Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 286-04
26 de octubre de 2004

EL ALCALDE BLOOMBERG Y EL COMISIONADO DE SALUD EXHORTAN A EMPLEADORES Y PROVEEDORES DE ATENCIÓN MÉDICA A DONAR VACUNAS CONTRA LA INFLUENZA A NEOYORQUINOS CON ALTO RIESGO

La Ciudad pide al Gobierno federal 600,000 dosis adicionales de vacuna para cubrir a neoyorquinos de alto riesgo

El alcalde Michael R. Bloomberg y el comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental (DOHMH, en inglés) Dr. Thomas R. Frieden pidieron hoy a empleadores y proveedores de cuidado de salud del área que donen suministros de vacunas a las personas con más alto riesgo esta temporada como parte de la gestión municipal en curso para responder a la escasez nacional de vacunas contra la influenza.  El Departamento de Salud está urgiendo la vacunación no solo de las personas con un riesgo alto de complicaciones relacionadas con la influenza, y ha pedido a los neoyorquinos saludables de 2 a 64 años que se abstengan de ser vacunados esta temporada.  El Departamento ha solicitado a la oficina federal de Centros de Control de Enfermedades (CDC, en inglés) 600,000 dosis adicionales para que los proveedores médicos de la Ciudad de Nueva York vacunen a los neoyorquinos con un riesgo alto.  El alcalde y el comisionado de Salud fueron acompañados por el comisionado del Departamento para las Personas Mayores (DFTA, en inglés) Edwin Méndez-Santiago y el Dr. Spencer Foreman, presidente del Centro Médico Montefiore, cuyo hospital está donando vacunas al Departamento de Salud para su redistribución a poblaciones de alto riesgo.

“Aún es temprano en la temporada de influenza, y nuestras clínicas y centros para personas de edad avanzada están realizando una labor admirable de vacunar a nuestros ciudadanos más vulnerables”, dijo el alcalde Bloomberg.  “Sin embargo, 90% de los residentes locales dependen de médicos privados para que los vacunen contra la gripe, y necesitamos conseguirles vacunas.  Como no hay suficientes vacunas para todos los que la desean, necesitamos trabajar unidos para proteger a nuestros más vulnerables.  Pedimos a esas empresas y proveedores de atención médica que ordenaron vacunas para sus empleados en riesgo que donen vacunas a la Ciudad para que podamos asegurar que se vacuna e las personas en riesgo”.

“Además de nuestra petición a los empleadores del área, hemos pedido a la oficina de Centros de Control y Prevención de Enfermedades vacunas adicionales para proteger a las personas con el riesgo más alto de complicaciones de la gripe en esta temporada”, dijo el comisionado Frieden.  “Se necesitan unas 600,000 dosis adicionales para la gente de más alto riesgo.  Hemos pedido esta cantidad al Gobierno federal, dado el inventario que queda en el país, esperamos que el CDC pueda proveerlas.  La mayoría de la gente pasará la temporada de gripe sin enfermar gravemente, pero precauciones sencillas ― como quedarse en casa si se tiene fiebre y tos, y cubrirse la tos y el estornudo ― reducirán mucho el riesgo de enfermar a los demás”.

El Departamento de Salud ha lanzado varias iniciativas en respuesta a la falta de vacunas:

  • Los empleadores y otros proveedores de vacunas contra la gripe que deseen donar suministros deben comunicarse con el Departamento de Salud llamando al 311 o escribiendo a nycflu@health.nyc.gov.  Varias corporaciones ya han recibido cartas del Departamento urgiéndoles a donar vacunas.
  • Las clínicas de salud y centros para ancianos de la Ciudad siguen ofreciendo vacunas contra la gripe a personas de 65 o más años y a aquellos gravemente enfermos, muchos de los cuales no pueden conseguir al vacuna de sus médicos regulares.  The Visiting Nurse Service of New York, La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, en inglés) y la Oficina de Manejo de Emergencias de la Ciudad (OEM, en inglés) han brindado una ayuda significativa ayudando a aliviar la crisis.
  • Los neoyorquinos deben permanecer en contacto con sus médicos, ya que el suministro de vacunas a los hospitales y médicos de todo el país empezará en las próximas semanas.  A medida que llegue más vacuna, debe seguir priorizándose a las personas de mayor riesgo para ser vacunados.
  • El Departamento de Salud ampliará sus operaciones clínicas para acomodar el exceso de personas que vienen a clínicas del Departamento, muchas de las cuales son vacunadas usualmente por su médico.  Se están estableciendo lugares adicionales en instalaciones cercanas a clínicas de salud existentes.  La meta es administrar la vacuna de manera más eficiente para reducir el tiempo de espera a los que vienen a clínicas de la Ciudad.  Habrá información sobre estos lugares en las clínicas del Departamento de Salud durante los días en que estos estén abiertos, y también disponible en línea y por medio del 311.
  • Se ha añadido trabajadores y 60 líneas telefónicas para atender llamadas relacionadas al 311 y la Línea de información (Flu Information Line, en inglés), que en su momento más ajetreado la semana pasada recibió la cantidad nunca vista de 7,000 llamadas ― 10 veces su volumen usual para esta época del año.
  • El Departamento de Salud está luchando por cambios a largo plazo de procesos federales para fabricar, adquirir y distribuir la vacuna contra la influenza, y para incrementar la financiación y cobertura de vacunas contra la gripe o influenza.

“Los neoyorquinos de mayor edad tienen la mayor probabilidad de enfermar de gripe, y 90% de las muertes de complicaciones de gripe ocurren en gente de más de 65 años”, dijo el comisionado Méndez-Santiago.  “Trabajando con el Departamento de Salud, estamos dando lo mejor de nosotros para conseguir vacunas para nuestras personas mayores a fin de protegerlos de la gripe en esta temporada.  Los neoyorquinos de más de 65 años también deben hablar con sus médicos para conseguir una vacuna contra la neumonía si no lo han hecho recientemente”.

“La crisis nacional de inmunización de la influenza requiere acciones extraordinarias”, dijo el Dr. Spencer Foreman, presidente del Centro Médico Montefiore.  “En respuesta a una petición urgente del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad, Montefiore accedió a proveer vacunas de su propio suministro escaso para ayudar a aliviar la situación crítica para los que recibieron un suministro limitado o ningún suministro”.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Edward Skyler / Jordan Barowitz   (212) 788-2958

Sandra Mullin   (Department of Health)
(212) 788-5290

Andrea Cimino   (Department for the Aging)
(212) 442-1111



SIGA CONECTADO

TwitterTwitter   TwitterYouTube   FlickrFlickr
Mas Recursos
Vea las fotos (en inglés)
Vea el video (en inglés) en 56k o 300k