Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 043-10
miercoles 1 de septiembre de 2010

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Susan Craig/Zoe Tobin: PressOffice@health.nyc.gov



La prueba de detección de VIH ahora es una parte rutinaria en la atención médica en Nueva York

Cambio en la ley estatal requiere que los profesionales de la salud ofrezcan pruebas voluntarias de VIH a los pacientes de 13 a 64 años de edad

La nueva ley también simplifica el proceso de consentimiento informado, permitiendo en algunas circunstancias la autorización verbal

1º de septiembre de 2010 – La prueba voluntaria para detectar el VIH ahora es parte de la atención médica de rutina en el estado de Nueva York.  A partir de hoy, debido a un cambio en la Ley de Salud Pública del Estado de Nueva York, los residentes de Nueva York que reciben servicios de salud en la mayoría de las instalaciones médicas pueden esperar que se les ofrezca una prueba voluntaria del VIH.  Con excepciones limitadas, la nueva ley estatal requiere que los profesionales del cuidado médico ofrezcan a todos los pacientes entre las edades de 13 a 64 años una prueba del VIH voluntaria.  La ley aplica a cualquier persona que recibe tratamiento para una afección sin riesgo mortal en un hospital, un departamento de emergencia de un hospital o centros de atención primaria, como el consultorio de un médico o una clínica ambulatoria.

La nueva ley también simplifica el proceso de consentimiento para la prueba voluntaria del VIH.  Bajo la antigua ley estatal, los pacientes tenían que presentar consentimiento específico por escrito antes de obtener la prueba.  La ley modificada recientemente permite a los pacientes dar consentimiento oral si las pruebas producen resultados en un lapso de una hora.  El consentimiento del paciente debe ser documentado en su expediente médico, y el proveedor debe compartir siete puntos de información específicos sobre el VIH.  Los pacientes aún deben proporcionar consentimiento por escrito para las pruebas del VIH que no produzcan resultados en una hora, pero el proceso ha sido simplificado.  El consentimiento para la prueba VIH ahora puede incluirse en la autorización general de un paciente para la atención médica de rutina, siempre y cuando el formulario de consentimiento permita a los pacientes elegir no participar en pruebas del VIH.

“Esta ley estatal tendrá su mayor impacto aquí en la Ciudad de Nueva York, donde más de 107,000 residentes viven con VIH/SIDA y miles más no saben que están infectados”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York.  “Estas personas pueden no estar recibiendo la atención que necesitan y pueden infectar a sus parejas sin saberlo.  Si la próxima vez que visite a su proveedor de atención médica a usted no le ofrecen una prueba del VIH y usted desea saber su estatus, pídala”.

En todo el estado, un tercio de las personas VIH positivas conocen su estatus solo después de alcanzar fases avanzadas de la infección.  En 2006, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) recomendaron pruebas rutinarias a fin que las personas infectadas puedan recibir un diagnóstico temprano y dar pasos para conservar su propia salud y proteger a los demás.  Con la revisión de esta Ley de Salud Pública Estatal, Nueva York se une a los 45 estados que han seguido esta importante recomendación.

Bajo la nueva ley, los proveedores deben enlazar a las personas con resultados de pruebas positivos a cuidado y tratamiento si lo autorizan.  Los requisitos aplican a médicos y asistentes médicos, proveedores de medicina interna, medicina de familia y profesionales de pediatría, gineco-obstetras de atención, enfermeras y parteras.

“Las anteriores iniciativas de la Ciudad de Nueva York han destacado los beneficios de las pruebas rutinarias del VIH”, dijo Thomas K. Duane, senador del estado de Nueva York, principal patrocinador de la ley.  “El proyecto piloto de la prueba de la Corporación de Salud y Hospitales y la iniciativa del Departamento de Salud “Bronx Knows” (El Bronx Sí Sabe) han mostrado que cuando la prueba del VIH es una parte rutinaria de la atención médica, la cantidad de personas que conocen su estatus aumenta y el estigma que rodea al VIH y a las pruebas del VIH disminuyen.  Con esta ley ahora en efecto, todo el estado de Nueva York debe empezar a experimentar esos beneficios”.

“Esperamos que los neoyorquinos aprovechen esta ley y vean a la prueba del VIH como parte rutinaria del cuidado médico”, dijo la Dra. Monica Sweeney, comisionada asistente del para la Oficina de Control y Prevención del VIH/SIDA del Departamento de Salud.  “Todos necesitamos conocer nuestro estatus, y la única forma de saber es haciéndose la prueba”.

El gobernador David Paterson promulgó la legislación S8227 a ley el 30 de julio de 2010.  La legislación corrigió los artículos 21 y 27 F de la Ley de Salud Pública del Estado de Nueva York que rigen la prueba del VIH y la confidencialidad en el estado.  Las personas menores de 18 años no necesitan el consentimiento de los padres para hacerse la prueba para el VIH u otras infecciones de transmisión sexual.  Se requiere a los médicos en la Ciudad de Nueva York reportar los diagnósticos positivos al Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, y los laboratorios deben reportar los casos de VIH positivos al Departamento de Salud del Estado de Nueva York.  Pero al igual que toda información médica, los resultados de pruebas del VIH – positivas o negativas – se mantienen estrictamente confidenciales de acuerdo a la ley.

Cualquier residente de la Ciudad de Nueva York puede obtener una prueba del VIH gratis en uno de las clínicas de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) o de Tuberculosis (TB) del Departamento de Salud.  Para una lista completa de las ubicaciones en toda la ciudad, llame al 311 o visite www.nyc.gov/health/hivtesting.

###