Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 013-12
miercoles 9 de mayo de 2012

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Sam Miller/Alexandra Waldhorn: Pressoffice@health.nyc.gov


El Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York lanza la iniciativa “LATCH ON NYC” para apoyar a las madres que amamantan

Los bebés que son alimentados solamente con leche materna reducen su riesgo de infecciones serias

Nueva campaña de carteles en el subway y hospitales ilustra los beneficios de la lactancia materna

9 de mayo de 2012 – El comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York, Dr. Thomas Farley lanzó hoy “Latch On NYC” una nueva iniciativa en toda la ciudad para apoyar a las madres que amamantan a sus bebés y que pide a las maternidades locales a que se unan voluntariamente a respaldar la elección de amamantar de una madre y limitar la promoción de la fórmula infantil en sus instalaciones lo cual puede interferir con esta decisión. Doce hospitales privados de la Ciudad de Nueva York ya han hecho el compromiso y todos los 11 hospitales públicos administrados por la Corporación de Salud y Hospitales de la Ciudad de Nueva York (HHC, en inglés) también se unieron a “Latch On NYC”, llegando más allá de los pasos significativos que dieron anteriormente en su apoyo a la lactancia materna cuando en el 2007 prohibieron la fórmula infantil y materiales de promoción en las bolsas de regalos. Además, la próxima semana empieza una nueva campaña del Departamento de Salud con carteles en trenes subterráneos y hospitales que muestran los beneficios de la leche materna, tales como la reducción del riesgo de infecciones del oído, diarrea y pulmonía. El comisionado Farley realizó el anuncio en el Harlem Hospital, el primer hospital con más atención para los bebés, en donde fue acompañado de Alan D. Avilés, presidente de la HHC y otros ejecutivos representantes de más de la mitad de las maternidades en la Ciudad de Nueva York.

“La leche materna humana es la mejor para los bebés y las madres”, dijo el comisionado Farley. “Cuando los bebés reciben la fórmula suplementaria en el hospital o cuando las madres reciben fórmula infantil promocional cuando les dan de alta en el hospital, puede impedir el establecimiento del suministro adecuado de leche y puede minar la confianza que tienen las mujeres en el amamantar. Con esta iniciativa la comunidad de la salud en la Ciudad de Nueva York está uniéndose para apoyar a las madres que eligen amamantar”.

"Desde 2007 la HHC ha estado prohibiendo las bolsas de regalos con fórmulas y materiales promocionales en nuestras unidades de trabajo de parto y alumbramiento”, dijo Alan D. Avilés presidente de la entidad. “Nos enorgullece haber sido un líder en el respaldo y educación de las madres sobre los beneficios de la lactancia materna. Estamos comprometidos a hacer todo lo que podamos para mejorar la salud de los neoyorquinos más pequeñitos e instamos el uso de la leche materna para los 22,000 bebés que nacen en nuestros hospitales cada año".

“Las madres que eligen amamantar están tomando una decisión saludable para sus bebés y para ellas mismas”, dijo Nirav R. Shah comisionada estatal de salud. “Felicitamos al Dr. Farley y al Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York por lanzar esta nueva iniciativa y colaborar con los establecimientos de salud para fomentar la lactancia materna, empezando con la nueva madre que todavía está en el hospital. Evidencia médica muestra que el amamantar conduce a mejores resultados de salud y es una gran manera de proteger la salud de su hijo desde el primer día”.

“La Greater New York Hospital Association (GNYHA, en inglés) respalda plenamente las gestiones de sus hospitales miembros para ayudar y animar la lactancia materna a fin de mejorar la salud y el bien estar a largo plazo de los recién nacidos”, dijo el presidente de Greater New York Hospital Association, Kenneth E. Raske.

El noventa por ciento (90%) de las madres de la Ciudad de Nueva York empiezan a amamantar. Sin embargo, para cuando el bebé cumple dos meses, solo el 31% de las madres de la ciudad siguen amamantando exclusivamente. La American Academy of Pediatrics recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida de un bebé. Los bebés amamantados tienen menos probabilidad que los bebés alimentados con fórmula infantil de sufrir infecciones del oído, respiratorias y gastrointestinales, y además son menos propensos a desarrollar asma. La lactancia materna también beneficia a las madres – las mujeres que amamantan tienen menor riesgo de desarrollar cáncer del ovario y el seno.

La promoción y comercialización de la fórmula infantil a menudo interfiere con el amamantar. Las madres que amamantan reportan que recibir la fórmula gratis al dejar el hospital puede hacerlas sentir que la leche de sus senos no es suficiente para satisfacer a sus bebés. En la Ciudad de Nueva York, los motivos más comunes por las que las mujeres dejan de amamantar se deben a temores sobre el suministro de leche; 47% de las mujeres reportaron haber dejado de amamantar porque creían que no estaban produciendo suficiente leche y 44% porque pensaron que el bebé no estaba satisfecho solo con la leche materna. Estas preocupaciones, aunque comunes, son en gran parte infundadas ya que la mayoría de las madres sí producen suficiente leche para satisfacer las necesidades de sus bebés si amamantan únicamente. Estos temores pueden ser abordados mientras que la madre todavía permanece en el hospital. Sin embargo, sin el apoyo y educación que estas madres necesitan, muchas de ellas recurren a la fórmula.

El empezar a amamantar desde el principio también es importante al planificar la dieta de un bebé durante el primer año de vida. Si al bebé no se lo alimenta con nada más que leche materna, especialmente en los primeros meses de nacido, casi toda madre producirá suficiente leche para su bebé. Alimentar con fórmula infantil durante este tiempo puede reducir la producción de leche, y por lo tanto hacer que la madre dependa de la fórmula.

Al unirse a esta iniciativa voluntaria para las maternidades de la Ciudad de Nueva York con el fin de apoyar la decisión de amamantar, los hospitales participantes han acordado:

  • Hacer cumplir el reglamento de los hospitales del Estado de Nueva York para no completar la lactancia materna de los bebés con fórmula infantil al menos que sea indicado por un médico y documentado en la hoja clínica del bebé;

  • Limitar el acceso a la fórmula infantil por parte del personal del hospital, observando la distribución de la fórmula infantil y compartiendo datos sobre la distribución de la fórmula con el Departamento de Salud;

  • Suspender la distribución de fórmula infantil promocional o gratis; y

  • Prohibir la exhibición y distribución de material promocional de fórmula infantil en cualquier lugar del hospital.

“Latch On NYC” ha sido respaldada por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, la Greater New York Hospital Association, la Academy of Family Physicians, División del condado de Nueva York, la American Academy of Pediatrics, Distrito II, el Estado de Nueva York y la Society for Adolescent Health and Medicine, División del Estado de Nueva York.

Para más información sobre la lactancia materna llame al 311 o busque por “Breastfeeding” en www.nyc.gov/.

###