Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 210-04
29 de julio de 2004

EL ALCALDE BLOOMBERG Y EL GOBERNADOR PATAKI ELOGIAN EL RESPALDO DEL PRESIDENTE BUSH A LA PROPUESTA DE CONVERSIÓN FISCAL PARA REDIRIGIR AYUDA FEDERAL DEL 11 DE SEPTIEMBRE

El Presidente aprueba solicitud del alcalde y el gobernador para convertir $2 mil millones en un paquete impositivo federal; los cambios allanarían el camino para establecer un enlace ferroviario entre el Bajo Manhattan y el aeropuerto JFK, un elemento crucial de los planes estatales parar revitalizar al Downtown

El alcalde Michael R. Bloomberg y el gobernador George E. Pataki anunciaron hoy que el Presidente George W. Bush ha aprobado su solicitud de redirigir hasta $2 mil millones en beneficios fiscales de la ‘Zona de la Libertad’ hacia otros elementos esenciales del esfuerzo de reconstrucción del Bajo Manhattan.  Los nuevos fondos generados podrían usarse para construir un nuevo enlace ferroviario desde Long Island y el aeropuerto JFK hasta el Downtown, mejorando la competitividad global de Nueva York y a la vez ayudando a cientos de miles de pasajeros en Long Island e impulsando esfuerzos de largo plazo para crear empleos en la Ciudad.

“El Presidente Bush aprobó hoy nuestra petición de redirigir incentivos fiscales no usados para el Bajo Manhattan por un valor de $2 mil millones acia mejoras vitales para nuestra infraestructura de transporte”, dijo el alcalde Bloomberg.  “Al mejorar el acceso regional hacia el Bajo Manhattan, podemos proseguir el dramático resurgir del área tras los ataques del 11 de Septiembre y asegurar su futuro como el motor económico para la Ciudad entera.  Este es apenas el ejemplo más reciente de cómo hemos trabajado con el Presidente y el gobernador a fin de hallar soluciones creativas para los retos más serios de la Ciudad de Nueva York.  Quiero dar gracias al Presidente Bush por su continuo compromiso con nuestra recuperación, y espero colaborar estrechamente con líderes congresuales en este asunto”

“Hoy hablé con la Casa Blanca, y el Presidente Bush ha cumplido una vez más para Nueva York y asegurado el camino para el resurgimiento del Bajo Manhattan tras el 11 de Septiembre con su respaldo a nuestra propuesta de redirigir y utilizar más completamente beneficios tributarios federales de la ‘Zona de la Libertad’”, dijo el gobernador Pataki.  “Todos los neoyorquinos y ciudadanos pueden enorgullecerse de cómo el Presidente ha dirigido a nuestra nación tras los ataques del 11 de Septiembre, y del firme liderazgo que ha mostrado para Nueva York.  También quiero elogiar al alcalde Bloomberg por su liderazgo en esta gestión para continuar la revitalización del Bajo Manhattan.  Juntos, trabajaremos para redirigir estos recursos federales hacia el establecimiento de un nuevo enlace de trenes entre el Bajo Manhattan y Long Island y el JFK, lo cual hará mucho para reforzar la economía del Downtown.  Al crear este nuevo enlace ferroviario, proveeremos un acceso sumamente mejorado al Bajo Manhattan y atraeremos de nuevo a decenas de miles de empleos que fueron perdidos tras 11 de Septiembre.  El apoyo del Presidente da un tremendo impulso al proyecto del enlace de trenes. Ahora le toca al Congreso y a la delegación congresual de nuestro estado asegurar que esta propuesta se convierta en ley.  Espero trabajar con ellos para hacer realidad este vínculo ferroviario”.

Esta acción siguió al respaldo del Presidente Bush a la extensión del programa de Bomos ‘de la Libertad’ (Liberty, en inglés), cuyo vencimiento habría sido este año.  El programa provee $8 mil millones en bonos libres de impuestos para financiar proyectos tanto comerciales como residenciales en la Ciudad de Nueva York, priorizando al Bajo Manhattan.  La extensión del programa de bonos Liberty, que está ahora pendiente en el Congreso, es crucial para la reconstrucción del lugar del World Trade Center.

En los meses que siguieron a los ataques del 11 de Septiembre, el Presidente Bush y el Congreso aprobaron un paquete de ayuda de $20 mil millones para Nueva York, incluso más de $5 mil millones en incentivos de impuestos para impulsar el redesarrollo en el Bajo Manhattan.  La Ciudad creó esta propuesta a finales de 2003 para hallar formas alternativas de gastar los créditos fiscales no usados, y obtuvo el apoyo del sector privado.  Tras una carta del gobernador Pataki el 28 de junio, y luego de discusiones entre la Administración Bush, funcionarios estatales y municipales, y líderes empresariales locales, el Presidente acordó refinar los estimados iniciales de estos beneficios de incentivos fiscales y permitirá que Nueva York utilice cualquier porción no utilizada del paquete de ayuda, que se eleva a unos $2 mil millones.  Se espera que la Oficina federal de Administraación y Presupuesto anuncie en su Revisión de mitad de período (Mid Session Review, en inglés) el apoyo de la Administración a la reasignación.

El gobernador declaró en su carta de junio que cualesquiera beneficios reasignados del paquete de ayuda deberían ser dedicados a la construcción de un enlace ferroviario hacia Long Island y el aeropuerto JFK desde el Bajo Manhattan.  La nueva línea de trenes proveería al Downtown con un acceso sumamente mejorado a una de las más importantes fuentes de trabajo en la región y a la principal entrada internacional de la región.

En una carta reciente al Presidente, un número de ejecutivos empresariales de alto rango que representaban a 18 firmas del Downtown observaron que este enlace ferroviario creará 56,000 empleos en el Bajo Manhattan y el Downtown de Brooklyn, y producirá más de $6 mil millones en producción económica anual.  La facilidad de acceso a la continuamente creciente fuerza laboral de Long Island harán del Bajo Manhattan un lugar más atractivo para loe negocios en años venideros, y un viaje directo al JFK impulsarán las transacciones de negocios nacionales e internacionales que han hecho de Wall Street la capital financiera del mundo.  Este enlace de trenes también proveerá un servicio valiosísimo a los millones de turistas que se espera visiten el centro conmemorativo del World Trade Center cuando este sea completado.

Los $2 mil millones que posiblemente sean generados por esta reasignación, junto a $560 millones avanzados por la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, y $400 millones esperados de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, en inglés) representarían un pago adelantado significativo para culminar el proyecto, que se espera cueste $6 mil millones.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Edward Skyler / Jordan Barowitz   (212) 788-2958

Lisa Stoll (Governor’s Office)   (212) 863-5176




Mas Recursos