Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 120-09
16 de marzo de 2009

EL ALCALDE BLOOMBERG ANUNCIA DICTAMEN CLAVE EN DEMANDA LEGAL PARA COBRAR $195 MILLONES EN INGRESOS FISCALES DE VENTA ILEGAL DE CIGARRILLOS

Durante la crisis fiscal, cuando cada dólar de impuestos es crucial, aún quedan por cobrar millones de dólares en impuestos

Juez federal niega las “defensa de soberanía” a vendedores de cigarrillos en las reservas indígenas de Long Island

El alcalde Michael R. Bloomberg, la comisionada del Departamento de Finanzas (DOF, en inglés) Martha Stark y el abogado de la Ciudad de Nueva York, Michael A. Cardozo anunciaron hoy una decisión significativa en la demanda entablada por el Gobierno municipal contra vendedores de cigarrillos en una reserva indígena de Long Island que sirve como fuente mayor de contrabando de cigarrillos hacia la Ciudad de Nueva York.  Las pérdidas de impuestos provenientes de las ventas realizadas por los ocho negocios demandados suman $195 millones para la Ciudad y $525 millones para el Estado de Nueva York.  La jueza Carol Bagley Amon, de la corte federal del Distrito Este en Brooklyn dictaminó hoy que las tiendas no estaban protegidas de la demanda judicial presentada por la Ciudad por la inmunidad soberana que puede prohibir demandas legales contra ciertas tribus indígenas y negocios indígenas.  El tribunal halló que los vendedores de cigarrillos ubicados en la reserva Poospatuck de Mastic, Long Island, no cumplían los requisitos necesarios para mostrar que los negocios de cigarrillos estaban operando como parte de la actividad económica propia de la tribu, en parte porque los dueños de tiendas, no la tribu misma, eran los beneficiarios de los negocios.

“Los $195 millones en ingresos de impuestos de cigarrillos por cuyo cobro hemos estado demandando judicialmente podrían usarse para modernizar un hospital público o contratar casi 3,000 oficiales de policía, bomberos o maestros nuevos”, dijo el alcalde Bloomberg.  “A medida que todos nos esforzamos juntos para hacer más con menos, es sumamente injusto para los contribuyentes laboriosos permitir que una compañía evada sus responsabilidades”.

El tribunal también dictaminó que las tiendas podían ser demandadas bajo la Ley federal de Tráfico y Contrabando de Cigarrillos, un estatuto diseñado para prevenir el tráfico de cigarrillos sin pago de impuestos, porque la reserva de Long Island no califica como “País indígena”, una designación reservada para tribus indígenas reconocidas por el Gobierno federal.  La decisión allanó el camino para una audiencia que ha sido programada en forma tentativa para el 11 de mayo, en la cual al corte federal podría determinar la emisión de un mandato judicial prohibiendo que los vendedores de cigarrillos en la reserva vendan cigarrillos al público sin pagar impuestos.

La demanda, anunciada en septiembre del 2008, fue presentada en la Corte Federal del Distrito del Este de Nueva York contra ocho comercios de Long Island ubicados en la reserva indígena de Poospatuck por la venta ilícita de cantidades masivas de cigarrillos en las que no se han pagado los impuestos estatales y locales, en violación de la Ley Federal de Contrabando y Tráfico de Cigarrillo y leyes estatales.  Desde el 2004, la investigación municipal ha documentado las ventas de estos comercios de reservaciones de casi 24 millones de cartones de cigarrillos de contrabando.  Aunque a los residentes de las reservas indígenas se les permite comprar cigarrillos libres de impuestos para uso personal, las cifras de las ventas significarían que cada residente de esta reservación, incluyendo los niños, fuman 19,200 cigarrillos cada día.  Solo las pérdidas fiscales de las ventas de estos ocho comercios suman $525 millones en impuestos estatales y hasta unos $195 millones adicionales para la Ciudad, y la pérdida total para la Ciudad y los contribuyentes del Estado de las ventas fraudulentas de cigarrillos en las reservaciones indígenas suman más de $1 mil millones al año.  Una demanda similar ha sido presentada por el condado Suffolk recientemente contra los mismos comercios.

Las investigaciones adicionales realizadas por la Ciudad a través de récords de arrestos provistos por el fiscal general y el Departamento de Policía del condado Suffolk han mostrado que un flujo constante de cigarrillos libres de impuestos son transportados a la Ciudad, y otros lugares dentro y fuera del estado de Nueva York, por contrabandistas de cigarrillos que compran grandes cantidades a los cigarrillos de vendedores en estas reservas.  Los cigarrillos son vendidos en la ciudad, no solo elevando las pérdidas fiscales descritas anteriormente, sino lastimando además a comercios legales y socavando a los programas de prevención del hábito de fumar.

“Este es paso significativo hacia la nivelación el terreno de juego para los comercios que obedecen la ley y asegurar que la Ciudad cobre los tan necesitados ingresos fiscales”, dijo la comisionada Stark.

“Creemos que el juez interpretó apropiadamente el estatuto en esta decisión, y creemos que su fallo establece un precedente legal importante al negar a los acusados la habilidad de esconderse detrás de la inmunidad de soberanía”, dijo el abogado de la Ciudad de Nueva York, Michael A. Cardozo.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Stu Loeser / Jason Post   (212) 788-2958

Kate Ahlers   (Law Department)
(212) 788-0400

Owen Stone   (Department of Finance)
(212) 669-2275



SIGA CONECTADO

TwitterTwitter   TwitterYouTube   FlickrFlickr
Mas Recursos