Printer Friendly Format
  7 de febrero de 2006
www.nyc.gov

Una estrategia de presupuesto para la estabilidad y el crecimiento

Por el alcalde Michael R. Bloomberg

Cuando uno se encuentra con más dinero en la mano del que había anticipado, se tienen dos opciones: Gastarlo ahora, o ahorrarlo para ayudar a pagar los grandes gastos que vendrán. En el gobierno, ocurre en demasiadas ocasiones que la opción equivocada - gastarlo ahora - se lleva a cabo, y los contribuyentes pagan la cuenta después. Sin embargo, la semana pasada - cuando presenté el presupuesto preliminar para el Año Fiscal 2007 - propuse que reservemos $3,500 millones en fondos municipales ahora para sufragar los crecientes costos futuros.

Podemos hacer eso porque vamos a entrar en el próximo año fiscal en una situación mejor de lo que habíamos estimado incluso hace unos pocos meses. Existe un número de razones para esto. Primero, nuestro plan para el desarrollo económico de los cinco condados ha ayudado a estimular la inversión, crear puestos de trabajo y reducir el desempleo a su nivel más bajo desde el año 2000. Como resultado, nuestra economía es fuerte, el mercado de bienes raíces está creciendo, y el gobierno municipal está recolectando más en impuestos de lo que esperábamos. También seguimos beneficiándonos de las decisiones difíciles pero responsables que tomamos para llevar a la Ciudad a través de la crisis financiera que siguió al 11 de Septiembre. Y, desde el 2002, nuestros esfuerzos para restringir el gasto municipal han ahorrado casi $4,000 millones en ingresos fiscales de la Ciudad, y producirán otros $500 millones en ahorros en este y el próximo año fiscal.

El resultado es que podemos utilizar nuestra buena fortuna de hoy para enfrentar algunos problemas grandes que vemos venir. Estoy hablando de los gastos siempre crecientes que están fuera del control de la Ciudad, pero que debemos pagar. Estos incluyen pagos de las deudas municipales, la parte que nos corresponde de los costos de Medicaid, y los beneficios de pensiones y cuidado de salud, que crecen rápidamente. Estamos esperando que esos costos combinados crezcan en casi 15% solamente en el próximo año fiscal, y estos representan casi uno de cada dos dólares en el presupuesto de $52,200 millones que propusimos la semana pasada. A menos que hagamos algo para controlar y enfrentar estos crecientes costos, pronto abrumarán nuestra capacidad de pagar la protección policial y contra incendios, las escuelas, parques y otros servicios municipales esenciales.

Actuar ahora es sencillamente algo sensato. Esa es la razón por la que propuse la semana pasada que utilicemos $1,500 millones para reducir los costos futuro de las deudas, pre-pagando una parte de la deuda de la Ciudad ahora, y además financiando más proyectos municipales grandes de acuerdo a la disponibilidad de fondos en vez de utilizar dinero prestado que las generaciones futuras tendrían que pagar con intereses.

También propuse crear un fondo de fideicomiso de $2,000 millones para cubrir el costo futuro de los beneficios de salud de empleados municipales jubilados. Reservar dinero para este propósito es algo que la Ciudad nunca ha hecho antes - y, como los jubilados viven más tiempo y sus costos médicos crecen, ya era hora de que lo hiciésemos. Porque, aunque $2,000 millones es solamente una fracción de lo que estos beneficios costarán en el futuro, nunca habrá un mejor momento que ahora para empezar a ahorrar para enfrentarlos. Asimismo, trabajaremos con funcionarios estatales y líderes sindicales de la Ciudad para encontrar formas innovadoras de frenar los costos de salud y pensiones.

En el discurso del mes pasado sobre el Estado de la Ciudad dije que este es un momento especial en la historia de Nueva York. La razón es que nuestros logros en los últimos cuatro años, así como el espíritu de unidad que los neoyorquinos han forjado, nos dan ahora la oportunidad de poner a nuestra ciudad en el camino de la estabilidad y crecimiento a largo plazo. Un buen primer paso en este camino será la adopción de un presupuesto municipal que sea realista y responsable - uno que mantenga a Nueva York sobre una base fiscal firme ahora y en el futuro.

www.nyc.gov