Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 027-11
martes 25 de octubre de 2011

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (347) 396-4177
Susan Craig/Alexandra Waldhorn: PressOffice@health.nyc.gov


El comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York insta a los neoyorquinos a vacunarse antes de que llegue la temporada de la gripe

Las personas mayores, mujeres embarazadas y los niños menores de cinco años están entre los más vulnerables
Hay suficiente suministro de la vacuna disponible ampliamente en la Ciudad de Nueva York

25 de octubre de 2011  El comisionado de Salud, Dr. Thomas Farley instó hoy a todos los neoyorquinos a que se vacunen contra la gripe antes de que la temporada entre a toda marcha. La influenza es una infección respiratoria altamente contagiosa que, junto con la neumonía, es la tercera causa principal de muerte en la Ciudad de Nueva York. Típicamente la temporada de la influenza en Nueva York empieza en los meses de invierno, alcanzando su nivel más alto ente enero a marzo. El vacunarse antes de que esto suceda es la mejor forma de prevenir la infección del virus y el malestar que la acompaña.

50 pounds of sugarLos síntomas de la influenza incluyen fiebre alta, tos seca, y dolor en todo el cuerpo. Se estima que un promedio de 23,600 personas pierden la vida por la influenza a nivel nacional, y más de 200,000 personas son hospitalizadas. En la Ciudad de Nueva York, cada año más de 2,000 personas mueren por la influenza y la neumonía. Los neoyorquinos de edad avanzada son los más afectados, representando cerca del 85% de las muertes en general. Afortunadamente, más adultos de 65 años o más ahora reciben la vacuna de acuerdo a la encuesta del Departamento de Salud de 2010, aumentó de 53% en 2009 a 62% en 2010.

“Los adultos de 65 años y más, especialmente aquellos con afecciones médicas, las mujeres embarazadas y los niños menores de 5 años pueden protegerse contra la gripe vacunándose”, dijo el comisionado Farley. “Aunque el mantener una higiene personal adecuada – lavarse las manos, cubrirse la boca al toser y permanecer en casa si está enfermo – ayuda a disminuir la propagación del virus, vacunarse es el mejor ‘remedio’ que tenemos para prevenir muertes y enfermedades relacionadas con la gripe”.

Nunca antes ha sido tan fácil vacunarse contra la gripe en la Ciudad de Nueva York, y la vacuna de este año está bien adaptada a las cepas de la gripe que se empiezan a identificar en los Estados Unidos. Cualquier neoyorquino de 18 años o más puede recibir la vacuna en su farmacia local y la mayoría de estas aceptan seguro médico. El Departamento de Salud está trabajando con Walgreens y Duane Reade, quienes están ofreciendo cupones para la vacuna a personas que no tienen seguro médico o que no pueden pagar el costo de la vacuna, a fin de ayudar a proteger a cuanta persona sea posible en esta temporada de la gripe. Típicamente las vacunas para la gripe cuestan de $25 a $35 en la mayoría de las farmacias para los clientes que solicitan una. Además, la tarjeta municipal para descuentos de medicamentos BigAppleRx ofrece un descuento para las vacunas contra la gripe. Las vacunas también están disponibles en las clínicas del Departamento. La Corporación de Salud y Hospitales (HHC, en inglés) ofrece vacunas gratis o a bajo costo en todos sus hospitales y centros de salud comunitarios. Cualquier persona puede hallar un punto de venta de la vacuna cercano llamando al 311 o buscando bajo “flu” o “Flu Clinic Locator” en NYC.gov.

50 pounds of sugar “Si está embarazada, una de las formas más simples de protegerse y proteger a su bebé contra la enfermedad es visitar hoy a su obstetra, su médico primario o la farmacia más cercana y solicitar una vacuna para la gripe”, dijo el Dr. Jay K. Varma, subcomisionado para el Control de Enfermedades del Departamento de Salud. “Durante el embarazo, las madres transmiten su inmunidad a sus bebés, protegiéndolos contra la influenza durante los primeros meses de vida. Al vacunarse contra la influenza, usted estará protegiéndose y protegiendo a su recién nacido”.

Las mujeres embarazadas corren mayor riesgo de enfermarse y desarrollar complicaciones por la influenza. La influenza también puede aumentar las posibilidades de un parto y alumbramiento prematuro. Los bebés, que exhiben los índices de hospitalizaciones más altos por la influenza, no pueden recibir una vacuna contra la gripe antes de los 6 meses de edad. El que una madre se vacune durante el embarazo ayuda a proteger a su recién nacido contra la influenza. Durante varios años las mujeres embarazadas han recibido vacunas contra la gripe de manera segura y pueden vacunarse en cualquier momento de su embarazo. Además es seguro vacunarse durante la lactancia, ya sea a través de una inyección o por aerosol nasal.

También es importante vacunar a los niños en edad escolar, no solo porque los protege sino además porque ayuda a prevenir que propaguen la influenza a otras personas que corren riesgo de desarrollar condiciones graves.

Actualmente se recomienda la vacunación anual contra la gripe para toda persona de 6 meses de edad o mayor. Aunque se haya vacunado el año pasado, es importante vacunarse nuevamente ya que la inmunidad disminuye durante el curso del año. La vacunación contra la gripe es importante en especial para las personas en estos grupos de prioridad:

  • Las mujeres embarazadas

  • Los niños menores de 5 años, especialmente los menores de 2 años

  • Las personas de 50 años y más, especialmente los de 65 años y más

  • Las personas con ciertas afecciones de salud crónicas, incluso obesidad, diabetes, enfermedad pulmonar (incluyendo asma), enfermedad cardiaca, anemia de las células falciformes, sistema inmunológico debilitado (ejemplo, por tratamiento para el VIH o cáncer), y cualquier trastorno neurológico o muscular que puede causar problemas respiratorios

  • Las personas que viven en hogares de ancianos y otros centros de cuidado de largo plazo

  • Las personas que cuidan a bebés menores de 6 meses de edad

  • Los trabajadores de la salud.

Si tiene dudas sobre el vacunarse contra la gripe por temor a las agujas, hable con su médico para averiguar si el aerosol nasal es una opción para usted. Las personas no embarazadas entre los 2 y 49 años de edad pueden recibir la vacuna a través del aerosol nasal en vez de la inyección.

 Para evitar la propagación de la gripe y otras infecciones:
  • Cúbrase la boca y la nariz al toser o estornudar. Es mejor usar un pañuelo desechable o la parte inferior del codo que usar su mano.

  • Frecuentemente, lávese las manos con agua y jabón. Especialmente después de toser o estornudar, o use un desinfectante para las manos a base de alcohol.

  • Si se enferma, quédese en la casa por lo menos 24 horas después de que la fiebre desaparezca y evite el contacto cercano con otras personas.

###