Formato Amistoso con la Impresora Envíe a un Amigo


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 168-07
31 de mayo de 2007

EL ALCALDE BLOOMBERG LLAMA A LOS LEGISLADORES ESTATALES A PERMITIR LA OPERACIÓN DE UNA ESTACIÓN DE TRANSBORDO MARÍTIMO EN EL MUELLE DE GANSEVOORT

La pieza es el último obstáculo legislativo para ejecutar el histórico Plan para el Manejo de Desechos Sólidos de la ciudad que asegurará que cada condado pueda manejar su propia basura

El alcalde Michael R. Bloomberg y la portavoz del Concejo Municipal Christine C. Quinn pidieron hoy a los legisladores del estado que aprueben legislación que autorizaría la construcción y operación de una estación detransbordo marítimo(MTS, en inglés) para el manejo de papel reciclable, metal, vidrio y plástico en el Muelle (Pier) 52 de la península Gansevoort en Manhattan.  La MTS de Gansevoort es un elemento crítico del histórico Plan de Manejo de Desechos Sólidos (SWMP, en inglés) aprobado en julio del 2006 por el Concejo Municipal.  Al entrar en operación, la MTS de Gansevoort manejaría metales reciclables, vidrio y plástico generados en Manhattan que en la actualidad son transportados en camiones a instalaciones en el Bronx, Brooklyn y Nueva Jersey.  Además, la nueva instalación liberará capacidad en una estación de transbordo existente en la Calle 59 en el río Hudson para manejar la basura comercial de Manhattan.  La MTS de Gansevoort ayudará a lograr una de las más importantes metas del SWMP: asegurar que cada condado tenga la capacidad para manejar su propia basura y productos reciclables.  Construir la estación requiere una enmienda a la Ley del Parque del Río Hudson, que debe ser aprobada por el senado y la asamblea del Estado y promulgada.

Durante el anuncio, se unieron al alcalde y la portavoz Quinn el comisionado del Departamento de Sanidad Pública (DSNY, en inglés) John Doherty; el presidente del Comité de Sanidad Pública y Manejo de Desechos Sólidos Michael E. McMahon; las concejalas Sara González, Letitia James y Melissa Mark-Viverito; los concejales David Yassky y Robert Jackson; la concejala Diana Reyna; Alison Cordero, de OWN (Organization of Waterfront Neighborhoods) y las organizaciones OUTRAGE (Organizations United for Trash Reduction and Garbage Equity) de Williamsburg y Greenpoint; Alison Hirsch, de la New York League of Conservation Voters; Ramón Cruz, de Environmental Defense; Elena Conte, de Sustainable South Bronx; Joan Levine, de la West Harlem Sanitation Coalition; y Elizabeth Yeampierre, de NYC Environmental Justice Alliance y UPROSE (Organización de Puertorriqueños Unidos de Sunset Park).

“Nuestro histórico Plan de Manejo de Desechos Sólidos es responsable con el medio ambiente y económicamente sustentable, y se basa en la idea de que cada condado — incluyendo a Manhattan — debe asumir la responsabilidad de manejar sus propios desperdicios y reciclables”, dijo el alcalde Bloomberg.  “El Concejo aprobó abrumadoramente el Plan de Manejo de Desechos Sólidos porque es justo para todos los neoyorquinos.  Autorizar la operación de una estación de transbordo marítimo en el Muelle de Gansevoort es el próximo paso importante para lograr una ciudad mejor y más verde.  Es hora de que la legislatura estatal haga lo correcto y apruebe esta enmienda a la Ley del Parque del Río Hudson”.

“Por demasiado tiempo, la carga de la basura municipal ha caído a un número limitado de comunidades de los condados exteriores”, dijo la portavoz Quinn.  “El año pasado, el Concejo se enorgulleció de trabajar con la Administración para aprobar un Plan de Manejo de Desechos Sólidos construido sobre los principios de equidad en los condados y responsabilidad medioambiental.  Me enorgullece que mi distrito tenga la oportunidad de jugar un rol importante en este plan, con una estación de transbordo para reciclaje que eliminará 30,000 millas de camiones cada ano mientras provee espacio educativo para nuestra comunidad.  Me uno al alcalde para urgir a la legislatura estatal para que apruebe esta enmienda a fin de que podamos avanzar un paso más para convertirnos en una ciudad más limpia y equitativa”.

“Junto al alcalde Bloomberg y la portavoz Quinn, urjo a la legislatura estatal a permitir que el justo y equitativo Plan de Manejo de Desechos Sólidos sea implementado”, dijo el presidente McMahon.  “Por demasiado tiempo, ciertas comunidades y condados han soportado una carga injusta al tener que manejar la basura de otras comunidades.  El plan del alcalde es la mejor oportunidad que la Ciudad ha tenido jamás de realizar un plan que tiene sentido en los aspectos financieros, medioambientales y de equidad”.

“La Estación de Transbordo Marítimo de Gansevoort ayudará a aliviar la carga en muchos sectores de la Ciudad de Nueva York a los cuales se les ha endilgado la mayor parte de los problemas de manejo de la basura”, dijo el asambleísta Adriano Espaillat, quien introducirá la legislación.  “En la actualidad estos sectores experimentan algunos de los mayores niveles de asma en niños de la Ciudad de Nueva York.  Esta iniciativa ayudará a reducir sustancialmente el tránsito de camiones en estos sectores, ayudando así a mejorar la calidad del aire en Nueva York”.

“La Organization of Waterfront Neighborhoods (“Organización de Vecindades del Litoral”) apoya firmemente la implementación completa del Plan municipal de Manejo de Desechos Sólidos, incluyendo el Centro de Reciclables de Manhattan, ya que ellos nos llevan a un sistema que es justo para todos y responsable con el medioambiente”, dijo Alison Cordero en representación de OWN y Williamsburg/Greenpoint Organizations United for Trash Reduction and Garbage Equity (“Organizaciones Unidas por la Reducción de Basura y Equidad de Basura de Williamsburg y Greenpoint”). “Es justo que una instalación en Manhattan maneje los reciclables de Manhattan.  Bloquear esta instalación debilita el Plan en su totalidad y asegura que comunidades como la nuestra continúen siendo el receptáculo de basura de otros neoyorquinos”.

“La Estación de Transbordo Marítimo de Gansevoort es una parte integral del Plan de Manejo de Desechos Sólidos municipal que requiere una distribución justa de las instalaciones para el transporte de desechos en toda la ciudad”, dijo Marcia Bystryn, directora ejecutiva de la New York League of Conservation Voters.  “El desarrollo de una modernísima instalación de reciclaje ‘verde’ en el Muelle de Gansevoort, así como la implementación del resto del SWMP, aumentará la salud medioambiental, económica y pública de los residentes de cada comunidad en la Ciudad de Nueva York y asegurará de que la ciudad tenga lista la infraestructura necesaria a medida que nuestra población continúa creciendo”. 

“La introducción de esta ley es esencial para reducir el tránsito, sacar de las carreteras los camiones sucios de diesel y lograr un sistema justo de manejo de desechos sólidos que beneficie a los neoyorquinos”, dijo Ramón Cruz, analista mayor de políticas de Environmental Defense.  “Vemos esto como una excitante oportunidad para tratar dos aspectos vitales de la vida urbana: la necesidad de diversión y la necesidad de la infraestructura misma que nos alberga.  Trabajaremos arduamente con funcionarios del Gobierno y líderes comunales para asegurar que el Centro de Reciclaje y Educación Gansevoort sea una instalación modernísima que se convierta en modelo de parques litorales en la ciudad y el resto del mundo”.

Cuando la instalación de Gansevoort esté en funcionamiento, camiones del Departamento de Sanidad Pública (DSNY, en inglés) transportarán allí metal reciclable, vidrio y plástico de Manhattan, ahorrando sus viajes hacia el Bronx y Nueva Jersey.  Esos camiones no bloquearán puentes y túneles y cada año viajarán 30,000 millas menos en las carreteras. Además, la nueva instalación recibiría papel reciclable de Manhattan que actualmente se saca afuera desde la Estación de Transbordo Marítimo en la Calle 59 de Manhattan, liberando esa instalación del trabajo de recibir basura comercial de Manhattan — que en la actualidad se envía por camiones al Bronx y Brooklyn.  Manhattan produce 40% de la basura comercial de la Ciudad — aproximadamente 3,000 toneladas semanales.  Si la enmienda no es aprobada y no se construye la instalación de Gansevoort, no se eliminará ninguno de esos viajes de camiones y no se atenderá el requisito del Plan de Manejo de Desechos Sólidos de que cada condado participe en el manejo de su propia basura en una forma sustancial.

La nueva estación de Gansevoort será una edificación ‘verde’ modelo que reemplazará una estación de transbordo existente que sirvió a Manhattan desde los años ’50 a principios de la década de los ’90.  La instalación servirá como punto de transferencia para los materiales reciclables de Manhattan e incluirá un centro de educación medioambiental que será un destino para los usuarios del Parque del Río Hudson.  El centro medioambiental albergará un aula que podría proveer un espacio interior muy necesario para usos de la comunidad, al igual que una plataforma de observación y paneles educacionales que describirán la importancia de reciclar, modos alternativos de transporte y la historia y ecología del puerto de Nueva York.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE DIFUSIÓN:


Stu Loeser / Jason Post   (212) 788-2958

Vito Turso   (Department of Sanitation)
(646) 885-5020




Mas Recursos