Printer Friendly Format
  28 de marzo de 2004
www.nyc.gov

Asegurando que Nueva York sea siempre la segunda casa de todos
Por el alcalde Michael R. Bloomberg

Los empleos de más de 200,000 neoyorquinos dependen de las convenciones y el turismo. Después de Wall Street, es la segunda industria más grande en nuestra ciudad. Y el jueves dimos un paso gigantesco para promover el negocio de las convenciones — un paso que fortalecerá el futuro de Nueva York, diversificará nuestra economía y creará miles de puestos de trabajo para los neoyorquinos.

Estoy hablando acerca de nuestro plan del Corredor de Convenciones para el extremo oeste de Manhattan. Este proyecto ha sido necesitado por mucho tiempo — ya que prácticamente desde en día en que abrió el Centro de Convenciones Javits en 1986, su debilidad ha sido dolorosamente clara. Aun cuando la Ciudad de Nueva York es el “segundo hogar de todos”, y el destino número uno para visitantes de todo el país, nuestro centro de convenciones ocupa la 18va posición en cantidad de espacio para exhibiciones en la nación. El resultado: Cada año perdemos millones de dólares en actividad económica y los empleos que vienen con ella.

El proyecto del Corredor de Convenciones cambiará eso y catapultará a Nueva York desde la 18va a la 5ta posición en espacio para convenciones. La construcción que empieza la próxima primavera casi duplicará el tamaño del Javits Center. Incluirá el Centro de Deportes y Convenciones de Nueva York, que será construido en una plataforma sobre los depósitos ferroviarios detrás de Penn Station. El New York Sports and Convention Center será el futuro hogar de los Jets de Nueva York y, si tenemos la fortuna de ser elegidos para organizarla, de las Olimpíadas de 2012, los juegos de verano de ese año. Contará con un techo retráctil que permitirá utilizarlo todo el año y lo hará disponible para el negocio de las convenciones todos menos unos cuantos días al año. Eso permitirá al Centro Javits organizar prácticamente todos los eventos mayores de convenciones, ferias de comercio o eventos especiales.

El proyecto del Corredor de Convenciones costará aproximadamente $2.8 mil millones que serán compartidos por los sectores público y privado, incluyendo $800 millones de los Jets de Nueva York, la mayor contribución que un equipo deportivo profesional ha hecho jamás a una instalación de este tipo. El dinero público para este proyecto es una buena inversión. Cuando sea completado, se espera que el Corredor de Convenciones genere más de dos veces en impuestos anuales que los 30 años en costos de servicios de deudas que cargarán el Estado y el Gobierno municipal. El Corredor de Convenciones creará 42,000 empleos de construcción y más de 17,000 empleos permanentes. Y será el centro de la transformación de la hoy abandonada área de Hudson Yards, de 360 acres, en un nuevo y dinámico vecindario comercial y residencial que incluirá 20 acres de parques y espacios al aire libre nuevos, y contará con servicio de una línea de subway #7 extendida.

Antes de concluir esta mañana, quiero recordar a los neoyorquinos otra buena noticia. A partir de este jueves 1ro de abril, equipos de trabajo del Departamento de Sanidad Pública (DSNY, en inglés) de la Ciudad volverán a recoger semanalmente todos los materiales reciclables en las aceras: papel, metal, plástico y vidrio. Para más detalles, llamen al 311 o visiten el sitio Web de la Ciudad, www.nyc.gov. Tuvimos que suspender las recogidas semanales de reciclables hace dos años debido a los problemas fiscales de la Ciudad; reanudarlas ahora muestra que la economía de Nueva York está recuperándose. Y construir el Corredor de Convenciones hará nuestra economía aún más fuerte.

www.nyc.gov