Printer Friendly
中文 (繁體) - español - Русский
Sm Med Lg
Get Adobe Reader
Peligros en NYC: Calor extremo


Durante el verano, los neoyorquinos son particularmente vulnerables a los peligros relacionados con el calor. En los días calurosos de verano, la ciudad puede tener temperaturas de hasta 10º F (5,5º C) más altas que en las áreas circundantes. Esto se debe a que la infraestructura de la ciudad — en su mayoría asfalto, concreto y metal — atrapa el calor. Este fenómeno se denomina efecto de "isla de calor urbano".

Las olas de calor son especialmente peligrosas para los niños, las personas de la tercera edad, aquellas con enfermedades cardiovasculares y aquéllas que toman medicamentos psicotrópicos o de otro tipo. En julio y agosto de 2006 la Ciudad de Nueva York sufrió olas de calor extremo que cobraron 46 vidas y cortaron la electricidad en varias zonas de la ciudad. En agosto de 2003, una tremenda ola de calor en Francia dejó 15.000 muertos aproximadamente, muchos de los cuales eran personas de la tercera edad. En julio de 1995, una ola de calor en Chicago, que duró dos semanas y alcanzó los 119º F (48,3º C), cobró las vidas de 465 personas. Más de la mitad de las víctimas tenía 75 años de edad o más. Según los Centros para el Control de Enfermedades, el aislamiento social y la incapacidad de cuidarse por sí mismos ponen a las personas en un mayor riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el calor.

La duración de la ola de calor también es un factor importante: los estudios demuestran que las enfermedades relacionadas con el calor aumentan considerablemente cuando el calor excesivo dura más de dos días. Pasar aunque sólo sea dos horas al día en espacios con aire acondicionado puede reducir de manera significativa la cantidad de enfermedades relacionadas con el calor.



Descargue el folleto Listo Nueva York: Derrote al calor (en PDF) de los enlaces a continuación para obtener consejos sobre cómo mantenerse fresco durante todo el verano.