Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 013-13
martes 14 de mayo de 2013

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Jean Weinberg/Veronica Lewin: Pressoffice@health.nyc.gov


Datos del Departamento de Salud muestran un aumento en las muertes por analgésicos opiáceos recetados en la Ciudad de Nueva York

Los índices de muertes por sobredosis de analgésicos opiáceos en Staten Island fueron cuatro veces mayores que en Manhattan, Queens o Brooklyn, un incremento de 261% desde 2005

El próximo mes el Departamento de Salud convocará dos conferencias para a médicos y dentistas en Staten Island

14 de mayo de 2013 – El Departamento de Salud develó hoy nuevos datos que muestran que durante 2005 y 2011, el índice de muertes por sobredosis de analgésicos opiáceos recetados en la Ciudad de Nueva York aumentó en 65%. Aunque los índices de muertes por sobredosis de analgésicos opiáceos aumentaron en todos los condados, Staten Island vio el mayor incremento durante los últimos años. En 2011, los índices de muertes por sobredosis de analgésicos opiáceos en Staten Island fueron cuatro veces más altos que los de Manhattan, Queens y Brooklyn, un aumento de 261% desde 2005. En total, 220 personas murieron por sobredosis de analgésicos opiáceos recetados en 2011, incluyendo 40 personas oriundas de Staten Island. El Departamento de Salud también anunció que convocará dos conferencias el próximo mes para médicos y dentistas en Staten Island a fin de ayudar a hacer frente a este asunto. En estas conferencias, el comisionado de Salud Dr. Thomas Farley presentará los nuevos datos y encabezará un debate sobre las estrategias que los proveedores pueden utilizar para ayudar a revertir la epidemia de opiáceos. El texto del informe completo halla aquí.

Los analgésicos opiáceos incluyen fármacos como oxicodona (por ejemplo. Percocet® o Oxycontin®) y la hidrocodona (ejemplo Vicodin®). Entre 2008 y 2011, la cantidad de recetas para analgésicos opiáceos que fueron surtidas en la Ciudad de Nueva York aumentaron en 31% (de cerca de 1.6 millón a cerca de 2.2 millones), con oxicodona representando el 53% de las recetas.

“Los opiáceos recetados pueden ser fármacos peligrosos”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado de Salud. “Son química y biológicamente muy similares a la heroína y al igual que la heroína pueden conducir a la adicción y a una sobredosis mortal. Los médicos y pacientes necesitan saber los peligros potenciales del uso de estas drogas”.

“Los datos del Departamento de Salud confirman lo que lamentablemente muchos residentes de Staten Island han observado en forma directa: los analgésicos opiáceos recetados están fuera de control en nuestro condado y están reclamando la vida de muchos de nuestros seres queridos”, dijo James Molinaro, presidente del condado de Staten Island. “Aplaudo al Departamento de Salud por prestar atención a este tema y espero unirme al comisionado en las próximas conferencias en Staten Island. Estoy seguro que trabajando con médicos y dentistas, podemos marcar la diferencia de forma positiva”.

El incremento más alto del uso de analgésicos opiáceos fue entre los neoyorquinos más jóvenes de 25 a 34 años de edad, un aumento de 227% entre 2005 y 2011. De acuerdo a los datos de la encuesta de 2010–2011 más de 250,000 neoyorquinos de 12 años y más (cerca del 4% de la población) reportaron el uso indebido de los analgésicos, un aumento de 33% desde 2002–2003.

Para hacer frente a este problema creciente, el Equipo de Trabajo de la alcaldía para el uso indebido de los analgésicos (The Mayor’s Task Force on Prescription Painkiller Abuse, en inglés) está desarrollando e implementando estrategias coordinadas para afrontar el crecimiento del uso indebido y la desviación de analgésicos opiáceos en la Ciudad de Nueva York. En su informe inicial publicado en enero 2013, el equipo emitió nuevas normas de cumplimiento voluntario para las salas de emergencias a fin de fomentar el recetar analgésicos opiáceos de forma segura y juiciosa una vez que el paciente es dado de alta. Las normas recomiendan que un ciclo corto de analgésicos opiáceos generalmente sea suficiente para un dolor agudo, que los médicos en las salas de emergencia no suplan recetas perdidas, robadas o destruidas, y que no empiecen un tratamiento usando analgésicos opiáceos de acción prolongada. Hasta la fecha, 20 departamentos de emergencia de hospitales en toda la Ciudad de Nueva York han adoptado las normas, incluyendo los 11 hospitales de la Ciudad. El Departamento de Salud también ha publicado normas para los proveedores de atención primaria y otros profesionales de salud en oficinas ambulatorias. El Departamento realizará promoción puerta a puerta para charlar con médicos sobre las normas para el recetar analgésicos.

En junio el Departamento de Salud convocará dos conferencias para médicos y dentistas en Staten Island. La primera conferencia será el 5 de junio en el Richmond University Medical Center. La segunda conferencia será el 14 de junio en el Staten Island University Hospital.

Para seguir abordando el problema de prescribir opiáceos de forma incorrecta, el Departamento ha recomendado que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) revise el etiquetado de opiáceos a fin de asegurar que estos fármacos son marcados de una forma que reflejen la evidencia científica sobre su eficacia y seguridad. El Departamento de Salud también está proponiendo que los médicos que prescriben dosis altas reciban adiestramiento especializado.

Para más información, visite nyc.gov.

###