Formato Amistoso con la Impresora Envíe a un Amigo


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 457-08
17 de noviembre de 2008

EL ALCALDE BLOOMBERG PRESENTA A RANDI WEINGARTEN, PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN UNIDA DE MAESTROS, EN DESAYUNO DEL CLUB NACIONAL DE PRENSA

A continuación se presenta el texto de las palabras pronunciadas por el alcalde Bloomberg.

“Gracias, Chuck, y buenos días a todos.  Estoy encantado de ver tanta gente.  Usualmente, Randi es una propulsora de que hay no más de 20 personas escuchando por cada persona que habla.  Ella incluso intenta incluir eso en nuestros contratos.  Pero ahora que está aquí en Washington, ella ha adoptado la política de nuestro senador mayor de Nueva York — ‘No dejen un micrófono detrás’”.

“De modo que, si ustedes creen que esta es la última vez que van a oír de ella, lo lamento, tengo noticias para ustedes, en Nueva York no tenemos que escuchar, pero ustedes aquí en Washington, sí.  De todas maneras, estamos aquí para discutir el resultado de la histórica elección de este año, una de la cual Washington aún está hablando y en la que los equipos de transición están trabajando tan duro.  Ella está trayendo realmente ‘cambio en el que podemos creer’.  De modo que, Randi: Felicitaciones por tu elección”.

“Estoy realmente feliz por ti, fuera de bromas.  Es el trabajo perfecto.  Requiere todos tus increíbles talentos y tu vasta experiencia.  También significa que ya no tendré que negociar directamente contigo.  Al menos, cuando dejes de ser presidente de AFT y jefa de la UFT.  ¿No es esto algún tipo de violación, el ocupar dos posiciones a la vez?  Quiero decir, después de todo, yo estoy luchando para conservar un solo empleo.

“La verdad es que Randi puede ser una negociadora realmente dura.  Por ejemplo, hace aproximadamente un año, cuando el canciller escolar de la Ciudad, Joel Klein, y yo presentamos nuestra propuesta de bonos para las escuelas en la mesa de negociaciones con la UFT, Randi me dijo: ‘Bueno, en la Ciudad de Nueva York ya tenemos pago por desempeño, y por eso es que el alcalde gana un dólar por año’”.

“La verdad es que sí, logramos un acuerdo en cuanto a ese plan de bonos, y es uno — creo — que realmente establece un precedente para sistemas escolares en todo el país para recompensar maestros buenos por trabajar en escuelas muy necesitadas.  Y creo que es un ejemplo de cómo, al trabajar juntos los representantes laborales y la administración en Nueva York, no solo hemos aumentado los salarios de los maestros en 43 por ciento desde el 2002; también hemos señalado un rumbo para dar a nuestros estudiantes las mejores escuelas en una ciudad grande en la nación.  Y en mi opinión, la relación entre nuestro Gobierno municipal y la UFT — sin contar con la cobertura de prensa — muestra justo lo que puede lograrse trabajando unidos.

“Los sindicatos deben tener la voluntad de ser flexibles, y las ciudades deben tener la voluntar de tratar a los maestros como los profesionales que son — incluyendo el pagarles bien.  Y creo que esa es la clave para lograr avances; ambas cosas deben ser ciertas.  En el 2002, Randi proporcionó un respaldo crucial a nuestros esfuerzos para lograr la responsabilidad de la Alcaldía por las escuelas municipales.  Y lo que hemos logrado en nuestras escuelas desde entonces: desde reformas sobre las reglas de trabajo hasta la extensión del día de escuela para los estudiantes que lo necesitan; hasta, por primera vez, dar a todas nuestras escuelas un presupuesto justo; hasta lanzar el plan de bonos para las escuelas que mencioné antes.  Todas estas medidas muestran que, aunque los intereses de la administración escolar y los sindicatos de maestros no son siempre los mismos, y no siempre estaremos de acuerdo en todo, podemos hallar maneras de trabajar unidos, y eso incluye nuestra capacidad para hallar territorio común en asuntos que por mucho tiempo han sido considerados como asuntos ‘del tercer carril’.

“Las escuelas de todas partes necesitan una gran infusión de ese tipo de cooperación.  Esta mañana, Randi va a hablar de ‘tomar las decisiones correctas sobre educación y la economía’.  Estas decisiones son realmente cruciales para el futuro de nuestra nación.  Nuestras escuelas son los motores que impulsan nuestra economía, pero, por demasiado tiempo, ese motor — creo — ha estado estancado en la marcha neutra.  Y por ello estamos perdiendo empleos especializados a naciones que están afilando más agresivamente sus ventajas competitivas a través de la educación.

“Si vamos a cambiar eso, debemos tener el valor de tomar un nuevo enfoque audaz para reformar la educación — una voluntad para tomar ideas buenas de cada parte del espectro político, para abordar asuntos tales como el mejorar fundamentalmente el atractivo — y la responsabilidad — de la profesión de la enseñanza.  Y creo que la clase de cambios innovadores que hemos logrado en la Ciudad de Nueva York pueden ser un modelo para el nuevo Congreso y para el presidente electo Obama — y dichos cambios deben ser una prioridad mayor.

“Existe un pacto entre los maestros y el Gobierno, y es que el público debe tener la voluntad para buscar en sus bolsillos y cobrarse ellos mismos un impuesto para pagar justamente a nuestros maestros.  Queremos los mejores y más brillantes, y nunca me he avergonzado de decir que los que trabajan arduamente y realmente marcan una diferencia merecen ser compensados, y creo que mejor compensados que los que no lo hacen.  Todos queremos las mejores cosas de la vida.  Ninguno de nosotros eligió la educación, o el servicio público, para enriquecernos; esas son dos profesiones donde uno no puede hacer eso.  Por otro lado, siempre he querido que las personas al frente de la clase se preocupen sobre cómo mejorar la experiencia educativa para los estudiantes delante de ellos, y que no que se preocupen de cómo van a pagar sus hipotecas o si este año pueden costearse unas vacaciones.

“Así que esta mañana, me complace presentar a alguien que ciertamente está lista, creo, para poner una reforma educativa adelante.  Ella y yo hemos trabajado juntos.  Hemos desayunado juntos cada par de semanas en el mismo comedor griego, aunque diré que una vez ella buscó en sus bolsillos para pagar la cuenta.  Y ella sí que gana mucho más que yo.  Ella es alguien que ya ha mostrado la visión y voluntad para ayudar a encauzar las escuelas de nuestro país en nuevas direcciones; ella lo ha hecho en la Ciudad de Nueva York.

“Y si alguien cuestiona si Randi Weingarten sabe qué hacer para mejorar la educación y ayudar a sus miembros — que, a propósito, es la verdadera labor de un líder sindicalista — solo miren a la Ciudad de Nueva York.  En la Ciudad de Nueva York tenemos casi 80,000 maestros.  Cuando asumí el cargo perdíamos casi 12,000 al año debido a las jubilaciones y renuncias, y tuvimos problemas ocupando esas 12,000 plazas con maestros certificados.  Hoy tenemos unos 50,000 maestros al año de todo el país que solicitaron para enseñar en el sistema escolar de la ciudad, y solo tenemos casi 5,000 vacantes sobre una base de 80,000.  Eso indica que entre los maestros, ellos reconocen que hay una oportunidad de realmente enseñar, reconocen que hay una oportunidad de desarrollar sus destrezas, y reconocen que hay una oportunidad de vivir en una gran ciudad y ser pagado justamente.  Y mucho de ello se debe a dos personas que trabajan juntas, Randi Weingarten y Joel Klein.  Ellos no siempre se llevan bien, y Randi no tendrá comentario cuando digo eso, pero creo sinceramente que ambos han hecho enormes aportaciones al futuro de este país y en particular al futuro de los 1.1 millones de niños en edad escolar que cada día asisten al sistema de escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York.  Así que permítanme presentar a la mujer de visión — ustedes se la ganaron aquí en Washington, no la envíen de regreso —, la presidente de la UFT, Randi Weingarten”.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE DIFUSIÓN:


Stu Loeser   (212) 788-2958




Mas Recursos