Printer Friendly
中文 (繁體) - español - Русский
Sm Med Lg
Get Adobe Reader
Peligros en NYC: Interrupción de servicios públicos


Los habitantes de la Ciudad de Nueva York confían en varios servicios públicos para muchas de sus actividades cotidianas: desde tomar una ducha hasta alimentar sistemas informáticos e, incluso, manejar sistemas de mantenimiento vital.

El 18 de julio de 2007, un géiser de vapor y barro hizo erupción y alcanzó casi 70 pies (más de 21 metros) de altura cerca de Grand Central Terminal después de que una tubería de vapor de 24 pulgadas (casi 61 cm.) explotara en el subsuelo de la avenida Lexington. La fuerza de la explosión causó un cráter de 40 pies (más de 12 m) en la calle, volteó un camion remolcador cercano e hizo llover escombros sobre varias manzanas a la redonda. Los hospitales de la zona atendieron a varias victimas de quemaduras y una mujer falleció a causa de un ataque cardíaco que se cree fue causado por la explosión.

El 14 y el 15 de agosto de 2003, un corte eléctrico masivo afectó a ocho estados, desde Michigan a Nueva York, y al sur de Ontario (Canadá) y dejó a más de 50 millones de personas sin electricidad durante 29 horas aproximadamente. En la Ciudad de Nueva York, las pérdidas por la interrupción de la productividad y bienes dañados superaron los $1.000 millones, los servicios del metro se suspendieron, el tráfico se paralizó, los trabajadores salieron a las calles y las personas que tienen que desplazarse de otras localidades para ir al trabajo abarrotaron los puentes de la Ciudad en las primeras horas del apagón.

En dos ocasiones previas en la historia de la Ciudad de Nueva York — en 1965 y en 1977 — los cortes eléctricos que afectaron a toda la ciudad tuvieron como resultado disturbios civiles y pérdidas superiores a los $300 millones. Durante la ola de calor de julio de 1999, 200.000 clientes del norte de Manhattan se quedaron sin electricidad — algunos hasta durante 19 horas — y el servicio de metro quedó interrumpido en las horas pico.

Y en julio de 2002, más de 60.000 clientes de Con Edison se quedaron sin electricidad en el bajo Manhattan después de que un transformador se incendiara en una planta del sur la ciudad. El corte eléctrico duró más de siete horas e interrumpió el servicio de metro en seis líneas.

En enero de 1998, una tubería principal de agua de 48 pulgadas (más de 120 cm) se rompió en el distrito Flatiron de Manhattan, lo que causó una inundación de cientos de miles de galones de agua en las calles adyacentes, el derrumbamiento de la calzada, el corte de servicios públicos en toda la manzana y un embotellamiento del trafico. La ruptura también causó un escape de gas que terminó ardiendo, con llamas de hasta dos pisos de altura.

Todos los años, el Departamento de Protección Medioambiental registra aproximadamente 600 rupturas de tuberías principales de agua, la mayoría de las cuales no son de gran importancia. A menudo, los cortes de electricidad suceden durante los meses de verano, cuando la demanda de los consumidores alcanza el punto más alto. La contaminación del agua, las sequías, los escapes de gas y las interrupciones de servicios telefónicos son otros de los riesgos relacionados con los servicios públicos a los que posiblemente se tenga que enfrentar la Ciudad.

Aunque las interrupciones de servicios públicos pueden ser peligrosas, sus efectos se pueden evitar o reducir si se toman las debidas precauciones.


CORTES DE ELECTRICIDAD:
EMERGENCIAS EN EL SUMINISTRO DE AGUA:
INTERRUPCIÓN DEL SUMINISTRO DE GAS: