Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 058-10
martes 30 de noviembre de 2010

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Susan Craig/Zoe Tobin: PressOffice@health.nyc.gov


Nueva campaña del Departamento de Salud muestra los peligros de beber en exceso

Durante la temporada de fiestas se publicarán en los subways de la ciudad carteles instando a los neoyorquinos a “dejar de beber mientras puede pensar”



30 de noviembre de 2010 – La Ciudad de Nueva York City es un gran lugar para pasar las fiestas, pero beber demasiado puede convertir una celebración en una tragedia. El alcohol mata unos 1,500 neoyorquinos cada año, y envía a miles más al hospital. Tal como el Departamento de Salud informó este mes, solo el año pasado beber en exceso provocó más de 70,000 visitas a la sala de emergencia entre los adultos de la Ciudad de Nueva York. Como resultado de ese hallazgo, la entidad está ofreciendo a los neoyorquinos enfrentar la realidad. “Dos tragos antes pudiste haber llegado a casa”, dice la nota escrita en garabatos de uno de los carteles que se colocarán esta semana en los subways. Muestra a una mujer bien vestida, sentada, desplomada y sola, sus pertenencias esparcidas junto a ella en una escalera sucia del metro. En otro cartel, la imagen de un hombre joven en un traje de negocios mira a la cámara, sangrando y con moretones después de un altercado en la sala de un bar. “Dos tragos antes te hubieras marchado,” dice el slogan. “Deje de beber mientras todavía puede pensar”.  Los nuevos anuncios aparecerán en español e inglés durante toda la temporada festiva.

“El alcohol tiene un efectos devastador en nuestra salud y bienestar”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York. “Los neoyorquinos están rodeados de anuncios que venden alcohol, y los mensajes son atractivos.  La cerveza, el vino y el licor pueden parecer pasaportes a la sofisticación y el romance. Pero incluso dos tragos extra pueden cambiar un buen momento a un desastre. Si las imágenes en estos carteles ayudan a llevar ese mensaje a casa, estas podrían ahorrarle a los neoyorquinos mucho sufrimiento innecesario”.

El beber en exceso afecta el juicio y la coordinación, provocando la violencia y lesiones no intencionales. Y los recientes hallazgos del Departamento de Salud indican que muchos neoyorquinos están en riesgo.  Más de 40% de los bebedores adultos de la ciudad dicen haber participado en “excesos” alcohólicos (definida por los expertos de la salud como cinco tragos o más en una ocasión) durante el mes anterior. El problema es aún más común entre los bebedores menores de edad, más de la mitad de estos reportaron una borrachera durante el mes anterior.

Cada año, el beber en exceso mata aproximadamente 79,000 personas en todo el país. Entre los 1,537 neoyorquinos adultos que murieron por el consumo excesivo de alcohol en 2008, la enfermedad crónica del hígado fue la principal causa directa, representando 340 muertes (22%). El alcohol contribuyó a un estimado de 30 accidentes y envenenamiento el mismo año, así como a 230 homicidios, 100 suicidios y 75 muertes relacionadas con vehículos de motor. Beber en exceso también aumenta el riesgo de enfermedades de transmisión sexual, la demencia y la diabetes no controlada.

A la vez que inicia la campaña en el subway, el Departamento de Salud publica un nuevo Boletín de Salud para ayudar a las personas a medir su consumo de alcohol y evitar el uso excesivo. El boletín ofrece definiciones especificas de una bebida – 12 onza de cerveza, 5 onzas de vino, o 1.5 onzas de licor – y explica cómo puede variar la tolerancia de las personas por el alcohol. Como regla general, los hombres no deben consumir más de dos tragos al día o 14 en un período de semana. Para las mujeres, los límites superiores de consumo saludables son un trago al día o siete durante el curso de una semana.

El nuevo boletín también describe las señales de alerta para la dependencia al alcohol – tales como aumento de la tolerancia y antojos incontrolables – y ofrece un auto-examen sencillo para ayudar a los lectores a identificar problemas con la bebida. El boletín además ofrece recursos para cualquier persona que necesite ayuda con problema de alcohol.

Para información acerca del consumo perjudicial de alcohol, o tratamiento para la dependencia del alcohol, llame al 311 o al 800-LifeNet (543-3638).

###