Printer Friendly Format
  28 de noviembre de 2004
www.nyc.gov

Exhortando a los neoyorquinos a recordar a los necesitados en esta temporada festiva

Por el alcalde Michael R. Bloomberg

Vitrinas de tiendas relucientes… fiestas anuales y conciertos tradicionales… servicios religiosos inspiradores en nuestros templos: Por todas estas razones y más, sencillamente no hay temporada como las fiestas del fin de año en Nueva York. Con el fortalecimiento cada día que pasa de la economía de la Ciudad, muchos neoyorquinos se sienten radiantes de animación. Y ese es un motivo mayor para que recordemos nuestra obligación de velar por nuestros vecinos menos afortunados, particularmente durante lo que puede ser una temporada difícil del año. Esta mañana, deseo señalar dos maneras sumamente importantes en que podemos lograr eso: La campaña de alimentos Readers Care Food Drive y la campaña de abrigos New York Cares Coat Drive. Estas dos importantes campañas anuales nos dan a todos la oportunidad de mostrar que de veras es mejor dar que recibir.

A lo largo del año, City Harvest, una organización sin ánimo de lucro, hace una fantástica labor de suministrar alimentos a los comedores populares, despensas de alimentos de urgencia de Nueva York y otros centros que sirven a los neoyorquinos necesitados. El Centro de Voluntarios de la Alcaldía (Mayor’s Voluntary Action Center, en inglés) apoya firmemente su labor. Y durante 21 años, los neoyorquinos han ayudado a City Harvest en la temporada festiva, donando alimentos no perecederos durante la campaña Readers Care Food Drive, respaldada por el periódico Daily News y la cadena de tiendas de artículos deportivos Modell’s.

Al igual que en años anteriores, Los Más Valientes [los bomberos] y Los Más Distinguidos (los agentes policiales) de Nueva York están participando; llame al 3-1-1 para saber cuál es el cuartel de policía o estación de bomberos más cercano, donde usted podría hacer las donaciones a esta noble campaña. El año pasado, los neoyorquinos donaron más de 432,000 libras de alimentos a la campaña Readers Care. Veamos todos si podemos dar aun más este año.

El lunes se marcó también el comienzo de la 16ta campaña anual New York Cares Coat Drive. Iré a la Misión de Bowery (Mission), en el Lower East Side para ayudar a inaugurarla. Desde 1989, New York Cares ha suministrado casi 600,000 abrigos a neoyorquinos que carecen de ropa de invierno adecuada. Este año, su objetivo es recoger y distribuir 70,000 abrigos de ahora a la Víspera de Año Nuevo. La mayoría de nosotros tenemos chaquetas y abrigos aún en buenas condiciones, pero que nosotros y nuestros familiares ya no queremos usar. Desde ahora hasta el fin de año, podemos donarlos en diferentes lugares por toda la ciudad, incluso cualquier cuartel de la policía en los cinco condados. De nuevo, llame al 311 para enterarse de la dirección del cuartel de policía más conveniente.

En el relato clásico Un Villancico de Navidad, uno de los personajes describe esta temporada de la siguiente manera: ‘El tiempo en que la abundancia regocija — y la carencia es más sentida’) Esas palabras son tan verdaderas hoy como cuando las escribió Charles Dickens hace casi 140 años. Las campañas Readers Care Food Drive y New York Cares Coat Drive’ son tanto una parte de esta temporada como lo fue el Desfile del Día de Acción de Gracias el jueves pasado o como lo es la iluminación este martes del árbol navideño en la plaza de Rockefeller Center. Nos dan una oportunidad para marcar una diferencia real en las vidas de nuestros vecinos necesitados, y mostrar el corazón generoso y compasivo de Nueva York.

www.nyc.gov