Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 008-13
lunes 1 de abril de 2013

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Jean Weinberg/Veronica Lewin: PressOffice@health.nyc.gov


El Departamento De Salud Lanza Una Campaña Publicitaria Para Fomentar En Los Consumidores La Compra De Alimentos Envasados Con Bajo Contenido De Sodio

Aproximadamente el 90% de los estadounidenses consume una excesiva cantidad de sodio, gran parte del cual proviene de los alimentos envasados

1 de abril de 2013 – El Departamento de Salud lanzó hoy una nueva campaña publicitaria para invitar a los consumidores a comparar las etiquetas de los productos alimenticios y elegir productos con menor contenido de sodio. Los avisos, que se exhibirán en el metro, advierten sobre el alto contenido de sodio de los alimentos envasados e invitan al consumidor a que “Compare las etiquetas. Elija menos sodio”. La campaña se llevará a cabo durante el mes de abril.

“La mayor cantidad de sal que consumimos proviene de los alimentos envasados, de alimentos que ni siquiera tienen sabor salado, como el pan”, señaló el Comisionado de Salud, Dr. Thomas Farley. “Si bien nosotros promovemos que las compañías voluntariamente reduzcan el contenido de sodio de los alimentos a nivel nacional, hay pasos que cada consumidor ya puede dar. Uno de ellos es elegir los productos con menor cantidad de sodio leyendo las etiquetas, una opción que puede ayudar a reducir la presión arterial y disminuir el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares”.

Reducir el consumo de sodio ayuda a bajar la presión arterial, un gran factor de riesgo prevenible que predispone para la enfermedad cardíaca y los accidentes cerebrovasculares, dos de las principales causas de muerte en los Estados Unidos. Aún las personas que no tienen presión arterial alta pueden beneficiarse considerablemente al consumir menos sal. Los investigadores han estimado que reducir el consumo diario de sodio en 1,200 miligramos puede ayudar a prevenir hasta 92,000 muertes y ahorrar hasta $24,000 millones en costos de atención de salud por año. Aproximadamente el 90% de las personas consume demasiado sodio.

Investigaciones recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos indican que no sólo los adultos consumen demasiada sal. Los niños y los adolescentes también consumen demasiada sal. Reducir el consumo de sodio durante la niñez puede reducir el riesgo de presión arterial alta durante la adultez. Aprender a leer las etiquetas de los alimentos y a comparar la cantidad de sodio contenida en productos similares es una herramienta que las personas de todas las edades pueden utilizar para reducir el consumo de sodio y disminuir el riesgo de presión arterial alta.

Muchas de las empresas líderes de la industria alimenticia han dado pasos para ayudar a los consumidores a elegir productos con menor contenido de sodio. Como resultado de la Iniciativa Nacional para la Reducción de la Sal (NSRI), muchas compañías han reducido voluntariamente el contenido de sodio de sus productos. La NSRI es una iniciativa nacional que agrupa a más de 90 autoridades y organizaciones de salud, tanto de las ciudades como de los estados, bajo la coordinación de la Ciudad de Nueva York desde 2009. El objetivo de la NSRI es reducir el exceso de sal de los alimentos envasados o servidos en restaurantes en un 25% en el curso de cinco años, lo que significaría reducir el consumo de sodio a nivel nacional en un 20%. Puede consultar aquí la lista de empresas alimenticias que redujeron voluntariamente el contenido de sodio de sus productos para alcanzar la meta NSRI 2012 y se invita a todas las compañías a apoyar las metas de 2014.

Los consumidores pueden obtener más información sobre cómo reducir el consumo de sal llamando al 311 para obtener un ejemplar del Boletín de Salud “Elija menos sodio”. El Boletín de Salud describe formas de reducir el contenido de sal cuando compramos alimentos, comemos en casa o comemos afuera, por ejemplo:

  • Elegir alimentos frescos, que generalmente tienen menos sal que los alimentos envasados
  • Consultar la etiqueta al comprar carne cruda ya que frecuentemente tiene sal agregada
  • Reducir el consumo de sal gradualmente para notar cada vez menos la diferencia en el sabor
  • Tener en cuenta que algunos condimentos tales como el adobo, la sal de ajo y la pimienta con limón contienen sal
  • Pedir en los restaurantes que le preparen la comida sin sal agregada

Esta campaña cuenta con un subsidio del Centro Nacional de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Para visualizar el Boletín de Salud “Elija menos sodio” y otra información sobre cómo reducir su consumo de sal, visite la página “Reduzca la sal!” en nyc.gov.

###