Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 006-10
martes 16 de febrero de 2010

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Celina De Leon: PressOffice@health.nyc.gov




El Departamento de Salud advierte acerca de presencia de plomo y arsénico en remedio para las náuseas del embarazo

16 de febrero de 2010 – El Departamento de Salud y Salud Mental (DOHMH, en inglés) advirtió hoy que se ha hallado que un remedio tradicional para las náuseas del embarazo, conocido comúnmente como tiza de calabaza, contiene plomo y arsénico.  El organismo advierte a las mujeres embarazadas que no usen este producto, el cual fue hallado recientemente en tiendas locales de la Ciudad de Nueva York que venden remedios africanos.  La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (U.S. FDA, en inglés) alertó al DOHMH acerca del posible peligro.  La sustancia similar a la tiza – también conocida como tiza de arcilla, Nzu, Poto, piedra de Calabar, Mabele, Argile o La Craie – se puede vender como gránulos o en bloques grandes que se parecen a la arcilla o el barro.  A menudo es envasado en bolsas plásticas, con o sin etiqueta.  El remedio es utilizado principalmente por las mujeres de las comunidades de África Occidental.

El plomo, un metal tóxico, es de especial interés para las mujeres embarazadas y sus niños.  El envenenamiento por plomo puede causar problemas en el embarazo y puede conducir a problemas de aprendizaje y comportamiento en los niños pequeños.  Los efectos duraderos pueden incluir afecciones neurológicas y daño cerebral.  El arsénico también es un metal venenoso.  Las personas expuestas al arsénico por mucho tiempo pueden correr un riesgo mayor de cáncer, lesiones de la piel, irritación de los ojos, y trastornos del sistema nervioso. 

“No es saludable utilizar la tiza de calabaza para las mujeres embarazadas y sus niños por nacer”, dijo Nancy Clark, asistente del comisionado para la Oficina de Prevención de Enfermedades Ambientales del DOHMH.  “Y la venta de estos productos es ilegal”.  Cualquier persona que haya utilizado la tiza de calabaza debe llamar al Centro para el Control de Envenenamiento (PCC, en inglés) al 212-POISONS (764-7667).  El PCC no revisa el estatus migratorio y sus servicios están disponibles en varios idiomas.

El Departamento de Salud ha ordenado a los distribuidores y dueños de tiendas que venden la tiza de calabaza que:
  • Dejen de vender los productos inmediatamente.
  • Sacarlos de las estanterías y depósitos de mercancías.
  • Colocar letreros de advertencia aconsejando a los clientes dejar de utilizar estos productos.
El Departamento de Salud aconseja a las personas que pueden haber obtenido y utilizado estos productos que:
  • Dejen de utilizar estos productos inmediatamente.
  • Llamen a un médico para solicitar una prueba de plomo en la sangre.
  • Mantengan los productos lejos de los niños.

Para obtener más información acerca de la tiza de calabaza o para reportar los lugares donde se venden estos productos, llame al 311.  También hay más información disponible en nyc.gov/health.

El DOHMH también alerta a los proveedores de atención médica locales acerca del uso de la tiza de calabaza.  Si sospecha que usted puede haber sido envenenado, llame al PCC al 212-POISONS (764-7667) o al 212-VENENOS (836-3667) para los hispanohablantes.

###