Printer Friendly Format
  19 de diciembre de 2004
www.nyc.gov

Una histórica reducción del crimen en el 2004

Por el alcalde Michael R. Bloomberg

El miércoles en la noche, visité el hospital Our Lady of Mercy (o “Nuestra Señora de la Misericordia”) en El Bronx, donde Romeo Baloy, un detective de policía con numerosos reconocimientos, fue llevado de urgencia con heridas que había sufrido mientras intentaba arrestar a un hombre que portaba un arma de fuego. El sospechoso había huido a un edificio cercano y emboscó al detective cuando este intentó seguirlo. En autodefensa, Baloy respondió al fuego. El sospechoso fue muerto, pero el detective escapó con vida.

El coraje y dignidad del detective Baloy durante esos momentos frenéticos fueron realmente inspiradores… pero no sorprendentes. Hemos visto este heroísmo una y otra vez de Los Más Distinguidos de Nueva York. Y por su valentía y profesionalismo, el Departamento de Policía (NYPD, en inglés) sigue haciendo a nuestra ciudad más segura cada año. Según un informe reciente del Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés), la Ciudad de Nueva York encabeza nuevamente al país en reducción del crimen. De hecho, entre las 25 ciudades más grandes de la nación, Nueva York es la que tiene la tasa más baja de delincuencia. Y de las 217 ciudades con más de 100,000 habitantes, Nueva York es calificada como más segura que 202 de ellas.

El crimen ha descendido en prácticamente cada categoría y en prácticamente cada vecindario de nuestra ciudad. En los últimos tres años, ha descendido en nuestros hogares, en nuestras calles, nuestros metros y nuestros proyectos de viviendas. Con menos de dos semanas restantes en el 2004, las estadísticas muestran que este año hemos reducido la delincuencia casi 5% en toda la ciudad, y 15% en los últimos tres años. Este año, Nueva York también se encamina a tener la menor cantidad de homicidios desde 1963. Solo en El Bronx, ha habido un descenso de casi 35% en los homicidios en los últimos tres años.

¿Qué es lo que se esconde detrás de este éxito? Un número de cosas. Pero el factor subyacente es una dedicación más precisa, más agresiva, del NYPD en los vecindarios más afectados por la delincuencia, y los criminales que representan las mayores amenazas. Mediante iniciativas tales como la Operación Impacto (Operation Impact, en ingles), que se concentra en áreas donde han persistido altos índices de delincuencia… y Operación Barrida (Operation Clean Sweep, en ingles), que atiende infracciones de la calidad de vida que pueden crear un ambiente para crímenes más graves… la estrategia de nuestra Administración de enfocarnos en gente y lugares con problemas está beneficiando a todos los neoyorquinos.

Todos estos logros son más impresionantes dado que la reducción en contrataciones ha disminuido en 3,000 el número de oficiales en las calles, y que, durante este período, el NYPD también ha asumido nuevas y grandes responsabilidades en los campos de inteligencia y antiterrorismo.

Debido a que seguimos reduciendo el crimen, nuestras comunidades están haciéndose más habitables y más atractivas para los negocios. Nueva York sigue siendo un destino para la gente más talentosa y ambiciosa del mundo. Por ello, no hemos visto el éxodo de negocios que muchos predijeron tras el 11-S. En su lugar, negocios ― grandes y pequeños ― están renovando su compromiso con nuestra ciudad. Como resultado, el desempleo están en su nivel más bajo en casi cuatro años, y casi 40,000 neoyorquinos más tienen empleos del sector privado que hace 12 meses. La tasa de desempleo de la ciudad se encuentra ahora tan baja como la tasa nacional por primera vez desde 1988.

Combatir la delincuencia ha sido, y será, la clave para el éxito a largo plazo de Nueva York. Nos enorgullecemos de que esta sea indisputablemente la ciudad grande más segura en la nación. Y mientras yo sea alcalde, es un título que planeamos conservar.

www.nyc.gov