Printer Friendly
中文 (繁體) - español - Русский
Sm Med Lg
Get Adobe Reader
Tormentas costeras y huracanes


Las tormentas costeras, como los vientos del noreste (en inglés, "nor'easter"), las tormentas tropicales y los huracanes, afectan a la Ciudad de Nueva York. De hecho, el gran desarrollo y densidad de población del litoral de Nueva York hace que la ciudad sea una de las más vulnerables a daños ocasionados por huracanes.

Debido a la geografía de la región, los huracanes en la Ciudad de Nueva York (aunque poco frecuentes) pueden causar daños mucho mayores que los huracanes de intensidad semejante en el sur de los Estados Unidos. Con vientos a una velocidad constante de 74 mph (119 Km/h) o superior, los huracanes pueden aplastar edificios, derribar árboles y convertir objetos sueltos en proyectiles letales. Junto con las lluvias torrenciales, las mareas de tormentas son una de las características más peligrosas de un huracán. Un huracán grande podría propulsar olas de más de 30 pies (9 m) a algunas partes de la de la Ciudad de Nueva York.

Es importante que los habitantes de Nueva York se tomen el tiempo necesario para prepararse. Si vive a 10 cuadras o menos del litoral, lo más probable es que le ordenen evacuar antes de una tormenta costera o de un huracán severos. Sin embargo, todos los residentes deben tener un plan en caso de que tengan que evacuar o pasar la tormenta en casa.

Durante los huracanes, es posible que se pida a los habitantes de zonas de evacuación que abandonen sus hogares. Para averiguar si vive en una zona de evacuación por huracán, utilice el Servicio Buscador de Zonas de Evacuación ante Huracanes (en inglés) de la OEM o llame al 311.

Para obtener más información sobre estas tormentas y los procedimientos de respuesta de la Ciudad de Nueva York a las tormentas costeras, visite las páginas que aparecen en el recuadro de la izquierda, o descargue e imprima una copia de nuestro folleto de Listo Nueva York sobre huracanes. También puede llamar al 311 para pedir que le envíen por correo un ejemplar del folleto.



CÓMO PREPARARSE PARA UN HURACÁN
PELIGROS DE LOS HURACANES