Formato Amistoso con la Impresora Compartir


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA
PR- 159-04
24 de junio de 2004

EL ALCALDE BLOOMBERG ANUNCIA OPERATION SAFE HOUSING PARA MEJORAR LA SEGURIDAD DE LOS RESIDENTES DE VIVIENDAS PÚBLICAS

El programa de cuatro puntos enfrenta la venta de drogas, delitos sexuales y violencia de las armas en las viviendas públicas

El alcalde Michael R. Bloomberg anunció hoy la Operación Vivienda Segura (Safe Housing, en inglés), una nueva iniciativa que busca reducir las ventas de drogas, ataques sexuales y la violencia de las armas en los complejos de vivienda pública de la Ciudad de Nueva York.  Operation Safe Housing, que se suma a las exitosas estrategias de Operation Spotlight, es un programa de cuatro puntos que fortalecerá el monitoreo de convictos de delitos sexuales que viven en viviendas públicas con visitas regulares a sus hogares; creará una audiencia administrativa dedicada a la Autoridad de Vivienda de la Ciudad (NYCHA, en inglés) para priorizar los casos de desalojo relacionados con delitos de armas, estupefacientes y sexuales con nivel de felonías que se cometan en los lugares de viviendas pública; desbandará a los vendedores de drogas en propiedades de NYCHA, prohibiéndoles la entrada a los complejos de vivienda pública y arrestando a los infractores por entrar sin autorización a los mismos; y mejorará la supervisión de personas en libertad condicional que viven en viviendas públicas, estableciendo oficinas para estos directamente en sus comunidades.  Durante el anuncio realizado en el 24to Almuerzo anual de reconocimiento a voluntarios de la Autoridad de Vivienda (NYCHA’s 24th Annual Senior Volunteer Floor Captain Recognition Luncheon, en inglés) en el sector Eastchester del Bronx, acompañaron al alcalde el comisionado del Departamento de Policía (NYPD, en inglés) Raymond Kelly; el presidente de NYCHA, Tino Hernández; el coordinador de Justicia Penal de al Alcaldía John Feinblatt; el subdirector ejecutivo de la División de Libertad Condicional del Estado de Nueva York, Tom Herzog; y representantes de las fiscalías de distritos de la ciudad.

“Hoy cumplimos una promesa que hicimos a todos los residentes de NYCHA en mi discurso del Estado de la Ciudad”, dijo el alcalde Bloomberg.  “Todos los neoyorquinos tienen el derecho de sentirse seguros y a salvo en sus hogares.  Bajo el liderazgo del comisionado Kelly y el presidente de NYCHA [Tino] Hernández, hemos hecho a las viviendas públicas más seguras que nunca antes para todos sus residentes —pero podemos hacerlo aun mejor.  Con Operation Safe Housing, aplicaremos la estrategia quirúrgica de equipo de Operation Spotlight para los vendedores de drogas y delincuentes sexuales y de armas que explotan a los residentes de NYCHA que respetan las leyes.  Es lo mínimo que merecen nuestros inquilinos y sus familias”.

Desde 1996, los delitos mayores en las viviendas públicas de la Ciudad de Nueva York han caído casi 50%, y casi 16% en los últimos tres años.  Sin embargo, las estadísticas sobre el crimen muestran que las viviendas públicas son aún desmesuradamente afectadas por criminales en tres tipos de delitos: violencia con armas de fuego, delitos sexuales y tráfico de drogas.  El año pasado, 11% de los homicidios, 11% de las violaciones y 16% de las balaceras en la Ciudad ocurrieron en propiedades de NYCHA.  Además, cerca de 65% de los tiroteos en viviendas públicas hasta finales de mayo de este año han sido clasificados como relacionados con asuntos de drogas, comparado a 33% para la Ciudad en general.

“Al enfocar recursos policiales donde tienen un mayor impacto, estamos mejorando la seguridad para los residentes que respetan las leyes en estos proyectos de viviendas”, dijo el comisionado Kelly.  “Estamos mostrando a los criminales que no son bienvenidos”.

La primera parte de la Operación Vivienda Segura se concentra en los que cometen delitos sexuales.  La Ley estatal de Registro de Delincuentes Sexuales (Sex Offender Registry Act, en inglés), conocida como Ley de Megan, crea un mecanismo para reducir el riesgo de reincidencia al obligar a los convictos de delitos sexuales a informar a las autoridades de su lugar de residencia.  Una información precisa de domicilio, por su parte, posibilita a la policía monitorear las actividades de los delincuentes más peligrosos.  Operation Safe Housing añadirá otro nivel de confiabilidad a las salvaguardas ya estipuladas en la Ley de Megan, permitiendo un monitoreo aún más cercano de los delincuentes sexuales que viven en viviendas públicas.  En vez de depender de que estos envíen por correo un formulario o se reporten personalmente a un cuartel policial, ahora la policía irá directamente hasta estos delincuentes.  Por primera vez, agentes policiales especialmente entrenados visitarán los hogares de cada convicto de delitos sexuales que dicen residir en viviendas públicas y verificarán personalmente sus domicilios.  Se llevará un registro de cada delincuente sexual.  Los que no vivan en la dirección donde están registrados serán arrestados y enjuiciados por infringir la Ley de Megan.  Se realizarán visitas de seguimiento cada seis meses para asegurar el cumplimiento estricto de la ley.

La segunda parte de Operation Safe Housing se enfoca en los que delinquen con armas de fuego, delitos sexuales y vendedores de drogas de alto nivel cuyos crímenes los dejan sujetos a ser desalojados de sus apartamentos de NYCHA.  Cuando los residentes se ven involucrados en actividades criminales. NYCHA tiene la potestad de tomar acciones administrativas, con penas que van desde el desalojo hasta la exclusión.  Cada año, el sistema de audiencias administrativas de NYCHA procesa un volumen elevado de casos de este tipo, la gravedad de los cuales puede variar en gran medida.  Para asegurar que se de la mayor prioridad a los casos más graves, una Audiencia Especial recién creada se enfocará exclusivamente en casos en los que están envueltos residentes que cometen felonías con armas, los delitos sexuales más graves y las felonías de drogas del más alto nivel en propiedades de NYCHA.  La nueva parte de Audiencias Especiales asegurará que el sistema funciona más rápida y eficientemente que nunca para los criminales que representan el mayor riesgo para la seguridad de sus vecinos.

“Como casero público, NYCHA tiene una obligación especial de asegurar la seguridad pública y la calidad de vida de los residentes.  Tenemos un historial de colaborar estrechamente con la policía y residentes para mejorar la seguridad pública en nuestros complejos”, dijo el presidente Hernández.  “Ahora esperamos extender esta colaboración bajo Operation Safe Housing para incluir a la División de Libertad Condicional del Estado de Nueva York y las fiscalías de distritos.  Juntos podemos hacer aún más seguras a las viviendas pública”.

La tercera parte de la iniciativa es una nueva política de violación de espacios privados que enfrenta a los vendedores de drogas, negándoles acceso a los terrenos de viviendas públicas.  Las ventas de drogas tienen un efecto profundamente negativo sobre la calidad de vida; una de las quejas más comunes de los residentes de viviendas públicas es la presencia persistente de vendedores de drogas en sus proyectos.  Además, las estadísticas del crimen indican que el comercio de drogas es un factor que contribuye en gran medida a los crímenes violentos que ocurren en las viviendas públicas, particularmente balaceras y homicidios.  La nueva reglamentación impedirá el tráfico de drogas y la violencia asociada con el mismo, sacando a los traficantes de los lugares que necesitan para realizar sus transacciones.  Bajo las nuevas reglas, a las personas arrestadas por venta de drogas con grado de felonía en terrenos de viviendas públicas se les dará una notificación prohibiéndoles entrar en propiedades de NYCHA.  Se mantendrá una base de datos de todos los individuos sujetos a la prohibición, la cual estará a la disponibilidad de la policía, y la prohibición se hará cumplir agresivamente.  Si los traficantes regresan — por cualquier motivo — serán arrestados y enjuiciados por violar propiedad privada.

“La delincuencia es distinta en las viviendas públicas”, dijo John Feinblatt, coordinador de Justicia Penal. Operation Safe Housing reconoce la naturaleza única de las viviendas públicas y enfoca los recursos colectivos de la policía, NYCHA, Libertad Condicional y los fiscales de distritos sobre la gente problemática que causa el mayor daño.  Nos va a ayudar a mantener una supervisión más cercana de los delincuentes sexuales, a dar la mayor prioridad a los casos más graves de desalojo, a privar a los traficantes de drogas de los lugares donde les gusta hacer negocios, y a dar a Libertad Condicional las herramientas que necesita para ayudar a los que están libres bajo palabra a seguir alejados del crimen.  Es inteligente, es quirúrgico, y va a hacer la vida mucho mejor para los residentes que respetan la ley y que representan la abrumadora mayoría en las viviendas públicas”.

La cuarta y última parte complementa las primeras tres, estableciendo una colaboración con la División de Libertad Condicional del Estado de Nueva York para mejorar la supervisión de las personas libres bajo palabra que residen en viviendas públicas.  Con espacio provisto por NYCHA, la División empezará un nuevo modelo local de prueba para dos grupos de complejos de vivienda en Brooklyn y el Bronx.  Se dedicarán oficiales de Libertad Condicional a la supervisión de las personas libres bajo palabra que residen en estos proyectos, y se usarán oficinas que están ubicadas en los mismos edificios de viviendas públicas.  Tener una presencia en los complejos proveerá mayores oportunidades para interacción entre los oficiales de Libertad Condicional y los familiares de los libres bajo palabra, al igual que con los residentes de las comunidades.  Una proximidad mayor también mejorará la capacidad de la División, el NYPD y NYCHA para colaborar entre sí.  La oficina local en el Bronx servirá a los complejos de Millbrook, Patterson, Melrose, Morris, Jackson, Morrisania y Betances; mientras que la oficina local de Brooklyn dará servicio a los complejos de Tilden, Brownsville, Seth Low, Van Dyke, Howard y Langston Hughes.

Operation Safe Housing se suma al éxito de otras colaboraciones para combatir el crimen entre el Departamento de Policía, la Autoridad de Vivienda y residentes de viviendas públicas.  Entre las iniciativas previas se incluyen las patrullas de arrendatarios o inquilinos, la instalación de circuitos cerrados de televisión en complejos selectos de vivienda, y la adición de modernos sistemas de comunicación interna y cerraduras electromagnéticas para proteger mejor las entradas de los edificios.

Aproximadamente 420,000 neoyorquinos, cerca de 5% de la población de la Ciudad, residen en 345 complejos de viviendas públicas en toda la Ciudad.  La parte de la Operación Housing Spotlight relacionada con la verificación de los domicilios de los convictos de delitos sexuales ya se está llevando a cabo.  La parte sobre Audiencias Especiales de NYCHA empezará a escuchar casos en el mes de julio.  Las nuevas oficinas de Libertad Condicional en Brooklyn y el Bronx serán abiertas a finales de verano.  La nueva política de prohibición de la entrada a complejos de NYCHA será iniciada en Queens durante el otoño y luego ampliada a los demás condados en los meses siguientes.

Operation Spotlight fue lanzada en 2002 para concentrar la atención del sistema de justicia penal en los infractores crónicos de delitos menores.  Se establecieron juzgados especializados en los cinco condados, y se ha acelerado el procesamiento de los informes de laboratorios de narcóticos, acelerado las revocaciones de libertad condicional, e incrementado la capacidad de juicios y enlaces directos con servicios para los drogadictos y enfermos mentales acusados.  Desde el lanzamiento de la iniciativa, el porcentaje de acusados que recibieron condenas de prisión ha aumentado 47%, con un aumento de 74% en las sentencias de más de 30 días.  El porcentaje de acusados detenidos bajo fianza ha aumentado casi 20%.







CONTACTO PARA LOS MEDIOS:


Edward Skyler / Jordan Barowitz   (212) 788-2958

Paul Browne   (New York Police Department)
(646) 610-6700

Howard Marder   (NYC Housing Authority)
(212) 306-3322




Mas Recursos
Vea el video (en inglés) en 56k o 300k