Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 016-10
miercoles 21 de abril de 2010

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290:
Celina De Leon/Zoe Tobin: PressOffice@health.nyc.gov


El Departamento de Salud resalta los riesgos de salud del sexo anal sin protección entre las mujeres heterosexuales en la Ciudad de Nueva York

Una nueva encuesta sugiere que las mujeres son menos propensas que los hombres a usar protección durante relaciones sexuales anales

21 de abril de 2010 – El sexo anal sin protección representa peligros de salud muy conocidos para los hombres, pero un nuevo estudio sugiere que la práctica también es un problema de salud significativo para las mujeres.  Según un nuevo informe del Departamento de Salud, cada año más de 100,000 mujeres de la Ciudad de Nueva York tienen relaciones sexuales anales, y muchas no están dando los pasos necesarios para prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Las membranas anales se lastiman fácilmente durante el sexo, atribuyendo a la propagación de infección.  Estudios anteriores indican que la exposición anal al VIH presenta 30 veces más riesgo que la exposición vaginal.  Pero los hallazgos de la Ciudad de Nueva York sugieren que las mujeres son menos propensas que los hombres que tienen sexo con hombres a usar condones durante el sexo anal.  Esta cifra sólo es el 23%, según el nuevo informe, comparado al 61% entre los hombres que tienen sexo con otros hombres.  El informe completo está disponible en nyc.gov/health.

“Decenas de miles de neoyorquinos están siguiendo una conducta sexual que es especialmente peligrosa dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado del Departamento.  “Muchas personas conocen el riesgo del VIH cuando los hombres tienen sexo con otros hombres, pero este informe muestra que un gran número de mujeres también están poniéndose en riesgo al tener sexo anal sin protección.  Para hombres y mujeres, el mensaje en general es claro:  Nunca tenga sexo anal sin protección.  Use un condón cada vez”.

Así como los condones son especialmente importantes para las personas que tienen sexo ana, igual es la prueba del VIH.  Sin embargo el nuevo informe halla que las mujeres que tienen sexo anal sin protección tienen tasas de pruebas menores que las mujeres que siempre usan un condón durante el sexo anal – 35% versus 63%, respectivamente.  De igual manera, las mujeres que tienen sexo anal sin protección fueron menos probables de reportar que un proveedor de atención médica les haya ofrecido una prueba del VIH durante el año pasado.  Sólo el 11% de las mujeres de mayor riesgo (versus 47% de las que usan condones) dijeron que un proveedor de atención médica les había recomendado hacerse la prueba el año pasado – pese a que un 94% de ellas habían visto a uno.

El informe no estima la dimensión del VIH entre las mujeres que tienen sexo anal sin protección, pero la mayoría de las infecciones de VIH diagnosticadas en mujeres son producto de relaciones heterosexuales.  En la Ciudad de Nueva York entre las mujeres con fuentes conocidas de exposición, el contacto heterosexual representó el 90% de las infecciones diagnosticadas en 2008.

El sexo anal sin protección es más común entre mujeres más jóvenes y aquellas con parejas múltiples

Las mujeres de 18 a 24 años de edad tienen casi seis veces más probabilidad que las mujeres de 45 a 64 de reportar el sexo anal sin protección (11% versus 2%).  En tanto que el 15% de mujeres con tres o más parejas sexuales reportan la práctica del sexo anal durante el año pasado, la cifra fue de sólo el 4% entre las mujeres con una sola pareja.  Los reportes de sexo anal en el último año son similares entre las razas y los grupos étnicos, con 8% en las mujeres asiáticas, 7% en las mujeres blancas, 6% en las mujeres hispanas y 4% en las mujeres negras.

Recomendaciones para reducir las infecciones de transmisión sexual

El nuevo informe destaca la importancia del sexo seguro en una ciudad donde cada año se reportan casi 74,000 infecciones de transmisión sexual, junto con 3,800 diagnósticos de VIH nuevos.  Algunas recomendaciones:

  • Los proveedores de atención médica deben ofrecer pruebas para el VIH y las ITS a todos los pacientes, sin importar su historial sexual declarado.
  • Las personas que tienen sexo anal siempre deben usar condones.  En toda la Ciudad de Nueva York hay disponibles gratis los condones NYC Condoms y otras alternativas de condones masculinos, además de condones femeninos y lubricantes.  Para más información llame al 311 o visite nyc.gov/condoms.
  • A menos que estén en relaciones mutualmente monógamas, las personas que tengan sexo sin protección deben hacerse la prueba del VIH y otras ITS por lo menos una vez al año.  Hay disponible pruebas confidenciales, gratis en las clínicas del Departamento de Salud, no se necesita una cita.  Llame al 311 para las ubicaciones y horas de atención.  Existen servicios disponibles para las personas de 12 años y más sin notificación de los padres y sin importar el estatus migratorio o el seguro de salud.
  • Si ha expuesto a cualquier pareja a una infección de transmisión sexual (incluyendo el VIH), es importante dejarles saber para que se hagan la prueba y sean tratados si es necesario.  Las personas que deseen ayuda para notificar a sus parejas, o que deseen hacerlo anónimamente, pueden hallar asistencia llamando al 311 o visitando inSPOT NYC (www.inspot.org/Newyorkcity).

###