Formato Amistoso con la Impresora Envíe a un Amigo


PARA SU DIVULGACIÓN INMEDIATA
PR- 115-07
19 de abril de 2007

EL ALCALDE BLOOMBERG PRESENTA LA TARJETA DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK 2007

El ex vocero de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y el presidente del Concejo de Liderazgo del Partido Demácrata Harold Ford Jr. participan en discusión de panel moderada por Charlie Rose

La tarjeta provee los principales tópicos federales y estatales a los donantes políticos para asegurar que saben si los políticos apoyan a la Ciudad de Nueva York

El alcalde Michael R. Bloomberg lanzó hoy la segunda Tarjeta de la Ciudad de Nueva York, una guía con el tamaño de una tarjeta de crédito para que los donantes políticos de ambos partidos en Nueva York promuevan las prioridades estatales y federales de la Ciudad.  La tarjeta de este año incluye seis de los principales tópicos de la Ciudad en la agenda de los gobiernos federal y estatal, incluyendo legislación estatal que apoya el plan de la Ciudad para el 2030 y financiamiento federal para los programas de salud de los trabajadores del 11 de Septiembre.  Dos de las cinco prioridades listadas en la tarjeta del año pasado fueron logradas, en parte debido al cabildeo de organizaciones y líderes que son miembros de la Tarjeta de la Ciudad de Nueva York: el Estado aumentó el límite de escuelas públicas independientes (o escuelas “charter”, en inglés), y se bloqueó en el Senado legislación sobre el dominio eminente que habría paralizado programas de vivienda asequible y el desarrollo económico de la ciudad.  El alcalde lanzó las tarjetas en un almuerzo que también incluyó una discusión de panel con el ex vocero de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y el ex representante Harold Ford Jr., moderada por Charlie Rose.

“La Tarjeta de la Ciudad no se trata de algo conservador o liberal, republicano o demócrata — se trata de lo que sea correcto para la Ciudad de Nueva York”, dijo el alcalde Bloomberg. “La comunidad de donantes de la ciudad inyecta millones de dólares a las campañas políticas cada año, y la tarjeta ayuda a los donantes a entender cuáles políticos apoyan los intereses de la ciudad — y cuáles no”.

Además de la tarjeta, la Ciudad enviará a los tarjetahabientes alertas legislativas e información sobre tópicos, incluyendo a cuáles legisladores contactar sobre los principales tópicos de la Ciudad.  El año pasado, muchos miembros de la tarjeta respondieron a las alertas contactando a miembros destacados de la Legislatura Estatal y el Congreso, lo cual contribuyó en parte al éxito de las acciones de la Ciudad para aumentar el límite de escuelas “charter” del Estado y para bloquear legislación federal sobre el dominio eminente.

La tarjeta fue creada el año pasado a fin de proporcionar a los donantes preguntas de fácil referencia para hacer a los candidatos políticos que los llaman para solicitar contribuciones.  Cada año, Nueva York ha sido líder en contribuciones políticas y, como el ciclo de elecciones presidenciales del 2008 ya está en pleno auge, es más importante que nunca asegurar que Nueva York consiga lo más posible de sus donaciones políticas.  Para la elección presidencial del 2008, el área postal 10021 ya encabeza a todas las demás áreas del país con más de $2.3 millones en donaciones a candidatos de ambos partidos.

A pesar de la cantidad de dinero que Nueva York da a los candidatos políticos, la Ciudad envía consistentemente más dinero de impuestos a Albany y Washington de lo que recibe en servicios.  La Ciudad paga aproximadamente $11,100 millones más en impuestos al Estado de lo que recibe en financiamiento estatal, y $10,900 millones más en impuestos al Gobierno federal de lo que recibe en financiamiento del mismo.

Las seis prioridades listadas en la Tarjeta de la Ciudad de Nueva York de esta año son:

  • Intercambio en el Impuesto del Bajo Manhattan: La Ciudad busca intercambiar $2 mil millones en créditos de impuestos federales por $2 mil millones en fondos federales para el enlace de trenes entre el Aeropuerto John F. Kennedy y el Bajo Manhattan, un proyecto crucial para el redesarrollo del Bajo Manhattan.
  • Seguridad interna: Todo el financiamiento federal para Seguridad Interna debe distribuirse en base a la amenaza, no en base a política para ganar votos.
  • Competitividad: El Congreso debe disipar el impacto de visas restrictivas, políticas de inmigración  y complejas regulaciones de Sarbanes-Oxley para que la Ciudad de Nueva York siga siendo la capital financiera del mundo.
  • Salud de los trabajadores del 11 de Septiembre: La Ciudad solicita $150 millones en fondos federales anuales para garantizar el tratamiento y monitoreo de salud para todas las personas afectadas por los ataques terroristas del 11 de Septiembre.
  • Vivienda asequible: Se necesita ampliar los incentivos estatales y federales como parte del programa municipal de vivienda asequible más grande en la historia de la nación.
  • Cambio climático/año 2030: Como parte del plan de sustentabilidad a largo plazo de la Ciudad plaNYC 2030 — a publicarse este domingo —, la Ciudad solicita a la Legislatura Estatal que promulgue una legislación que ayude a reducir las emisiones de gases de invernadero, asegure que haya programas más seguros y eficientes en antiguas zonas industriales, promueva el uso del transporte masivo y asegure que nuestra infraestructura corresponda a las necesidades a largo plazo de la ciudad.






CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE DIFUSIÓN:


Stu Loeser / Matthew Kelly   (212) 788-2958




Mas Recursos