Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 056-10
lunes 22 de noviembre de 2010

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Susan Craig/Zoe Tobin: PressOffice@health.nyc.gov


Las fatalidades de tránsito son las más bajas históricamente en la Ciudad de Nueva York, sin embargo los accidentes continúan siendo una causa común de lesiones relacionadas con hospitalizaciones y muertes

Un nuevo informe municipal muestra que los hombres y los conductores jóvenes están en mayor riesgo, sugiere nuevas formas para mejorar la seguridad del tránsito

22 de noviembre de 2010 – Con la temporada de viajes de vacaciones que se aproxima, el Departamento de Salud (DOH, en inglés) y el Departamento de Transporte (DOT, en inglés) publicaron hoy nuevos hallazgos que destacan la necesidad de que los conductores y peatones presten mucha atención a sus entornos, aún cuando la luz esté a su favor. La tasa de mortalidad de tránsito de la Ciudad de Nueva York es solo una cuarta parte del promedio nacional y ha disminuido en las últimas décadas.  Sin embargo, los accidentes todavía figuran entre las principales causas locales de hospitalizaciones relacionadas con lesiones y muertes.  Las fatalidades de tránsito en la Ciudad de Nueva York ocurren principalmente en las carreteras más importantes – especialmente en las intersecciones – y más de la mitad de las victimas son peatones.  El nuevo informe, Improving Traffic Safety in New York City (Cómo Mejorar el Tránsito en la Ciudad de Nueva York) utiliza data recopilada desde 2005 al 2009 para establecer los riesgos mayores e identificar las formas más simples de reducirlos.

El informe, disponible en nyc.gov, muestra que 1,467 personas murieron en la Ciudad de Nueva York a causa de accidentes de tránsito durante el periodo de estudio de cinco años.  Los peatones representaron la mayoría de las muertes (52%, comparado con solo el 14% a nivel nacional), seguido de los ocupantes de vehículos de motor (29% versus 75% a nivel nacional), motociclistas (11%) y ciclistas (7%). Manhattan registró la cifra más alta de fatalidades de peatones por milla cuadrada, pero el porcentaje más alto de muertes peatonales locales (32%) ocurrió en Brooklyn.

Los hombres experimentan más muertes por lesiones que las mujeres.  Durante el estudio de cinco años, estos representaron el 60% de las muertes peatonales, 87% entre ciclistas, 87% entre conductores y 98% entre motociclistas.  La edad también jugó un rol importante.  Las personas en sus 20 años constituyen solo el 14% de la población local, pero representaron el 36% de todas las muertes de tránsito y enfrentaron mayores riesgos tanto como conductores y peatones.

“La Ciudad de Nueva York tiene con un historial de seguridad de tránsito extraordinario”, dijo el comisionado de salud Dr. Thomas Farley.  “Nuestras calles están entre las más seguras del país, y nuestra investigación muestra que cada año están mejorando.  Los departamentos de transporte y de policía de la Ciudad han preparado el camino para este triunfo de salud pública. Ahora debemos sumar a ese éxito”.
“Las calles de Nueva York están más seguras que nunca”, dijo Janette Sadik-Khan, comisionada del DOT.  “La Ciudad continuará dando pasos decididos para hacerlas aun más seguras con un enfoque reanudado en la ingeniería, el cumplimiento de leyes y la educación”.

“Aunque Nueva York disfruta de un buen récord de seguridad, siempre hay lugar para mejorar”, dijo Raymon W. Nelly, comisionado del Departamento de Policía (NYPD, en inglés).  “El cumplimiento de leyes del NYPD se centra en las prácticas ilegales que matan: conducir ebrio, exceso de velocidad y falta de atención vinculada con las llamadas telefónicas de móviles y los mensajes de texto”.

Durante el periodo del estudio, 57% de las fatalidades de transito de la ciudad ocurrieron en calles principales (arterias) como son Broadway en Manhattan y Woodhaven Boulevard en Queens, a pesar que las arterias solo representan el 15% de las carreteras locales.  Entre 2005 y 2009, unos 566 peatones y ciclistas murieron en las arterias, al igual que 267 ocupantes de vehículos de motor.

Aparte de los tipos de vías, las intersecciones significaron el mayor riesgo de accidentes.  Cerca de 66% de las mortalidades peatonales ocurrieron en intersecciones, y 45% de quienes fallecieron en intersecciones por vehículos de motor obedecían las señales de tráfico al ser impactados. Para mejorar la seguridad del peatón, el DOT trabaja en la reingeniería está de 60 millas de calles de alto riesgo, incluyendo 20 intersecciones, para la seguridad peatonal, e instalará señales de cuenta regresiva en 1,500 intersecciones.  Las señales de cuenta regresiva para peatones muestran números electrónicos LED que cuentan la cantidad de segundos restantes antes de que fase de la “mano intermitente” se convierta en una luz roja fija.

El informe también confirma los riesgos asociados con el exceso de velocidad.  Más de una cuarta parte (26%) de las muertes de tránsito en la ciudad implican a un vehiculo viajando a una velocidad peligrosa.  La Ciudad de Nueva York restringe la velocidad a 30 mph en la mayoría de las carreteras específicamente para proteger a los peatones.  Los estudios de las muertes peatonales indican que un vehiculo que viaje a 40 mph tiene cuatro veces más probabilidad de causar una lesión fatal que un vehiculo viajando a 30 mph.  Además, el uso del cinturón de seguridad fue menor entre los ocupantes de vehículos de motor que murieron en accidentes.  Los datos del uso del cinturón estuvieron disponibles solo para el 21% de las muertes de ocupantes, pero entre las muertes analizadas, los cinturones de seguridad no se usaron en 44% de los conductores y 57% de los pasajeros muertos en accidentes de vehículos.

Otros contribuidores importantes de los accidentes tránsito mortales en la Ciudad de Nueva York incluyeron distracción del conductor (17%), falta de ceder el paso (10%), y consumo de alcohol y estupefacientes (9%).

La seguridad de las calles es la responsabilidad de todo neoyorquino.  Estas son algunas formas para que los conductores y peatones hagan a las calles de Ciudad de Nueva York más seguras:

  • Conduzca a o por debajo del límite de velocidad, que en la mayoría de las calles de la Ciudad de Nueva York es 30 millas por hora.

  • Nunca use un teléfono móvil o envíe mensajes de texto mientras conduce.  Una nueva ley estatal prohíbe el uso de teléfonos celulares al conducir.

  • Siempre ceda el paso a los peatones, particularmente al realizar un giro a la izquierda.  En una luz roja o una señal de ALTO, antes de cruzar.

  • Nunca beba y conduzca.  So tiene que viajar en vehiculo de motor, absténgase de beber o designe a otra persona para conducir.

  • Use su cinturón de seguridad y asegúrese que los niños usen los sistemas de retención adecuados.

  • Al caminar, siempre cruce en la intersección y no cruce en contra la luz.

  • Los adultos mayores en particular deben darse tiempo para cruzar las calles esperando por una nueva señal de luz verde o de caminar.

###