Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 026-13
jueves 18 de julio de 2013

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Jean Weinberg/Veronica Lewin: pressoffice@health.nyc.gov


El Departamento de Salud advierte a los neoyorquinos sobre el calor extenso, les pide que ayuden a sus familiares, amistades y vecinos

Se espera que el calor intenso continúe hasta el sábado

18 de julio de 2013 – El Departamento de Salud advirtió hoy a los neoyorquinos sobre la peligrosa ola de calor intenso pronosticada para esta semana y les pidió ayudar a las personas en riesgo de los peligrosos efectos del calor. Hoy es el quinto día de peligrosos niveles de calor, con las condiciones climáticas más elevadas para hoy y mañana, y calor continuo hasta el sábado. El riesgo aumenta con cada día que pasa y el calor se intensifica. Los organismos municipales y los proveedores de servicios sin fines lucrativos están visitando los hogares de las personas más vulnerables, y el Departamento de Salud está pidiendo a los neoyorquinos ayudar en esta gestión verificando la condición de sus familiares, amistades y vecinos vulnerables para que los lleven a un lugar fresco o que les proporcionen atención médica si muestran síntomas de enfermedad relacionada al calor. Las señales incluyen piel seca y caliente O fría, húmeda; confusión o desorientación; náusea y vomito; problema para respirar; palpitaciones aceleradas; debilidad y mareo. El Dr. Thomas Farley, comisionado de Salud actualizó a los neoyorquinos en el City Hall Senior Center, en donde fue acompañado por Joseph Bruno, comisionado de la Oficina de Manejo de Emergencia (OEM, en inglés y Lilliam Barrios-Paoli, comisionada del Departamento para las Personas Mayores (DFTA, en inglés).

“La Ciudad de Nueva York no ha sufrido una ola de calor de esta duración desde 2006, la cual fue una ola de calor mortal y que duró 10 días”, dijo el comisionado Farley. “Es extremadamente importante que las personas mayores y las que sufren aflicciones medicas crónicas que permanezcan frescos. Pedimos a los neoyorquinos ayudarnos a vigilar a estas personas en riesgo. Si usted lo hace, puede que esté salvando una vida”.

“Este es el quinto día de esta peligrosa ola de calor, y esperamos que mañana sea más caliente con condiciones húmedas y calientes que continuarán hasta el sábado”, dijo el comisionado Bruno. “Hoy se la temperatura sentirá en los 100 grados y mañana será aún más caliente con el índice de calor posiblemente alcanzando los 105 grados. Estas temperaturas, en cualquier periodo de tiempo, pueden ser mortales. Es esencial que los neoyorquinos tengan cuidado y que estén atentos de sus vecinos”.

“Durante los periodos de calor extremo, las personas mayores están entre aquellos que corren mayor riesgo. En respuesta a este asunto, 230 centros para personas mayores en toda la ciudad operan como centros de refrigerio y 80 de estos ofrecen horarios extendidos”, dijo la comisionada Barrios-Paoli. “Cerca de 50,000 personas han visitado los centros de refrigerio ente el lunes 15 de julio y martes 16 de julio. Instamos de manera enérgica a los neoyorquinos a que visiten un centro de refrigerio cercano o que permanezcan en sus hogares si tienen aire acondicionado. Nuestros administradores de casos también están pendiente de las personas mayores vulnerables y han realizado más de 1,600 llamadas para confirmar su seguridad. Instamos a todos los neoyorquinos a que hagan lo mismo y verifiquen a las personas mayores, frágiles y vecinos discapacitados estén bien”.

La advertencia fue emitida tras los reportes de una muerte relacionada al calor durante una ola de calor más corta a principios de julio. De acuerdo a la Oficina del Médico Forense, un hombre de 57 años de edad de Staten Island falleció el 8 de julio de este año debido a la hipertermia (insolación). El hombre sufría de una aflicción médica subyacente.

Desde el lunes a marte la data del Departamento de Salud mostraba aumentos en las visitas a las salas de emergencia relacionadas con el calor – casi el doble de lo esperado para la temporada del año – las llamadas solicitando ambulancias relacionadas con la calor – casi tres veces de lo esperado. Esto representa solo una pequeña fracción de la cantidad de personas que eran propensas a experimentar enfermedad causada por el calor. El riesgo de enfermedad causada por el calor aumenta usualmente con la duración y severidad de la ola de calor.

El calor a este nivel y por esta duración es peligroso y puede matar. Durante la ola de calor de julio 2006, que duró 10 días con índices llegando a los 110, 40 personas murieron debido a enfermedades relacionadas con el calor. Además, durante ese periodo de tiempo, el Departamento de Salud estima que hubo 100 muertes en exceso de enfermedad cardiovascular y otras enfermedades crónicas. La ola de calor actual, aunque se pronostica que será menos severa, es probable que sea la ola de calor más duradera desde 2006.

La ciudad ha dirigido todos los organismos de servicios sociales que proporcionan servicios a las personas vulnerables como atención médica domiciliaria, comidas a domicilio, y otros programas, a que se comuniquen con sus clientes para asegurarse de que estén y no corren peligro. También pedimos a los neoyorquinos ayudar a sus conciudadanos verificando que las personas vulnerables a las que conocen, especialmente las que no cuentan con aire acondicionado, particularmente si viven solas. Ayúdelos a ir a un lugar fresco, asegúrese de que beban suficiente agua y observe señales de enfermedad causada por el calor Si presentan señales severas de enfermedad causada por el calor, como confusión, llame al 911 inmediatamente para recibir ayuda médica; las personas con síntomas de advertencia, como mareos o calambres deben ser ayudados para que se refresquen y darles agua. Para más información sobre las enfermedades causadas por la calor, lea a continuación o visite nyc.gov/health/heat.

Los centros de refrigerio locales permanecerán abiertos hasta el domingo a fin de ayudar a que los neoyorquinos se mantengan frescos. Algunos centros operarán con horarios extendidos. Los centros de refrigerio son lugares con aire acondicionado, como los centros del DFTA, las bibliotecas y los centros comunitarios, que están abiertos al público durante las emergencias de calor. Para hallar un centro cercano a usted, llame al 311 o visite el localizador de centros del OEM en www.nyc.gov/oem.

Datos sobre las enfermedades causadas por el calor

Una enfermedad causada por el calor es seria. La exposición prolongada al calor puede ser perjudicial y posiblemente mortal. El estrés adicional causado por el calor también puede agravar las enfermedades cardiacas o pulmonares incluso si no hay síntomas de enfermedad causada por el calor. En promedio, las olas de calor matan a más estadounidenses que cualquier otro desastre natural. El riesgo de enfermarse durante una ola de calor es mayor para las personas que:

  • No tienen o no usan aire acondicionado
  • Tienen 65 años o más de edad
  • Padecen de aflicciones crónicas médicas, condiciones de salud mental, una discapacidad de desarrollo o sufren de demencia
  • Toman ciertos medicamentos que pueden interrumpir la regulación de la temperatura corporal
  • Están confinados a sus camas, tienen problemas para moverse o no pueden salur fuera de sus hogares
  • Tienen sobrepeso o son obesos
  • Consumen alcohol o drogas ilícitas
Llame al 911 inmediatamente si usted o alguien que usted conozca tiene
  • Piel caliente, seca O fría, húmeda
  • Confusión o desorientación
  • Náusea y vomito
  • Problema para respirar
  • Ritmo cardiaco acelerado
  • Debilidad
  • Mareos

Para más información, busque “heat illness” en nyc.gov.

###