que hacer es recuperarnos por sus familias, y asegurar que esta ciudad y los que quedaron atrás tengan un futuro.

“Hoy, nuestros oficiales de policía y bomberos siguen ejecutando sus misiones para salvar vidas: Yendo cuadra por cuadra y puerta por puerta en las áreas devastadas por el huracán, buscando a aquellos que necesitan ayuda.

“La cruda realidad es que en el proceso hallamos más víctimas.  En este momento, sabemos que Sandy arrebató las vidas de por lo menos 37 neoyorquinos.

“Y permítanme advertir a todo el que escucha o está viendo esta conferencia de que, mientras que los socorristas sigan su labor de rescate y recuperación, esa cifra bien podría continuar en ascenso.

“El costo final del huracán Sandy para los neoyorquinos aún está emergiendo.  Nuestros corazones están colmados de pena por aquellos que perdieron a sus seres queridos.  Y nuestros corazones se colman de orgullo a la misma vez por la labor que nuestros Más Valientes y Más Distinguidos están realizando.  Ambos pueden ir simultáneamente ― nuestra capacidad para llorar, pero también nuestra capacidad para agradecer a aquellos que están realmente trabajando extra y para felicitarlos.

“Creo que la mejor manera de expresar estos sentimientos fue algo [que vi] ayer.  Estaba con el concejal de la Ciudad Vincent Ignizio y Jimmy Oddo y el presidente del condado de Staten Island y visitamos Tottenville, donde Sandy arrancó casas de sus zapatas.  Y fuimos adentro y hablamos con algunas personas sobre sus casas y sus aspiraciones para el futuro.  Una de ellas era una mujer joven que es una maestra ― maestra sustituta esperando una posición permanente en nuestro sistema escolar, y aunque había muertos a solo tres puertas de distancia ― una familia que perdieron sus vidas ― pudimos hablar acerca de lo que necesitamos hacer para seguir haciendo de esta la mejor ciudad y dando a todos nuestros ciudadanos las oportunidades que queremos para ellos.

“Hoy también estamos dando pasos nuevos para evitar más sufrimiento por causa de Sandy a medida que avancen los días.  Mucha gente en áreas muy golpeadas por toda la ciudad, incluyendo muchas en viviendas públicas de la Ciudad, necesitan comida y agua fresca. Así que hoy, a partir de aproximadamente las 3:00 PM, empezaremos a distribuir miles de botellas de agua y miles de comidas preempacadas en un número de ubicaciones en áreas muy golpeadas.  Esto continuará hasta las 6:00 PM de hoy.

“Estas distribuciones se reanudarán mañana en la mañana a las 7:30 AM y continuarán hasta las 12:30 PM.  Lo mismo el sábado y el domingo; ellos estarán de 9:00 AM a 1:00 PM, pero en los próximos días vamos a tener que resolver algunos procedimientos para asegurar que la gente pueda conseguir comida.  Algunos tendrán su electricidad de nuevo y volverán a una situación más o menos normal ― las tiendas estarán abiertas, ellos tendrán comida y tendrán servicio de ascensor, y eso está bien, pero luego hay algunos que claramente van a estar en edificios donde recuperarlos y poner a funcionar nuevamente la electricidad y los elevadores, otros servicios, es mucho más problemático, y vamos a tener que hallar algunas soluciones de largo o más largo plazo para esto.

“Nuestra prioridad ahora mismo es cuidar de las necesidades inmediatas de todos, y algunos de nuestros recursos podrán ser dedicados a un plazo más largo a medida que el Subway regrese y llegue la electricidad.

“Hemos distribuido medio millón de volantes en inglés, español y chino en áreas que incluyen a Coney Island, la costa sur de Staten Island, Chinatown, los Rockaways, y los funcionarios electos que hoy me acompañan también ayudarán a propagar el mensaje en las comunidades.  Las ubicaciones también serán publicadas en nyc.gov.

“Mucha gente no tiene electricidad, así que no pueden exactamente ir al Internet, pero no obstante, alguna gente puede hacerlo por ellos.

“Cada persona podrá tomar tres comidas y cinco botellas de agua a sus casas de estas áreas de distribución. La gente debe traer sus propias bolsas para la comida y el agua si les es posible.

“La presidente Christine Quinn y sus colegas en el Concejo Municipal colaboran estrechamente con nosotros y las comunidades afectadas en esta gestión, al igual que el presidente [de la Asamblea] Silver y otros funcionarios electos estatales y federales.

“De hecho, esta operación requiere una cooperación sólida entre agencias de la Ciudad, el Estado y el Gobierno federal, y con colaboradores del sector privado. Y quería agradecer particularmente al Departamento de Salud del Estado y el Departamento federal de Vivienda y Desarrollo Urbano (USHUD, en inglés) por su labor.

“Por ejemplo, habrá unos 400 miembros de la Guardia Nacional y 150 voluntarios de NYC Service involucrados en este esfuerzo, yendo puerta por puerta llevando comidas a residentes que no pueden salir de sus casas. Alguna gente está en pisos altos de edificios, sin ascensor, son ancianos y habrían tenido un verdadero problema para bajar a tierra. Nuestros problemas son asegurar que ellos sepan que hay comida disponible. Hacemos eso tocando la puerta y pasando volantes por debajo, pero también, después tenemos que llevarles las comidas y hacemos eso con el método antiguo, cogiéndola y subiéndola por las escaleras y entregándola.

“También hay involucrados unos 24 trabajadores en el Ejército de Salvación (Salvation Army, en inglés), y quería darles las gracias.

“Los suministros fueron entregados por la Agencia federal de Manejo de Emergencias en coordinación con la Oficina de Manejo de Emergencias del gobernador. Muchas compañías e individuos están realizando ofertas generosas para apoyar esta gestión en los días que siguen.

“Poner esto a funcionar ha sido una verdadera colaboración público-privada con cada nivel del gobierno y los sectores privado y no lucrativo trabajando unidos. Y quiero dar las gracias a todos los involucrados.

“El gobernador y yo hablamos regularmente durante todo esto, y él ha sido de tanta ayuda como se puede ser, y creo que la coordinación una vez más entre el Gobierno federal, el Estado, la Ciudad y el sector privado es algo que quizás nunca antes ha sido experimentado en este nivel, ciertamente con esta magnitud.

“También quería dar las gracias a Randall Stephenson; me reuní con él esta mañana. él es el ejecutivo principal de AT&T, y me aseguró que están haciendo todo para llevar el servicio de nuevo a la normalidad y funcionando. Además, AT&T traerá lo que ellos llaman ‘pods’, o sea, camiones que tienen conexión de satélite y luego tienen conexión WiFi o conexión celular desde la parte superior del camión. Si ustedes tienen AT&T en sus teléfonos móviles, podrán hablar. Eso les dará servicio de teléfono desde lugares donde las torres de celulares ya no están funcionando. Y ese camión también les ayudará a cargar sus teléfonos, otro problema cuando no tenemos la electricidad de la que hemos llegado a depender tanto.

“Estos ‘pods’ estarán en el vecindario de sus centros de distribución de agua y comidas, así que esto se acerca tanto como podemos a un solo sitio para hacer todas las diligencias. Mantendremos estos centros de distribución abiertos tanto tiempo como se necesiten, y en breve anunciaremos nuestros planes para añadir recursos adicionales en estas áreas.

“Alguna gente ha llamado y preguntado cómo pueden realizar donaciones en efectivo. Básicamente no necesitamos otras cosas. La logística de distribuir cosas y bienes enlatados como esa cuando tenemos algo de esta magnitud realmente no es un buen uso del tiempo de nadie, pero si quieren realizar donaciones en efectivo al Fondo de la Alcaldía para el Avance de la Ciudad de Nueva York (Mayor’s Fund to Advance NYC, en inglés), pueden hacerlo a través del 311 o nyc.gov. Ustedes estarán seguros de que 100 por ciento de sus donaciones van directamente a gestiones y organizaciones de socorro.

“Lo que esos serán y cómo vamos a hacerlo es algo para la semana entrante. Estamos en un punto aquí en el que solo tenemos que enfocar toda nuestra atención a cuidar de aquellos que no tienen un lugar para dormir, no tienen comida y están preocupados de si los edificios de donde vienen resistirán.

“Como he destacado por los últimos días, poner a la Ciudad de Nueva York a funcionar otra vez significa atender dos retos primordiales: Restablecer el servicio del transporte colectivo y restableceré la energía eléctrica a áreas donde ha sido interrumpida. Y hoy tenemos progreso que reportar en ambos frentes.

“Primero, en cuanto al transporte colectivo: La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, en inglés) realizó un trabajo fenomenal restableciendo parcialmente el servicio del metro en apenas unos cuantos días. Y una vez más, quería agradecer al gobernador Cuomo y al presidente de la MTA, Joe Lhota, por decidir no cobrar las tarifas en todos los trenes del Subway y los autobuses hasta finalizar el día de mañana — fue la decisión correcta. Desearía que lo hicieran todo el tiempo; desgraciadamente, no pueden hacer eso hasta que Shelly Silver idee otra forma de financiarlos. Pero nunca diría eso aquí cuando Shelly está parado junto a mí.

“En serio: Ellos también están haciendo una labor excelente poniendo al servicio de trenes interurbanos a funcionar de nuevo. Aún hay mucha gente cuyos viajes al trabajo siguen trastocados, y mucha más gente que al menos hoy pudieron volver a trabajar, pero es un viaje al trabajo muy difícil.

“Las restricciones a los vehículos de pasajeros que la Ciudad y el Estado han puesto en la mayoría de los puentes principales hacia Manhattan y en el túnel Lincoln (Tunnel) fueron implementadas hoy — y aunque ayudó a aliviar parte de la congestión severa que vimos ayer, el tránsito continúa muy denso esta mañana. Urgimos a todos a tomar el transporte colectivo cuando sea posible.

“Hoy se reanudó un servicio limitado del Ferry del río del Este (o East River). Creemos que el Ferry de Staten Island reanudará su servicio en las próximas 24 horas o algo así, y debería estar funcionando a plena capacidad para el sábado. Los tres aeropuertos que dan servicio a nuestra ciudad han reabierto sus puertas.

“Sin embargo, aún no hay servicio de Subway en Manhattan al sur de la calle 34, y entre Manhattan y el Downtown de Brooklyn.

“No hay duda de que los viajes en nuestra ciudad fueron sumamente difíciles ayer. De hecho, los caminos estaban tan congestionados que realmente nos preocupamos por lograr que pasaran vehículos de servicios de emergencia. Así que, no importa cuán inconveniente sea evitar que la gente traiga sus automóviles a la ciudad o dificultar más que lo hagan. La seguridad es, una vez más, nuestra mayor preocupación, no la conveniencia. Así que dimos algunos pasos para mitigar ese problema.

“Ayer, como saben, emití una Orden restringiendo el tránsito de automóviles que vienen a Manhattan en los cuatro puentes del East River durante las horas más ajetreadas del día y la noche a vehículos que lleven al menos tres ocupantes.

“El gobernador Cuomo ha puesto la misma restricción en vigor para el tránsito que entra a Manhattan en los puentes Triborough y Henry Hudson, y a través del Lincoln Tunnel. Las restricciones empezaron esta mañana a las 6:00 AM y siguen en vigor hasta la medianoche. También estarán en vigor desde las 6:00 AM hasta la medianoche del viernes.

“Entre los vehículos exentos de estas restricciones se incluyen vehículos comerciales, taxis, vehículos de emergencias y para discapacitados, vehículos con placas o registros de minusválidos, taxis gitanos o autos de librea y otros de alquiler, y autobuses.

“Debo observar que el Departamento de Policía (NYPD, en inglés) y el Departamento de Transporte (DOT, en inglés) están trabajando con la MTA y la Autoridad Portuaria para poner en vigor estas medidas.

“Algunos han pedido un tratamiento especial. Pero el punto final es que simplemente no estamos equipados para otorgar exenciones. Esperamos que mañana sea el último día que se apliquen estas restricciones, así que por favor sigan con nosotros. Sé que es molesto. Sé que es inconveniente, pero tenemos que pensar en la seguridad y protección de la gente aquí.

“Durante las horas pico de la mañana y la tarde, ustedes deben saber que reclutas de policía están dirigiendo el tránsito en intersecciones donde no están funcionando los semáforos.

“La noticia de Con Ed es que deberíamos tener la mayor parte de los semáforos y la electricidad para esas áreas de vuelta seguramente antes de terminar el fin de semana, y tengo la esperanza de que sea al principio del fin de semana. Algunos ya están funcionando.

“También estamos estableciendo carriles de autobuses en vías clave. Por favor manténganse fuera de los carriles de autobuses si no andan en un autobús. También reanudamos limitadamente el servicio del ferry del río del Este desde Brooklyn y Queens hasta los embarcaderos en la calle East 34th y el Bajo Manhattan.

“Y urjo vehementemente a todos a no traer sus automóviles a Manhattan si tienen cualquier otra opción de viaje, incluso caminando a través del puente. Por favor háganlo, probablemente será más rápido que traer sus autos.

“Con Ed, como dije, está logrando progreso en el restablecimiento del servicio eléctrico. Desde ayer, las luces han vuelto para muchas personas en el Sur de Brooklyn, en Staten Island y en algunas partes pequeñas del Bajo Manhattan. Y equipos de trabajo desde lugares tan lejanos como California están trabajando las 24 horas para restablecer la energía en toda la ciudad.

“La mayoría de ellos están trabajando donde hay líneas aéreas y ha caído una enorme cantidad de árboles. Ellos enfrentan una tarea gigantesca. En la actualidad, unos 534,000 clientes, en toda la ciudad siguen sin servicio eléctrico.

“La buena noticia es que aproximadamente 40 por ciento de ese total — unos 228,000 — están en Manhattan, la mayor parte de ellos concentrados al sur de la calle 34. Cuando Con Ed arregle una estación, muchísimos de ellos podrían recuperar la luz muy rápidamente. Es un trabajo más fácil que ir a arreglar líneas para cada cliente individualmente.

“Hay unos 43,000 clientes sin energía en los Rockaways, y Con Ed también se está concentrando allí. Estas son cifras enormes — pero han disminuido sustancialmente comparado con los 643,000 clientes que no tenían energía ayer cerca de esta hora.

“La tarea de restablecer la energía va a requerir mucho tiempo; pero la buena noticia es que ellos están trabajando agresivamente. De hecho, Con Ed me informa de que están logrando un progreso muy bueno, incluso un poquito mejor que lo que habían anticipado.

“Ellos también nos dicen que hay partes de la ciudad con servicio de líneas de electricidad sobre tierra que podrían no estar resueltas hasta el final de la semana entrante. Solo hay un número de ellos, tendríamos a equipos de voluntarios de todo el país, pero es simplemente un trabajo enorme y hay que subir en una cubeta con una grúa y arreglar cada uno cuando se llega.

“Mientras tanto, para todas las personas sin electricidad, si están usando velas, y no puedo resaltar esto suficientemente, tengan sumo cuidado. No las dejen arder toda la noche, y no las dejen desatendidas.

“Dije esto ayer, y después anoche, tuvimos un incendio grave en los Rockaways que fue empezado por velas. Simplemente no necesitamos más muertes.

“Ayer anunciamos que el hospital Bellevue estaba siendo evacuado. Ayer había 700 pacientes en el mismo; esta mañana hay siete, y serán evacuados en breve.

“Hay unas 6,800 personas en centros de evacuación de nuestra ciudad. Hoy estamos consolidando nuestro sistema de albergues o refugios; donde ha habido 76, muchos de ellos solo han tenido a unas cuantas personas quedándose en ellos. Vamos a consolidar eso a 15, y trasladaremos a la gente a esos sitios si no pueden irse a casa.

“Una vez más, puede ser un poquito inconveniente, pero necesitamos a las escuelas de vuelta para que se alisten para la semana próxima, y simplemente no tenemos suficiente personal para que trabaje en un centro donde no hay demanda.

“No se equivoquen, sin embargo: Los refugios estarán disponibles para personas que los necesiten, simplemente es posible que no sean tan convenientes como les gustaría a todos.

“Los voluntarios y empleados de la Ciudad que trabajan en estos albergues han realizado una labor fenomenal, y quería darles gracias. También quería agradecer a los neoyorquinos que han dicho presente para donar, servir como voluntarios o proporcionar cualquier otra ayuda.

“También quiero agradecer a los funcionarios electos en la ciudad que han sido de tanta ayuda durante este tiempo.

“Antes de tomar preguntas, permítanme resumir algunos elementos clave adicionales de nuestra recuperación. Abriremos la mayoría de parques y áreas de recreo de la Ciudad para las 8 AM del sábado. Ustedes pueden visitar nyc.gov para más información. Mientras tanto están cerrados; por favor permanezcan fuera de ellos hasta que digamos que es seguro el regresar.

“Aún pueden caer árboles. Hay muchísima agua que los hace menos estables, y ante el mínimo golpe del viento o sin motivo pueden ceder — trágicamente hemos tenido a demasiadas personas muertas por árboles cayendo sobre ellos. Ayer había dos niños adentro jugando, y un árbol colapsó [sobre] la casa y los mató a ambos.

“Nuestras playas: Por favor manténgase alejadas de ellas. No son seguras. Debido a descargas del sistema de alcantarillado durante el huracán, el agua podría estar contaminada. Por favor no se metan en los ríos Hudson y del Este, el Puerto de Nueva York, la bahía Jamaica o [la cañada] Kill Van Kull, ni en canoas o kayaks o para surfear con vela o nada así hasta nuevo aviso. Simplemente no necesitamos otro desastre, y no es seguro.

“Incidentalmente, en cuanto al agua, el suministro de agua de la Ciudad es seguro. Seguimos probándolo y examinándolo. Hubo un artículo en el diario que decía que la oficina federal de Centros de Control de Enfermedades (CDC, en inglés) decía que la hirvieran. La oficina de Centros de Control de Enfermedades niega categóricamente haber dicho eso, no se de dónde salió la historia. El agua de nuestros grifos es probada una y otra y otra vez, y pusimos cloro adicional en ella solo como un poco de precaución, así que, si sabe un poco rara, eso es por su propio interés.

“Los maestros, directores y personal de las escuelas públicas deben reportarse a trabajar en sus escuelas mañana en la mañana. Planeamos reabrir las escuelas públicas para clases el lunes, y tenemos mucho trabajo que hacer a fin de estar listos después de que estos niños han estado fuera de la escuela por una semana.

“Ayer describimos un paquete de medidas que el equipo de desarrollo económico de la Ciudad ha organizado para ayudar a los negocios a recuperarse de la tormenta. Estas incluyen a préstamos de emergencia a bajo costo, y una prórroga de impuestos de ventas para las compras de materiales de reconstrucción. Llamen al 311 o visiten nyc.gov para más detalles.

“Y todos los neoyorquinos afectados por Sandy pueden registrarse para ayuda con la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés). Visiten DisasterAssistance.gov o llamen a la Agencia federal de Manejo de Emergencias, 1-800-621-3362. Eso es 1-800-621-3362.

“Las inspecciones de la grúa en la calle West 57th están completas, y hoy el Departamento de Edificios está revisando el plan para garantizarlo.

“Me alegra decir que la Ciudad ya ha revocado la prohibición a obras de construcción en exteriores que impusimos antes de la tormenta. Eso pondrá a mucha gente a trabajar de nuevo, y creo que es justo decir que gracias a las compañías de construcción por toda la ciudad. Casi no hubo casos de materiales volados por el viento en estos edificios, en una de las tormentas más fuertes que jamás hayamos visto, así que ellos realmente escucharon e hicieron un buen trabajo.

“Creo que ese es una buena forma de resumir la recuperación de hoy, la recuperación de Nueva York está en camino. Nueva York está empezando a construir de nuevo.

“Permítanme ceder el turno a Shelly Silver”.

 







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Marc La Vorgna / John McCarthy  





SIGA CONECTADO

TwitterTwitter   TwitterYouTube   FlickrFlickr

Mas Recursos
Vea el video (en inglés)