Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 281-04
20 de octubre de 2004

EL ALCALDE BLOOMBERG DEDICA PLACA EN HOMENAJE AL BOMBERO JAMES O'SHEA

El alcalde Michael Bloomberg y el comisionado del Departamento de Bomberos (FDNY, en inglés) Nicholas Scoppetta dedicaron hoy una placa en honor al bombero James O'Shea en una ceremonia llevada a cabo en la estación de la Compañía de Escaladores 127 en Queens.  El bombero O'Shea sufrió un ataque cardiaco mortal el 27 de septiembre de 2003 tras regresar a casa de una gira en su estación.  O'Shea era un veterano de 17 años del Departamento y el primer bombero en morir en cumplimiento del deber tras los ataques al World Trade Center.  Tenía 40 años de edad.  El alcalde y el comisionado fueron acompañados en la ceremonia de dedicación por oficiales del Departamento, bomberos, familiares y amigos de O'Shea.

"James O'Shea fue un hombre dedicado a proteger las vidas de los neoyorquinos cada día que vino a trabajar”, dijo el alcalde Bloomberg.  “Ya fuera ayudando a bomberos más jóvenes a aprender lo básico, o arriesgándose él mismo, James O'Shea mostró un compromiso inquebrantable para con sus compañeros bomberos y la Ciudad.  Al pasar otros hombres y mujeres valientes del Departamento de Bomberos frente a esta placa, recordarán los sacrificios que algunos de ellos tengan que hacer algún día, y el tipo de bombero y ser humano que fue James O'Shea”.

“Es un honor estar aquí hoy para conmemorar la vida y el servicio del bombero James O'Shea”, dijo el comisionado Scoppetta.  “Él encarnó lo que significa ser uno de Los Más Valientes de Nueva York.  Esta placa colgará aquí por siempre para inspirar a los que entren a este lugar y recordarles la vida que él vivió y las vidas que el impactó como bombero de la Ciudad de Nueva York”.

El bombero O'Shea sirvió a la Ciudad primero como oficial de policía, antes de unirse a las filas del Departamento de Bomberos.  Durante su carrera, fue asignado a Compañías de Máquinas y Escaladores, y recibió una citación de unidad por sus acciones heroicas en un incendio en Queens en el año 1995.  Se le recuerda como un “gigante bonachón” y alguien que siempre estaba presente para ofrecer consejo y ser un modelo para los bomberos más jóvenes.

La esposa del bombero O'Shea, Yetta, y sus hijos, Matthew y Jake, asistieron al acto junto con su madre Margaret y su hermana Maureen.  También estuvieron presentes el jefe de Departamentos Peter Hayden, el jefe de Operaciones Salvatore Cassano, y miembros jubilados de la Compañía de Máquinas 298 y Compañía de Escaladores 127.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Edward Skyler / Robert Lawson   (212) 788-2958

Francis Gribbon   (Fire Department of New York)
(718) 999-2056



SIGA CONECTADO

TwitterTwitter   TwitterYouTube   FlickrFlickr
Mas Recursos
Vea el video (en ingl├ęs) en 56k o 300k