Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 273-11
27 de julio de 2011

EL ALCALDE BLOOMBERG Y EL CANCILLER ESCOLAR ANUNCIAN RESULTADOS DE LA NUEVA POLÍTICA DE TITULARIDAD DE LOS MAESTROS

El nuevo marco de trabajo basado en evidencias es parte de la gestión para elevar los estándares de los docentes y mejorar la rendición de cuentas en nuestras escuelas

58% de los maestros elegibles este año recibieron una posición titular, comparado a 97% en el año 2007

El alcalde Michael R. Bloomberg y el canciller del Departamento de Educación (DOE, en inglés) Dennis M. Walcott anunciaron hoy que, desde la implementación por la Ciudad de un nuevo marco de trabajo para evaluar la efectividad de los maestros en diciembre de 2010, un análisis de decisiones relacionadas con la titularidad de los docentes muestra que los directores de escuelas adoptaron un enfoque más riguroso, resultando en menos aprobaciones de posiciones titulares. De los 5,209 docentes que recibieron decisiones este año, 58 por ciento fueron aprobados como profesores titulares, comparado a 97 por ciento en el año lectivo 2006-07. Para 42 por ciento de los maestros, los directores recomendaron demorar o denegar las decisiones de titularidad, concluyendo que no había suficiente evidencia para otorgar a esos maestros un empleo de por vida; en el 2006-07, solo 3 por ciento recibieron rechazos o extensiones similares.  De este 42 por ciento, a 39 por ciento se les prorrogó la decisión sobre su titularidad, y a otro 3 por ciento se les negó.  El alcalde Bloomberg realizó el anunció en el edificio Tweed Courthouse, sede del Departamento de Educación.

“Cada niño merece un maestro excelente, y en la Ciudad de Nueva York, tenemos la suerte de contar con muchos de ellos”, dijo el alcalde Bloomberg.  “Pero, justo al igual que estamos comprometidos a elevar estándares para nuestros estudiantes, también estamos elevándolos para nuestros maestros.  Hacer de la titularidad una distinción ganada en vez de un derecho automático ayudará a nuestros docentes a mejorar y asegura que más de ellos puedan convertirse no solo en buenos maestros, sino en maestros excelentes.  Eso es lo que merecen nuestros niños y lo que esperan nuestros padres de familia”.

“Nuestras escuelas realmente acogieron la idea de que una titularidad para toda la vida debería ser un honor reservado a nuestros maestros más efectivos, no que se conceda de manera automática”, dijo el canciller Walcott.  “Confío en que este sistema beneficiará tanto a nuestros maestros ― con retroalimentación regular y oportunidades para mejorar ― como para nuestros niños, quienes merecen maestros de alta calidad en las aulas”.

En septiembre de 2010, en un discurso de presentación ante la conferencia de Educación Nacional de la cadena National Broadcasting Corporation (NBC), el acalde Bloomberg juró poner un fin a la titularidad en las contrataciones.  Tras el discurso del alcalde, el Departamento de Educación desarrolló y publicó una nueva estructura que requiere a los directores de escuelas que provean una explicación detallada para sus recomendaciones de posiciones permanentes.  La nueva política instruye a los directores a que hagan recomendaciones para posiciones titulares en base a tres categorías: estándares más elevados de prácticas docentes, prueba del aprendizaje estudiantil y contribuciones a la comunidad escolar.  En cada una de estas tres categorías, los maestros reciben una calificación en una escala de cuatro puntos — ineficaz, en desarrollo, eficaz o sumamente eficaz.  Para ser recomendados para la titularidad, los maestros deben recibir una calificación de eficaz o sumamente eficaz en las tres categorías por un mínimo de dos años consecutivos.  Los directores califican a los maestros en base a la evidencia de observaciones en las aulas, la calidad del trabajo estudiantil, el progreso en las evaluaciones estudiantiles estatales, y asistencia y retroalimentación de los padres de familia, entre otras medidas.  Se dio consideración especial a avances mostrados en poblaciones muy necesitadas, incluyendo estudiantes con discapacidades, estudiantes que están aprendiendo a hablar inglés y estudiantes mayores y que tienen menos créditos de los requeridos.

En la Ciudad de Nueva York, un maestro que ha completado su “período de prueba” o sus primeros tres años de enseñanza, es elegible bajo las leyes estatales para una revisión hacia una posición titular.  Este año, 5,707 maestros tenían derecho a la revisión de titularidad.  342 de ellos tomaron una licencia o tuvieron un cambio en su permiso profesional en la cual la decisión de titularidad fue prorrogada a una fecha futura.  129 terminaron completamente su relación con el sistema, y 27 aún tienen decisiones pendientes.  De los 5,209 restantes:

  • A 58% de los maestros se les aprobó sus decisiones de titularidad, comparado a 97% en 2007;
  • A 39% de los maestros se les prorrogó su decisión de titularidad este año, a comparación de 2% en el 2007;
  • A 3% de los maestros se les denegó la titularidad, a comparación de 1% en 2007.






CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Stu Loeser / Julie Wood   (212) 788-2958

Natalie Ravitz / Matt Mittenthal   (Department of Education)
(212) 374-5141




Mas Recursos
Vea las fotos (en inglés)
Vea el video (en inglés) en 92k o 512k