Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 285-11
4 de agosto de 2011

EL ALCALDE BLOOMBERG Y EL GOBERNADOR CUOMO ANUNCIAN AMPLIACIÓN DE LA SEDE DE OPPENHEIMER EN EL BAJO MANHATTAN

La compañía creará 100 empleos nuevos en la Ciudad de Nueva York y aumentará su presencia total en el sur de Manhattan a más de 1,100 empleados

El alcalde Michael R. Bloomberg y el gobernador Andrew M. Cuomo anunciaron hoy que Oppenheimer & Co., una reconocida firma de servicios financieros, hará del Bajo Manhattan su hogar a largo plazo con la expansión de sus oficinas corporativas e invertirá $15 millones en sus nuevas oficinas de 85 Broad Street como resultado de una restructuración a gran escala de sus oficinas en la Ciudad de Nueva York.  A fin de motivar a Oppenheimer & Co. a retener e incrementar su presencia en el Downtown, la Corporación de Desarrollo Económico de la Ciudad (NYCEDC, en inglés) y la Corporación de Desarrollo Empire State (ESDC, en inglés) colaboraron estrechamente con Oppenheimer para desarrollar un plan que asegure hasta $3 millones de la Subvención federal para creación y retención de empleos en el World Trade Center (WTC Job Creation & Retention Program Grant, en inglés).

“Tras los ataques del 11 de Septiembre, nos comprometimos firmemente a reconstruir el Bajo Manhattan y hacerlo más atractivo que nunca para vivir y hacer negocios”, dijo el alcalde Bloomberg.  “El anuncio hoy de que Oppenheimer & Co. trasladará a miles de empleos hacia el Bajo Manhattan es la más reciente evidencia de que nuestras gestiones están dando resultado.  Solo en los últimos seis años, más de 280 firmas en una amplia gama de industrias se han mudado al Bajo Manhattan, y miles de unidades de vivienda nuevas han sido construidas en el vecindario”.

“La retención y ampliación de las compañías de servicios financieros reconocidas mundialmente de Nueva York es crucial para revitalizar al Bajo Manhattan y restablecer nuestra posición como la capital financiera del mundo”, dijo el gobernador Cuomo.  “Desde el mantener empleos de Nueva York en manos de los neoyorquinos hasta la creación de nuevos empleos para una economía más sólida, proyectos como estos envían un mensaje claro de que Nueva York está abierta para los negocios y lista para triunfar”.

“Nos complace nuestra decisión de permanecer en la Ciudad de Nueva York, donde ha estado ubicada nuestra compañía por más de 130 años”, dijo Albert “Bud” Lowenthal, presidente del directorio y CEO de Oppenheimer & Co.  “Nuestra nueva sede en el Downtown de Manhattan nos permitirá consolidar nuestras operaciones en un solo lugar mientras que reducimos nuestros costo total de ocupación.  Estos ahorros de costos nos permitirán reinvertir estos ahorros para acrecentar nuestro negocio en la Ciudad de Nueva York y el resto del país.  Apreciamos la asistencia proporcionada por el Estado de Nueva York y la Ciudad de Nueva York para hacer posible esta decisión”.

“El anuncio de hoy es una prueba positiva de que el Bajo Manhattan seguirá siendo el centro del mundo financiero en años venideros”, dijo el senador Charles E. Schumer.  “La decisión de Oppenheimer & Co’ de ampliar sus oficinas corporativas en el Downtown es un testimonio del éxito de nuestras gestiones de revitalización tras el 11-S, y envía otra señal clara de que el Bajo Manhattan no solo está en pie de nuevo, sino que está avanzando a toda marcha”.

“Por 10 años difíciles y ajetreados, hemos trabajado duro para reconstruir el Bajo Manhattan y recuperarnos de la devastación total del 11-S”, dijo el representante Jerry Nadler.  “Poco a poco, el Downtown se ha regenerado y resurgido como un centro nuevo y dinámico para la economía y la vida cotidiana de la Ciudad.  La presencia y ampliación de Oppenheimer and Co, que traerá más empleos y desarrollo económico al Downtown, es una señal bienvenida y alentadora de progreso”.

“Este es otro paso clave en nuestro esfuerzo en curso para reconstruir esta comunidad al crear empleos, atraer a nuevos residentes y negocios, y mostrar al mundo que el Bajo Manhattan es más fuerte que nunca”, dijo el presidente de la Asamblea estatal Sheldon Silver.  “Esta inversión de Oppenheimer & Co., junto con los nuevos parques, escuelas y vivienda que hemos construido en la última década, muestran claramente que el Bajo Manhattan es no solo la capital financiera del mundo, sino también uno de los vecindarios más grandiosos de nuestra ciudad para vivir, trabajar y criar a una familia”.

“La expansión de Oppenheimer & Co. es otra señal más de que la reconstrucción del Bajo Manhattan es real y avanza a todo vapor”, dijo el senador estatal Daniel Squadron.  “Desde nuevos empleos y negocios hasta espacios abiertos revitalizados, el Bajo Manhattan continúa siendo uno de los mejores lugares en la ciudad donde vivir y trabajar.  Estamos emocionados de que Oppenheimer haya hecho de nuestra comunidad su hogar a largo plazo”.

Creado por el Departamento federal de Vivienda y Desarrollo Urbano (USHUD, en inglés) y administrado por la Corporación de Desarrollo Empire State en cooperación de la Corporación de Desarrollo Económico de la Ciudad de Nueva York, el subsidio y otros beneficios disponibles en el Bajo Manhattan aseguraron en última instancia la continuidad de la presencia de Oppenheimer en Nueva York, evitando su potencial mudanza a Nueva Jersey y la pérdida de más de 1,000 empleos en servicios financieros.  Bajo los términos del acuerdo, Oppenheimer & Co. se comprometen a mantener su sede y empleos en el Bajo Manhattan por un mínimo de 10 años, y solo puede solo adquirir todos los beneficios bajo el subsidio si añade 100 empleos en los próximos cinco años.

El Programa de creación y retención de empleos financiado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano fue aprobado en 2002 para ayudar a negocios en el Bajo Manhattan que se comprometieran a permanecer o crecer en el Downtown tras los eventos del 11 de septiembre de 2001.  Desde su inicio, más de $257 millones en subvenciones del Programa de creación y retención de empleos han ayudado a lograr el compromiso de permanencia, ampliación o mudanza al Bajo Manhattan de 70 compañías, creando y reteniendo más de 67,000 empleos en el sector.

“Mientras la economía de la Ciudad de Nueva York se hace más diversa, el sector de servicios financieros continúa siendo una base crítica de nuestra competitividad global”, dijo el vicealcalde de Desarrollo Económico Robert K. Steel.  “La decisión de Oppenheimer de invertir en el Bajo Manhattan es una prueba no solo del continuo rol de Nueva York como la capital financiera mundial, sino del resurgimiento del Bajo Manhattan”.

“El redesarrollo del Bajo Manhattan, que sigue ganando ímpetu, es crucial para el futuro de la economía de nuestra Ciudad y nuestro Estado”, dijo Seth W. Pinsky, presidente de la Corporación de Desarrollo Económico.  “La decisión de Oppenheimer & Co. de conservar su sede en el Bajo Manhattan es un voto más de confianza en la revitalización del área”.

“Proyectos como estos apoyarán y fortalecerán la industria de servicios financieros de Nueva York para asegurar que se mantenga como empleador y fuerza económica clave en la Ciudad de Nueva York”, dijo el presidente, CEO y comisionado de la Corporación de Desarrollo Empire State, Kenneth Adams.  “El Programa de creación y retención de empleos del World Trade Center fue desarrollado con compañías como esta en mente para proveer el mayor retorno posible para los contribuyentes y alentar a negocios a crecer e invertir en Nueva York.  Trabajando con el gobernador Cuomo y la Ciudad, seguiremos identificando y proveyendo las herramientas que negocios financieros necesitan para generar la oportunidad económica en la Ciudad y en todo el estado”.

Antes de llegar a un acuerdo, Oppenheimer había considerado oportunidades para consolidar y reubicar a más de 1,000 de sus 1,400 empleados de la Ciudad de Nueva York, incluyendo las 580 personas de su sede nacional, en el 125 de la calle Broad, al Bajo Manhattan o a Jersey City, Nueva Jersey.

Durante este tiempo, Nueva Jersey aclaró que podría ofrecer importantes ahorros a la compañía en el costo de bienes raíces debido a los bajos alquileres y costos de mejoras para los inquilinos, además de sus sólidos programas de incentivos, a fin de atraer a 1,111 empleados de Oppenheimer en la Ciudad de Nueva York (de todas maneras, la compañía tenía planes de mantener su departamento de Administración de Patrimonios — con sus 295 empleados, en el Midtown de Manhattan).







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Stu Loeser / Andrew Brent   (212) 788-2958

Josh Vlasto (Governor)   (518) 474-8418

Patrick Muncie / Kyle Sklerov   (Economic Development Corporation)
(212) 312-3523

Austin Shafran / Elizabeth Mitchell (ESDC)   (800) 260-7313



SIGA CONECTADO

TwitterTwitter   TwitterYouTube   FlickrFlickr
Mas Recursos