Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 025-13
martes 16 de julio de 2013

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Jean Weinberg: pressoffice@health.nyc.gov


El Departamento de Salud insta a los neoyorquinos a tomar precauciones y a ayudar a los más vulnerables durante esta semana de calor extremo

Use aire acondicionado para mantenerse fresco, beba agua para evitar la deshidratación, cerciórese que los más vulnerables, familiares, amigos y vecinos estén bien

Más del 80% de las muertes asociadas con el calor en los últimos años ocurrieron en hogares sin aire acondicionado

16 de julio de 2013 – El Departamento de Salud advirtió hoy a los neoyorquinos acerca de los riesgos para la salud relacionados con el pronóstico de calor extremo peligroso para esta semana. El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, en inglés) ha emitido una advertencia de calor excesivo, con temperaturas pronosticadas a alcanzar más de los 90 grados durante toda la semana con un índice de calor cerca de los 100 o más para cada día. El Departamento de Salud insta a los neoyorquinos a tomar precauciones para prevenir enfermedades graves que pueden resultar por el calor, especialmente entre las personas vulnerables, tales como las personas mayores y las que padecen aflicciones crónicas de salud o discapacidad mental. Si alguna persona que usted conoce está inconsciente o no reacciona, llame al 911 inmediatamente.

“Todo el mundo sabe que las olas de calor son incomodas, pero también son peligrosas”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado de Salud. “Con cada día que pasa, el riesgo de sufrir una insolación aumenta. Durante este calor intenso, es importante que los neoyorquinos verifiquen la condición de sus familiares, amistades y vecinos en especial si no tienen aire acondicionado o viven solos. Asegúrese de que estén hidratados y que tengan un sitio fresco en donde permanecer”.

De 2006 a 2012, más de 100 neoyorquinos murieron debido al calor. Más del 80% de las muertes relacionadas con el calor en los últimos años sucedieron en hogares que no contaban con aire acondicionado. Además, el calor extremo puede contribuir a varias muertes adicionales por enfermedades crónicas tales como enfermedad cardiaca y enfermedad pulmonar crónica. En promedio, se estima que unas 100 muertes adicionales de este tipo suceden cada verano como resultado de las olas de calor.

Se aconseja a los neoyorquinos, en especial los que son mayores o clínicamente vulnerables, usar aire acondicionado para mantenerse frescos, ir a un lugar que tenga aire acondicionado si no hay una unidad disponible en sus hogares, y beber agua regularmente. Las personas que salgan a exteriores deben limitar la actividad agotadora y el ejercicio durante las horas más cálidas del día. Además deben verifiquen la condición de sus familiares, amistades y vecinos que viven solos y son mayores o que tienen afecciones medicas crónicas, ya que puede que ellos no quieran o no puedan ir a un lugar que tenga aire acondicionado.

Los centros para refrescarse de la Ciudad permanecerán abiertos hasta el jueves para ayudar a los neoyorquinos a mantenerse frescos. Los centros son lugares públicos, como los centros para personas mayores del Departamento para Personas Mayores (DFTA, en inglés) y los centros comunitarios de la Autoridad de la Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA, en inglés) y del Ejército de Salvación (Salvation Army), donde hay aire acondicionado. Para hallar un centro de refrigerio (cooling center, en inglés) más cercano a usted y para información sobre las horas de operación, llame al 311 o busque “Cooling Center Locator” en nyc.gov.

Datos sobre las enfermedades causadas por el calor

Una enfermedad causada por el calor es seria. La exposición prolongada al calor puede ser perjudicial y posiblemente mortal. El estrés adicional causado por el calor también puede agravar las enfermedades cardiacas o pulmonares incluso si no hay síntomas de enfermedad causada por el calor. En promedio, las olas de calor matan a más estadounidenses que cualquier otro desastre natural. El riesgo de enfermarse durante una ola de calor es mayor para las personas que:

  • No tienen o no usan aire acondicionado
  • Tienen 65 años o más de edad
  • Padecen de aflicciones crónicas médicas, condiciones de salud mental, una discapacidad de desarrollo o sufren de demencia.
  • Toman ciertos medicamentos que pueden interrumpir la regulación de la temperatura corporal
  • Están confinados a sus cama, tienen problemas para moverse de un lugar a otro, o no pueden salir fuera de sus hogares
  • Tienen sobrepeso o son obesos
  • Consumen alcohol o drogas ilícitas
Llame al 911 inmediatamente si usted o alguien que usted conozca tiene:
  • Piel caliente, seca O fría, húmeda
  • Confusión o desorientación
  • Náusea y vómitos
  • Problema para respirar
  • Ritmo cardiaco acelerado
  • Debilidad
  • Mareos
Consejos de Listo Nueva York – Venza el calor:
  • Use aire acondicionado si lo tiene.
  • Si no tiene aire acondicionado, vaya a un lugar más fresco como la casa de un familiar, amigo o vecino, una tienda, centro comercial, museo o cine que tenga aire acondicionado o visite un centro de refrigerio.
  • Verifique con frecuencia que sus familiares, amistades y vecinos que estén en riesgo y ayúdelos a llegar a un lugar fresco.
  • Los ventiladores solos no lo mantendrán fresco cuando el calor en la calle es más intenso.
  • Beba mucha agua u otros líquidos, incluso si no tiene sed. Evite las bebidas que contengan alcohol, cafeína, o grandes cantidades de azúcar.
  • Conserve electricidad ajustando el aire acondicionado a 78 grados y solo refresque los cuartos que use cuando esté en casa.
  • Nunca deje a los niños, mascotas o a las personas que requieren atención especial en un automóvil estacionado.
  • Evite las actividades agotadoras o planifíquelas para la parte más fresca del día, usualmente en la mañana durante las 4 a.m. y 7 a.m. o en la noche. Si hace ejercicios, beba de dos a cuatro vasos de líquidos refrescantes sin alcohol cada hora. Una bebida deportiva puede remplazar la sal y los minerales que usted pierde al sudar. Si usted acostumbra a hacer ejercicios regularmente, solo recuerde los síntomas del malestar ocasionados por el calor mientras realiza los ejercicios y pare o descanse si ocurre algún síntoma.
  • Bañarse o ducharse con agua fresca (no fría) puede ayudar a quienes puedan hacerlo con seguridad.
Tapas de las tomas de agua y rociadores:

Abrir las tomas de agua (hidrante) sin las tapas rociadoras es un desperdicio y es peligroso. Las tomas abiertas ilegalmente pueden reducir la presión del agua, lo que puede causar problemas en hospitales y otras instalaciones médicas y obstaculizar la labor de los bomberos al reducir el flujo de agua a mangueras y bombas de agua. La poderosa fuerza de un hidrante abierto sin una tapa rociadora también puede empujar a los niños hasta áreas de tránsito vehicular.  Llame al 311 para reportar una toma de agua abierta. Llame al 311 para reportar una toma de agua abierta. Las tomas de agua pueden abrirse legalmente si están equipadas con una tapa rociadora aprobada por la Ciudad. Una toma de agua abierta ilegalmente desperdicia hasta 1,000

galones de agua por minuto, mientras que una con tapa rociadora solo consume cerca de 25 galones por minuto. Una persona de 18 o más años de edad puede conseguirse gratis las tapas en las estaciones de bomberos.

Para más información sobre los efectos de salud asociados con el calor extremo busque por “heat illness” nyc.gov.

###