Formato Amistoso con la Impresora Envíe a un Amigo


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 152-07
20 de mayo de 2007

EL ALCALDE BLOOMBERG PRONUNCIA DISCURSO CENTRAL DE GRADUACIÓN EN TUFTS UNIVERSITY

A continuación se presenta el texto del discurso preparado para el alcalde Bloomberg. Por favor confirme con el discurso final.

“Graduados, facultad, familiares y amigos, Jumbos: mi rol oficial aquí hoy es ser el primero, y probablemente el único, en decir: ‘¡Viva! ¡Viva el viejo y querido marrón y azul!’  Gracias por esas amables palabras, presidente Bacow.  Y gracias por recibirme tan cálidamente.  Entiendo que, típicamente, la única forma de hablar con el presidente Bacow es acompañándole cuando corre temprano en las mañanas.

“El presidente y yo tenemos en realidad algunas cosas en común. Ambos somos exploradores águilas (‘Eagle Scouts’, en inglés), ambos somos toscamente apuestos y ambos fuimos estudiantes meritorios — mientras el presidente Bacow estuvo en el tope de su clase, yo fui el tipo de estudiante que hizo posible el que hubiese un tope.

“También quiero agradecer a la Junta de Directores — incluyendo a Bill Thompson, contralor de la Ciudad de Nueva York.  Hill ha sido contralor de la Ciudad de Nueva York durante el mismo tiempo que yo he sido alcalde, y creo que él pasará a la historia como acaso el mejor contralor que la ciudad jamás ha tenido.  El es dedicado, trabaja duro y estoy encantado de poder servir con él.  Cuando él llamó para invitarme a venir hoy, no me dijo ‘¿vendrá?’ El dijo ‘usted va a venir’, y yo siempre trato de hacer lo que mi contralor me dice que haga.

“Y también Jonathan Tisch — Jonathan Tisch ha sido mi amigo por muchos años.  Si ustedes llamaran a la compañía central de elencos y dijeran ‘envíenme un gran empresario filántropo’, Jonathan Tisch vendría.  El y su familia son leyendas en la Ciudad de Nueva York, no solo en cuanto a su volumen de negocios, sino por su dedicación al servicio público y ayudando a innumerables instituciones, y aquí en el campus de Tufts, si ustedes no conocen el nombre Tisch, entonces no saben realmente lo que está ocurriendo.  Gracias a ambos.

“Gracias por el doctorado honorario. Mi madre siempre quiso que me convirtiera en médico.  Y, lo mejor de todo — ¡ella está aquí hoy para celebrar la ocasión!  Ustedes amarían a mi madre.  Ella se mantiene muy ocupada. Todavía vive en la casa donde crecí en Medford.   Y no le gustan los Yankees casi tanto como a ustedes. 

“No obstante, sus razones son diferentes a las de ustedes.  Ella nunca los ha perdonado por robarse a Babe Ruth — ¡cuando ella tenía 10 años!  Yo había pensado que mi madre estaba aquí esta mañana para aplaudirme — pero, aparentemente, ella vino con otro propósito: ¡pedir amablemente a los residentes del Latin Way que reduzcan los ruidos!  Lo que ustedes puedan hacer, yo lo apreciaré.

“Ahora, yo se que yo no fui su primera opción como orador. Pero eso está bien. Cuando Busta Rhymes no apareció, me puse muy feliz de ser el sustituto.  Después de todo, yo soy un chico del barrio.  Y además, ¿dónde más podría yo ver un jarrón de cenizas de elefante sobre el escritorio de un director de atletismo? ¿Y dónde más podría yo realmente conseguir un par de medias gratis con cada pizza ordenada en Pizza Days? Sólo en Medford.

“Entonces, como ven, ¡yo tenía que estar aquí!  Pero, antes de impartir algunas palabras indispensables de sabiduría a ustedes los graduandos, quiero decir algo sobre otro grupo importante que se encuentra aquí hoy.  Estoy hablando de sus padres y familiares, quienes están sentados ahí esta noche, orgullosamente resplandecientes y ni siquiera pensando cuánto costó llegar hasta este día.

 “O, ¿qué sucedería si ustedes no pueden conseguir un empleo y tienen que mudarse de vuelta a sus casas?  Algunos de ustedes pueden incluso haber olvidado que participaron en algo llamado ‘Naked Quad Run’ (o ‘Carrera Nudista en el Cuadrángulo de la Reserva’). Así que, démosles un gran aplauso. ¡Ellos lo merecen!

“Al organizar mis palabras para hoy, me inspiré en un texto legendario que ha cambiado las vidas de millones.  No, no estoy hablando de mi autobiografía ‘Bloomberg by Bloomberg’ — un libro magníficamente escrito, al estilo del Código Da Vinci, y actualmente en la posición número 512,340 en la lista de Amazon.com.  Estoy hablando sobre el clásico libro de autoayuda de Robert Fulghum “Todo Lo Que Necesito Saber Lo Aprendí en Kindergarten”. 

“¿Lo ha leído alguno de ustedes?  Fue escrito aproximadamente en la época en que nacieron la mayoría de ustedes los graduados — y su tesis es que la gente adquiere todos los principios básicos para vivir una buena vida antes de concluir el kindergarten.  Bueno, yo no creo que eso ocurra tan rápido.  Y, por lo que he escuchado sobre Tufts — creo que ustedes aprendieron muchas de sus lecciones más esenciales aquí mismo. 

“Por lo tanto, he decidido escribir mi propio libro: ‘Todo lo Que Usted Necesita Saber Lo Aprendió En La Graduación’.  El mío será mucho más corto.  El libro de Fulghum tenía 50 principios.  Yo los he reducido a cinco.  Ustedes no tienen que tomar notas — esto no aparecerá en un examen.

“Sin embargo, tienen que escucharlos, porque, ahora mismo, yo soy lo único que se interpone entre ustedes y su diploma.  El principio número uno en mi nuevo libro es: ‘Hay que tomar riesgos’. Ustedes ciertamente han aprendido eso con su tiempo aquí.  Ya sea invitando a alguien a salir en el North End, estudiando un curso que sabían que sería difícil como ‘Introducción a R. I.’ o llamando a sus familias para pedirles que envíen más dinero, ustedes tomaron muchos riesgos para alcanzar este día — y necesitarán mantenerse haciendo eso por el resto de sus vidas.

“Es un mundo competitivo ahí afuera. Todos piensan que tienen la próxima gran idea — pero ustedes hallarán que los que triunfan son los que convierten sus ideas en acciones.  Permítanme contarles cómo eso ha ocurrido en mi vida: Mi primer empleo cuando salí de la escuela fue en Wall Street, y ahí permanecí por 15 años.  Fue una experiencia fabulosa, tiempos divertidos y mucho aliento y halagos de mis jefes. 

“Ellos me amaban — ¡justo hasta el día que me despidieron!  Pero yo mantuve el optimismo — ya que la felicidad para mí siempre ha estado en la emoción de superar las predicciones.  Así que, al día siguiente empecé una nueva compañía que haría que la información financiera estuviese disponible a las computadoras.

“Empezamos con cuatro empleados, una oficina de una habitación, una cafetera y ningún cliente.  Todo empezó tomando un riesgo, un riesgo del que trataron de persuadirme amigos y familiares — en forma sutil pero persistente, y solo con buenas intenciones.  Hoy, esa empresa es bastante exitosa, a mí — y especialmente a mis hijas — nos alegra decirlo.

“La segunda lección es ‘No se puede hacer las cosas solo’.  Esto es algo que ustedes han aprendido con su tiempo aquí.  Después de todo, el trabajo en equipo es una parte importante de cualquier proyecto de grupo — ya sea cantando melodías con The Bubs o pintando y protegiendo el cañón.  Para ahora, Cada entrenador de ligas menores, maestro de escuela dominical y líder explorador les ha hablado de la importancia del trabajo en equipo.  Sin embargo, aquí tienen un consejo: Esto no cambia.

“Este es un mundo complicado y ninguna persona posee las destrezas para resolver todos los problemas. Trabajar en colaboración y cooperación es la diferencia entre la mediocridad de estar solo o el triunfo con un equipo.  Ustedes deben compartir el dolor y la responsabilidad, y luego también compartirán las recompensas.  En el Ayuntamiento de Nueva York, he intentado impulsar el trabajo en equipo, literalmente derrumbando los muros que evitan que interactuemos con los otros.

“Mi personal de alto rango trabaja ahora en un gran salón llamado ‘La Zona de Calentamiento’.  Todos se sientan en un cubículo sin paredes — incluso yo.  Esto crea mucha energía… realmente une a la gente, y me permite ver cuáles almuerzos lucen mejores que el mío.

“El tercer principio de ‘Todo lo Que Usted Necesita Saber Lo Aprendió En La Graduación’ es ‘Sean claros’. Durante su estadía aquí quizás hayan escuchado a algunos maestros decirles una y otra vez ‘aténganse a los hechos’ — y tienen razón: no hay mejor manera de aclarar un punto y ganar el debate.

“Hasta los que no estén de acuerdo con su conclusión los respetarán por ser honestos y tener brío para decirlo tal cual es.  Hemos intentado un número de cosas controversiales en Nueva York, pero, ateniéndonos a los hechos, hemos conseguido apoyo de mucha gente.  Por ejemplo, nuestra iniciativa para prohibir el fumar en bares y restaurantes.  Probablemente pueden imaginar que, al principio, no fui la persona más popular en ciertas partes de la ciudad.  Incluso fui menos popular que las personas que planearon el Big Dig (“La Gran Excavación”).

“Pero los hechos son los hechos.  La ciencia es real.  El humo de segunda mano mata.  Y eso fue lo que impulsó nuestro mensaje.  Ahora, nada me enorgullece más que cuando las meseras se acercan a mí en un restaurante, me besan y me dicen que originalmente se oponían a la prohibición, pero ahora me dan crédito por salvar sus vidas.  Es simple: Sean honestos.  Digan lo que creen.  Sean claros.

La cuarta lección es, en las palabras de Ali G, ‘Respeto’.  No se preocupen, no voy a empezar a citar a Borat.  El respeto es tan importante — especialmente en tiempos de conflicto.  Todos ustedes saben a lo que me refiero.  En diciembre, The Primary Source publicó algunas cosas a las que muchos en esta comunidad se opusieron fervientemente, que muchos consideraron bastante ofensivas. Pero en lugar de suprimir la publicación — y, pese al sentimiento del momento —, ustedes respetaron su derecho de expresión.

“Ustedes discutieron la pieza, la debatieron, la señalaron.  Fue un clásico ejemplo de libertad de expresión versus libertad de expresión.  Y en esa batalla, todos ganan.  Este país — y otros recintos universitarios en toda la nación — necesitan más de eso.  A menudo me pregunto si la gente que impide que el otro exprese su opinión lo hace porque tiene muy poca confianza en sí mismos.

“Para mí, hallar un punto de vista opuesto es una oportunidad para comprender más profundamente los temas en cuestión y una oportunidad de desarrollar un punto de vista propio.  Pero, primero, tienen que escuchar.  En mi generación, el consejo que se daba a los graduados era ‘plásticos’.  ¿Recuerdan eso, padres?  Sin embargo, hoy en día creo que debería ser ‘respeto’.

“El quinto y último principio en el libro de Bloomberg es ‘Mientras más das, más recibes’.  Tufts tiene una tradición increíblemente sólida de servicio público y voluntariado.  A través de la Universidad Tisch y la Sociedad Leonard Carmichael, la mayoría de ustedes han experimentado lo que es involucrarse con la comunidad y hacer una diferencia real.  No pierdan esa pasión.  Yo he hecho muchas cosas excitantes: He lanzado la primera bola en un juego de béisbol, he bajado el globo en Times Square en la víspera de Año Nuevo en Nueva York y conocí a Salma Hayek.

“Pero esas emociones son momentáneas — créanlo o no — y al final no tan satisfactorias.  Las emociones que se quedan con ustedes para siempre son las que reciben al dar.  Quizás sea la cosa más importante que pueden hacer con sus vidas.  Siempre lo he creído.  En toda mi carrera en los negocios, he tratado de dar cuando y donde he podido. 

“Entonces, en el 2001 mi deseo de hacer una diferencia me llevó a asumir el reto — y el riesgo — más grande de mi vida: dedicarme al servicio público a tiempo completo.  Pese al buen consejo de amigos y familiares, decidí postularme para alcalde.  Ahora, como alguien en posición de ver de cerca y personalmente el verdadero impacto del buen civismo, les puedo decir: cada minuto de servicio ayuda en más formas de las que pueden contar.

“Así que, ahí lo tienen: ‘tomen riesgos’, ‘no lo hagan solos’, ‘sean claros’, ‘respeten a otros’, y ‘den’.  Las únicas cinco cosas que necesitan recordar para triunfar en la vida.  En realidad, hay una sexta — No se olviden de llamar a su mamá.  ¿Verdad, mamá?

“Cada vez que llego a una conclusión en un discurso de graduación siempre enfrento el mismo dilema: ¿Cómo puedo decirles a los graduandos que el futuro está en sus manos sin asustar al resto de la audiencia?  Pero la verdad es que no dudo que las increíbles experiencias que han tenido en Tufts los ayudarán a lograr cosas mayores.  A partir de mañana muchos de ustedes se dirigen al mercado laboral.  Eso puede ser espantoso.  Y algunos de ustedes quizás tomen un poquito más.  Eso también puede ser espantoso.  Mi consejo para ustedes es: no se preocupen enseguida por su salario o título.

“Como el presidente Bacow les dirá ‘Es un maratón, no una carrera corta’.  Su primer trabajo debería ser algo que los eduque, beneficie y alegre.  Piensen en una actividad o proyecto con el que han estado involucrados ¬— el Concejo de Actividades del recinto, el Club de Montañistas, el Zam-boney.  El tipo de cosas que ustedes amaban hacer, amaban a la gente que les rodeaba y amaban estar ahí a toda hora hasta que se completaba el trabajo. 

“Esa es la forma como deben sentirse en sus trabajos.  De esa manera, sea lo que sea que decidan hacer, querrán empezar a las 6 a.m. y quedarse hasta la medianoche, y entregarse todos y ni parecerá un sacrificio.  Verán que, aunque la suerte es parte del éxito, mientras más arduo se trabaja, más suerte se tiene — y después serán mucho mejores.  Y no se desesperen si su camino profesional no va por una línea recta.  Mucha gente exitosa está haciendo cosas que son radicalmente diferentes a las que empezaron.

“Miren a su alrededor — esa parrandera que vivía frente a su casa al sur del pasillo puede ser la próxima Meredith Viera, ese estudiante de segundo año que trabaja en la recepción del Gimnasio [podría ser] el próximo Bill Richardson, ese estudiante egresado aplicado [podría ser] el próximo Peter Gallagher.  Habrá altos y bajos y desvíos.

“A mí me han contratado y despedido, alabado y vilipendiado.  He dicho las cosas más brillantes que surgieron de mi boca y algunas de las cosas más estúpidas que se pueden imaginar.  Pero cada día — hasta el día en que supe que iba a ser despedido — fue un día que esperé con ansiedad porque siempre he sentido que mañana será aún mejor.

“Por momentos será desafiante — pero el mundo, más que nunca, necesita de sus talentos, ideas, energía y gran entusiasmo.  ‘Todo lo que necesitan saber’ es que todos los aquí presentes están orgullosos de ustedes, y quienes los conocen saben que ustedes tienen lo que se necesita para triunfar y vivir sus sueños.  Así que, tomen hoy el último café en The Joshua Tree — porque mañana, ¡empieza el verdadero mundo!

“Felicidades a todos ustedes en este día maravillosamente feliz”.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE DIFUSIÓN:


Stu Loeser   (212) 788-2958




Mas Recursos