Printer Friendly
中文 (繁體) - español - Русский
Sm Med Lg
Get Adobe Reader
Peligros en NYC: Monóxido de carbono


Niveles peligrosos de monóxido de carbono (CO) (un gas incoloro y sin olor) pueden ser producidos por mala ventilación o el atoramiento de hornos, conductos de humo, calentadores unitarios, chimeneas, estufas y tubos de escape. Cualquier vehículo o aparato que queme combustible puede emitir monóxido de carbono.

Cientos de personas mueren cada año por intoxicación con monóxido de carbono y miles más sufren de mareos, fuertes dolores de cabeza y náuseas. El síntoma más común de intoxicación por monóxido de carbono es el dolor de cabeza. Sin embargo, entre los otros sintomas se incluyen mareo, dolor en el pecho, náusea y vómitos. En los casos más graves, las personas afectadas pueden volverse cada vez más irritables, agitadas y confusas para más tarde entrar en letargo y quedar inconscientes. El monóxido de carbono es peligroso para todo el mundo, pero más para las personas con un nivel bajo de glóbulos rojos, con problemas cardiacos o respiratorios y para los bebés y niños pequeños.

SI SOSPECHA QUE USTED U OTRA PERSONA SE ESTÁ INTOXICANDO CON CO:

  • Salga de su vivienda
  • Llame al 911
  • Lleve a las víctimas al aire fresco inmediatamente
  • Abra las ventanas
  • Llame a la compañía de gas local

 

Consejos para evitar la intoxicación con monóxido de carbono:

  • Instale en su vivienda un detector de monóxido de carbono y compruebe regularmente si las pilas funcionan. La ley de la Ciudad de Nueva York exige a los propietarios que proporcionen e instalen por lo menos una alarma de monóxido de carbono aprobada a una distancia de 15 pies (4,5 m) de la entrada principal a cada dormitorio.
    Obtenga más información sobre la ley de NYC sobre detectores de CO
    (en inglés)
  • Asegúrese de que su sistema de calefacción se mantenga limpio y adecuadamente ventilado. Cambie las piezas que estén gastadas o defectuosas.
  • Limpie todos los años su chimenea y conductos de humos para evitar que se acumule hollín, hojas, etc.
  • Los calentadores de queroseno son peligrosos e ilegales en la Ciudad de Nueva York.
  • No caliente su hogar con una estufa ni horno de gas.
  • No utilice aparatos a gasolina, como un generador, en interiores.
  • No utilice jamás una parrilla de carbón o un Hibachi (parrilla portátil) en interiores.
  • Los gases de escape de los automóviles contienen monóxido de carbono. Abra la puerta de su garaje antes de encender el motor de su automóvil y no lo deje encendido en un recinto cerrado. Después de una nevada, limpie los tubos de escape antes de poner en marcha un automóvil o camión.