Formato Amistoso con la Impresora Envíe a un Amigo


PARA SU DIVULGACIÓN INMEDIATA
PR- 428-06
7 de diciembre de 2006

EL ALCALDE BLOOMBERG ANUNCIA LA PRESENTACIÓN DE LA SEGUNDA DEMANDA FEDERAL CONTRA COMERCIANTES DE ARMAS ILEGALES

12 comerciantes en cinco estados son nombrados en la segunda demanda federal luego de una operación sorpresa

Seis de los 15 comerciantes de armas nombrados en la primera demanda alcanzaron un convenio con la Ciudad; la corte nombra un auxiliar especial para tres de cinco comerciantes de armas

La Ciudad anuncia en el subway las nuevas sentencias mínimas por posesión ilegal de armas cargadas aprobadas en una fecha previa del año

El alcalde Michael R. Bloomberg, junto al abogado de la Ciudad Michael A. Cardozo, el comisionado de la Policía Raymond W. Kelly y el coordinador de Justicia Criminal John Feinblatt anunciaron hoy que la ciudad de Nueva York ha presentado una segunda demanda en la corte federal del Distrito Este de Nueva York contra otros 12 comerciantes de armas de fuego identificados como vendedores de armas que violan la ley federal. Esta demanda es similar en su alcance a la demanda presentada en mayo contra 15 comerciantes de armas y también busca una orden judicial para detener las prácticas ilegales de los comerciantes. De los 15 comerciantes de armas originales, seis han llegado a un convenio con la Ciudad - el convenio más reciente se alcanzó anoche - y tres de esos comerciantes han tenido un auxiliar especial asignado por la corte federal para supervisar sus prácticas de ventas. Los 12 comerciantes nombrados en la demanda de hoy - ubicados en Georgia, Ohio, Pensilvania, Carolina del Sur y Virginia - fueron señalados debido al número de armas que fueron rastreadas hasta ellos luego de delitos cometidos en la ciudad de Nueva York. Más de 300 delitos con armas de fuego recuperadas por el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York (NYPD, en inglés) han sido rastreadas a estos 12 comerciantes de armas entre enero de 1994 al 2002. El alcalde Bloomberg también anunció hoy el lanzamiento de una campaña publicitaria en el subway para anunciar el aumento a tres años y medio en la sentencia mínima obligatoria por la posesión ilegal de un arma de fuego. Respaldada por el alcalde Bloomberg, esta legislación fue aprobada por la Legislatura estatal en junio y promulgada por el gobernador Pataki en octubre.

"Las armas ilegales no pertenecen a nuestras calles y no cabe la menor duda de que estamos enviando ese mensaje", dijo el alcalde Bloomberg. "Estamos empeñados en ver que los comerciantes de armas de fuego que violan las leyes rindan cuentas, y que los delincuentes que portan un arma de fuego ilegal cargada cumplan una pena severa tras las rejas. Es así de simple. En general, la mayoría de los comerciantes respetan y cumplen con la ley, pero para aquellos que no, este es un llamado de aviso. Invito a estos 12 comerciantes a ser parte de la solución al unirse a los seis comerciantes quienes ya lograron un convenio con la Ciudad. Y los nuevos anuncios de servicio público son un llamado de aviso para cualquiera que piense llevar consigo una arma de fuego ilegal cargada. El precio es muy alto, y queremos asegurarnos de que todos lo sepan".

"La segunda demanda envía un fuerte mensaje a los comerciantes de armas de fuego - el que nosotros no nos quedaremos de brazos cruzados ni permitiremos que armas de fuego ilegales inunden la ciudad de Nueva York", dijo Michael A. Cardozo, abogado de la Ciudad. "Confiamos en que, así como hicieron muchos de aquellos en la primera demanda, los comerciantes identificados hoy reconocerán que el esfuerzo de la Ciudad es un asunto de seguridad pública, no el de interferir con los negocios legítimos. Esperamos que ellos trabajen con nosotros para este fin".

A principio de año, investigadores del James Mintz Group, una empresa de investigaciones privadas contratada por la Ciudad, viajaron a cinco estados para certificar si estos comerciantes de armas de fuego estaban violando leyes federales que regulan las ventas de armas de fuego. En grupos de dos, los investigadores entraron en tiendas de armas de fuego y realizaron lo que se conoce comúnmente como una "venta a testaferro", en la que una persona hace todas las averiguaciones para comprar la pistola, y luego otra persona sin nada que ver en el proceso de venta completa las solicitudes federales requeridas para pasar el chequeo de antecedentes. Las leyes federales prohíben a los comerciantes con licencias vender armas de fuego a personas cuando se cree que el arma vendida no es para la persona que se presenta como el comprador.

Los 12 comerciantes nombrados en la demanda vendieron armas de fuego a un equipo de investigadores encubierto que llevaban cámaras escondidas durante sus operaciones sorpresa - incluso ante señales de alerta obvias que debían haber concluido inmediatamente la discusión entre el comerciante y el cliente, incluyendo el hecho de que el comprador no participó en la transacción hasta el momento de completar las solicitudes federales y no pagó por la pistola.

Los 12 comerciantes nombrados en la demanda son:

Gwinnett Pawn Shop Norcross, Georgia
Hot Shots Jewelry & Pawn Marietta, Georgia
Toccoa Pawn & Variety Toccoa, Georgia
Miller Rod & Gun Youngstown, Ohio
John's Gun & Tackle Room Easton, Pensilvania
Coastal Pawn Shop Latta, Carolina del Sur
Dick's Pawn North Myrtle Beach,
Carolina del Sur
Rooks Sales & Service Bishopville, Carolina del Sur
Trader World North Charleston,
Carolina del Sur
Bob Moates Sport Shop Midlothian, Virginia
Franklin Rod & Gun Shop Rocky Mount, Virginia
Town & Country Pawn Shop Roanoke, Virginia

En mayo, el Gobierno municipal demandó en una corte federal a 15 comerciantes de armas de fuego en los mismos cinco estados que además vendieron armas en violación a leyes federales y estatales. Basándose sólo en información incompleta actualmente disponible a la Ciudad debido a restricciones federales, más de 500 armas usadas en crímenes y recuperadas en la ciudad fueron rastreadas hasta estos 15 comerciantes entre 1994 y el año 2001.

Hasta la fecha, seis de esos comerciantes - Jim's Guns y Whatever (Dayton, Ohio), A-1 Jewelry y Pawn, Inc. (Augusta, Ga.), AAA Gun & Pawn Brokers (Hephzibah, Ga.), Big Tom's Pawn Shop (Savannah, Ga.), Cole's Gun Shop (South Boston, Va.) y Dunkelberger's Sports Outfitters (Stroudsburg, Pa.) - han logrado un acuerdo con la Ciudad que incluye la designación de un auxiliar especial de la corte para monitorear a los comerciantes y requerir que se sometan a un entrenamiento riguroso. El auxiliar especial tendrá amplio poder, incluyendo la revisión ilimitada de récords relacionados con armas de fuego, los cuales incluyen solicitudes de rastreo e informes múltiples de ventas de armas de fuego, así como la capacidad de conducir inspecciones sin restricción de todos los inventarios de armas. Los empleados recibirán entrenamiento mejorado para garantizar que estos comerciantes efectúen ventas de armas de fuego legales e identificar y negar la venta a testaferros.

En octubre, el Honorable Jack B. Weinstein, juez de del Distrito Este de Nueva York, nombró a Andrew Weissmann para que actúe como auxiliar especial de tres comerciantes de armas de fuego que lograron un acuerdo con la Ciudad - Big Tom's Pawn Shop, Cole's Gun Shop y Dunkelberger's Sports Outfitters. Weissmann es socio en la oficina de Nueva York de la firma Jenner & Block. Antes de unirse a Jenner & Block, Weissmann sirvió como fiscal auxiliar en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Como tal, fue elegido a servir como director del equipo especial creado para investigar el escándalo de la corporación Enron. Además, durante su posición como fiscal federal auxiliar, Weissmann también sirvió como jefe de la División Criminal, supervisando fiscales para el Distrito Este de Nueva York.

"Estamos atacando el problema de las armas de fuego ilegales en ambas partes - el suministro y la demanda", dijo John Feinblatt, coordinador de Justicia de la corte Criminal. "En la parte del suministro estamos persiguiendo a los comerciantes irresponsables, y en cuanto a la demanda estamos persiguiendo a los violadores de las leyes de armas. Simplemente dicho, estamos haciendo respetar la ley contra cada delincuente que participe en el comercio ilegal de las armas de fuego".

"La semana pasada escuchamos nuevamente en juicio la horrible muerte estilo ejecución de los detectives James Nemorin y Rodney Andrews mientras cumplían el peligroso deber de interceptar armas de fuego ilegales con destino a las calles de Nueva York", dijo el comisionado de Policía Raymond Kelly. "También hubo un servicio fúnebre para el detective Dillon Stewart, cuyo asesino portaba una arma de fuego ilegal. Los agentes de policía enfrentan el peligro diariamente para sacar las armas de fuego de las calles, y muy a menudo lo pagan con sus vidas. Esas armas vienen de afuera del estado nueve de cada diez veces. Necesitamos hacer rendir cuentas a todos aquellos que facilitan el que las armas de fuego ilegales lleguen a Nueva York".

"La sabiduría del alcalde Bloomberg en su estrategia de litigación ya ha sido demostrada con los acuerdos hasta la fecha de hoy", dijo Ken Taber, co-director de la firma legal Pillsbury, que está proporcionando asesoría gratuita para las demandas a los comerciantes de armas de fuego. "Como una de las principales firmas legales en la ciudad de Nueva York durante casi 140 años, Pillsbury Winthrop Shaw Pittman está orgullosa de aportar recursos adicionales a los esfuerzos del alcalde para mantener las armas de fuego ilegales fuera de las calles de la ciudad de Nueva York".

Campaña publicitaria en el tren metropolitano de la Ciudad de Nueva York

El alcalde Bloomberg también anunció que a partir de hoy los trenes de la ciudad de Nueva York empezarán una nueva campaña publicitaria de servicio público para advertir a los usuarios sobre el aumento en la sentencia mínima obligatoria por posesión ilegal de un arma de mano cargada. Tras una solicitud del alcalde, la Legislatura estatal promulgó en junio una ley aumentando la sentencia mínima obligatoria por posesión ilegal de un arma de mano cargada desde uno a tres años y medio, y eliminó la brecha que permitía a los jueces demasiada discreción en las sentencias - cambios que el alcalde había solicitado en su discurso sobre el Estado de la Ciudad del pasado mes de enero. En octubre, el gobernador Pataki promulgó este proyecto de ley.

La campaña publicitaria del subway se extenderá hasta el invierno y se anunciará en 2,044 carros del tren metropolitano - un 32% de el total de los carros del sistema de trenes. El mensaje simple y crudo que se muestra en los anuncios es "La posesión ilegal de un arma de mano cargada conlleva una pena mínima de tres años y medio de cárcel. Punto. Fin de la historia". El anuncio además incluye una foto de una celda de prisión.

"Es vitalmente importante hacer conocer el mensaje de que hay consecuencias reales asociadas con el portar armas de fuegos ilegales", dijo el presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, en inglés) Lawrence G. Reuter. "Igualmente, una de las mejores formas de dar a conocer este mensaje a la mayoría del público es en los trenes metropolitanos de la MTA en la ciudad de Nueva York. El desarrollo e instalación de esta serie de anuncios en los vagones del tren para el coordinador de la Justicia Criminal de la Alcaldía fue una contribución que estuvimos sumamente felices de realizar".

La Ciudad también está colaborando con la organización Citizens Crime Commission y otras que también están desarrollando su propia campaña de anuncios para educar al público sobre el aumento en las sentencias y disuadir a las personas que portan armas de fuego.

La agenda del alcalde Bloomberg para las armas de fuego ilegales

En su segundo período, el alcalde Bloomberg ha dado una gran prioridad a detener el flujo de armas ilegales. Con ese fin, está utilizando una estrategia integrada en tres partes: una aplicación más estricta de la ley, nueva legislación y litigación innovadora. En la ciudad de Nueva York, los arrestos por armas de fuego han aumentado 14% este año.

Reconociendo que las armas ilegales son un problema nacional que requiere un liderazgo nacional, el alcalde Bloomberg, junto al alcalde de Boston Thomas Menino, presidieron en abril una Cumbre sobre Armas Ilegales a la cual atendieron más de una docena de alcaldes de todo el país, desde Seattle a Dallas y Filadelfia. El grupo bipartidista de alcaldes discutió la vanguardia para el control y estrategias legales, oportunidades identificadas para una mayor coordinación en el combate del flujo de armas ilegales, y firmó una declaración de principios para guiar sus esfuerzos hacia el futuro. Junto a otros alcaldes, el alcalde también está enfrentando legislación federal que protegería a los comerciantes de armas irresponsables al limitar el acceso a información de rastreo y prohibir su introducción en demandas civiles, evitando que las agencias de aplicación de las leyes hagan rendir cuentas a los comerciantes. El alcalde también está enfrentándose a legislación que dificultaría a la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, en inglés) revocar las licencias de los comerciantes. Hasta la fecha, la Coalición de Alcaldes Contra las Armas de Fuego Ilegales (Mayors Agaisnt Illegal Guns Coalition, en inglés) incluye más de 120 miembros de más de 40 estados.

Este otoño se llevaron a cabo Conferencias Regionales sobre Armas de Fuegos Ilegales en Chicago, Boston y Atlanta, reuniendo a alcaldes y otros funcionarios destacados para discutir el problema de las armas de fuego ilegales en su región. Las conferencias fueron diseñadas como avanzadas hacia la Cumbre de Alcaldes Contra las Armas de Fuego Ilegales en enero del 2007, la cual dará inicio al primer año completo de de trabajo conjunto de la Coalición - y el primer esfuerzo nacional coordinado en la Historia para convencer al Congreso de eliminar la ideología en asuntos relacionados con la aplicación de la ley.

En julio de este año, el alcalde promulgó cuatro leyes que incluyen medidas nuevas y duras que ayudan a mantener las armas fuera de las manos criminales; evitan ventas encubiertas y requieren que los convictos de crímenes con armas se registren con el Departamento de Policía tras cumplir sus penas en prisión; y prohíben que se pinte a las armas reales con una pintura que las hace parecer como juguetes. Otros esfuerzos para la aplicación de las leyes incluyen el establecimiento de un protocolo de interrogación para cada acusado de felonía relacionada con armas de fuego, el cual está ayudando a las agencias del cumplimiento de la ley a aprender más sobre los mercados de armas de fuego ilegales.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS DE DIFUSIÓN:


Stu Loeser / Virginia Lam   (212) 788-2958

Kate O’Brien Ahlers   (Law Department)
(212) 788-0400

Paul Browne   (Police Department)
(646) 610-6700




Mas Recursos
Campaña de servicio público de MTA New York City Transit (en PDF)
Vea el video (In English) en 56k or 300k
Vea el primer video mostrado en la conferencia de prensa (In English) en 56k o 300k
Vea el segundo video mostrado en la conferencia de prensa (In English) en 56k o 300k