Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 039-10
lunes 25 de enero de 2010

Contacto: Stu Loeser / Dawn Walker (212) 788-2958
Jessica Scaperotti (DOHMH) (212) 788-5290


EL ALCALDE BLOOMBERG Y EL COMISIONADO DE SALUD ANUNCIAN QUE LA EXPECTATIVA DE VIDA DE LSO NEOYORQUINOS HA AUMENTADO A 79.4 AÑOS, UNA MARCA HISTÓRICA

Las expectativas más recientes son de 82 años de vida para las mujeres y 76.3 años para los hombres, cifras que exceden los promedios nacionales

Las muertes ocasionadas por muchas de las causas principales cayeron en 2008; las muertes por alcohol permanecen altas, y el embarazo en adolescentes aún es demasiado común

El alcalde Michael R. Bloomberg y el comisionado del Departamento de Salud e Higiene Mental (DoHMH, en inglés) Dr. Thomas A. Farley anunciaron hoy que la expectativa de vida para los neoyorquinos nacidos en 2007 ha crecido a un promedio de 79.4 años — un aumento de casi 5 meses desde 2006, y la mayor expectativa promedio jamás registrada en la Ciudad de Nueva York.  Desde el año 2001, la expectativa de vida ha aumentado un año y 7 meses, superando aumentos a nivel nacional, y ahora ha alcanzado 82 años para las mujeres y 76.3 años para los hombres.  El alcalde y el comisionado realizaron el anuncio al publicar el Departamento nuevos hallazgos en su informe Annual Summary of Vital Statistics (o “Resumen anual de estadísticas vitales”).  Además de registrar un incremento en la expectativa de vida para el año 2007, el reporte provee estadísticas detalladas sobre los nacimientos y fallecimientos en 2008.  La tasa de mortandad total permaneció en un récord bajo — y descendieron las muertes ocasionadas por muchas causas prevenibles.

Vital Statistics

Ayudar a la gente a vivir más y mejores vidas es la responsabilidad central del Gobierno, por lo cual casi todas las iniciativas que lanzamos están enfocadas en esa meta”, dijo el alcalde Bloomberg.  “El aumento firme y continuo en la expectativa de vida muestra el extraordinario progreso que hemos logrado y la necesidad de continuar impulsando políticas de salud audaces.  El informe muestra que demasiados neoyorquinos aún mueren de causas prevenibles, y revela inequidades persistentes que muestran que debemos mantener nuestro compromiso de mejorar la salud para todos los neoyorquinos”.

El Resumen anual de estadísticas vitales, disponible a través de Internet en nyc.gov/health, también destaca avances en metas clave de salud descritas en el plan municipal de políticas de salud Take Care New York (o “Cuídate Nueva York”).  Los neoyorquinos lograron avanzar en seis de las siete áreas prioritas de Take Care New York donde las estadísticas vitales pueden reflejar progreso.  Estas incluyen el VIH, el cáncer, la depresión, el abuso de las drogas y el uso riesgoso del alcohol.  Asimismo, la tasa de mortalidad infantil permaneció cerca de su histórica marca baja de 2008, y el promedio de embarazo en adolescentes declinó un 3.4 por ciento.

“Los neoyorquinos pueden combatir las principales causas de muerte prematura dejando de fumar, siendo más activos, manteniendo dietas saludables para el corazón, controlando la presión sanguínea alta y el colesterol, usando condones para prevenir el contagio del VIH, y viviendo libres de la dependencia del alcohol y las drogas”, dijo el comisionado Farley.  “Continuaremos trabajando con las comunidades y los proveedores de atención médica para hacer de Nueva York la ciudad más saludable que podamos lograr”.

Mortalidad en la Ciudad de Nueva York en 2008

La tasa de mortalidad para toda la ciudad fue de 6.5 muertes por cada 1,000 personas en 2008 — casi 20 por ciento más baja que el promedio nacional de 8.1 por cada 1,000 en 2006, el año más reciente registrado.  En la Ciudad de Nueva York, las muertes debido al VIH cayeron en 4 por ciento entre 2007 y 2008; las muertes relacionadas con estupefacientes cayeron en 13 por ciento, y las enfermedades cardiovasculares costaron 284 vidas menos.  En 2008, las enfermedades del corazón y el cáncer continuaron como las principales causas de muerte en la ciudad, costando la vida a 21,192 y 13,047 personas, respectivamente.  Las principales causas de fallecimientos con aumentos significativos fueron las enfermedades crónicas del tracto respiratorio inferior (principalmente la enfermedad obstructiva pulmonar crónica), que aumentó en 12 por ciento, y las muertes debidas a la alta presión sanguínea y la enfermedad renal hipertensiva, que también aumentaron un 12 por ciento.

Principales causas de mortandad

Todas las edades – 54,193 muertes

Menores de 65 años –16,331 muertes

Posición Causa Muertes Causa Muertes
1

Enfermedad del corazón

21,192

Caacute;ncer

4,552
2

Caacute;ncer

13,047

Enfermedad del corazón

3,406
3

Influenza/Neumonía

2,300

VIH

996
4

Diabetes

1,643

Sustancias psico-activas

707
5

Enfermedades crónicas
del tracto respiratorio inferior

1,605

Accidentes

618

El reporte muestra un descenso continuo en las muertes que se pueden atribuir al tabaquismo, las cuales han caído un 11 por ciento desde 2003 (de 8,520 a 7,569 muertes en los adultos de 35 y más años de edad).  Las enfermedades cardiovasculares inducidas por el tabaco, incluyendo los ataques cardiacos y derrames, costaron 591 vidas menos en 2008 que en 2003.  Los recientes descensos en el promedio de fumadores en la Ciudad deberán producir beneficios aun mayores en años futuros.  Para estimar las muertes relacionadas con el tabaquismo, el Departamento de Salud utiliza métodos publicados por la oficina federal de Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés); los estimados no incluyen  muertes debidas a la exposición indirecta al humo del tabaco.

Los tipos de cáncer más mortíferos para los neoyorquinos menores de 65 años de edad fueron el cáncer pulmonar (894 muertes), cáncer del seno (493 muertes), y cáncer colorrectal (450 muertes).  Y mientras las muertes a causa de cáncer bajaron en el 2008, la cuota de cáncer colorrectal aumentó en 12 por ciento.  El cáncer colorrectal es uno de los tipos de cáncer más comunes — y más prevenibles — que afectan a los neoyorquinos.  Una colonoscopía puede ayudar a prevenir muertes por cáncer identificando la condición desde sus etapas iniciales que tienen más posibilidades de tratamiento.

El número de muertes causadas por drogas cayó de 849 a 736 en 2008, pero la sobredosis accidental de drogas aún es una de las mayores causas de muertes prematuras de neoyorquinos adultos.  Las muertes por sobredosis no-intencional ocurren en todo tipo de grupo racial y étnico y en todos los niveles de ingreso, y los índices son más altos en los vecindarios de pocos ingresos de la Ciudad.  El alcohol, otro motivo principal de muertes prematuras, fue tan problemático en el 2008 como en el 2003, cobrando un aproximado de 1,700 vidas entre los neoyorquinos de 20 años y mayores.  Beber excesivamente incrementa el riesgo de cirrosis, hipertensión arterial, depresión y una variedad de tipos de cáncer, al igual que violencia y lesiones no deliberadas.

El declive de 4 por ciento en las muertes por VIH probablemente refleja varios factores, incluyendo una tasa más baja de infección entre usuarios de drogas por vía intravenosa (gracias en parte a los programas de intercambio de jeringas, una ampliación de los exámenes del VIH, y tratamiento médico más efectivo para la infección).  Aunque el VIH se mantiene como una de las principales causas de muerte prematura en la Ciudad de Nueva York, en los últimos cinco años no han ocurrido muertes por VIH en bebés.  Este año, por primera vez desde el principio de la epidemia, no hubo neoyorquinos menores de 15 años que murieran de VIH.

La gripe y la neumonía se mantuvieron como principales causas de muertes en el 2008, pero las vacunas pueden ayudar a prevenir ambas.  El Departamento de Salud recordó a los neoyorquinos que la temporada de gripe este año no ha terminado.  La vacuna para la gripe está disponible por medio de farmacias y clínicas locales, al igual que en los consultorios médicos.  Para información acerca de dónde vacunarse, los neoyorquinos deben llamar al 311 o visitar nyc.gov/flu.

Nacimientos y embarazos de adolescentes en la Ciudad de Nueva York en 2008

En 2008 nacieron 127,680 bebés en la Ciudad de Nueva York, una reducción de casi 1,300 nacimientos desde 2007, pero el embarazo en la adolescencia se mantuvo en algunas comunidades.  La tasa en toda la ciudad fue de 85.6 embarazos por cada 1,000 mujeres de 15 a 19 años — más baja que el 88.5 por cada 1,000 en 2007 — pero persistieron discrepancias por nivel de pobreza y entre grupos raciales y étnicos.  Las adolescentes que viven en comunidades pobres tienen una probabilidad tres veces más alta (2.76) de embarazarse que las jóvenes que viven en zonas más acaudaladas.  Las tasas entre las adolescentes negras (126.8 por cada 1,000) y las hispanas (114.2 por cada 1,000) eran aproximadamente cinco veces más altas que en las jóvenes blancas (22.9 por cada 1,000).  Los tres grupos vieron reducciones entre 2007 y 2008.

En el discurso del Estado de la Ciudad la semana pasada, el alcalde se comprometió a mejorar el acceso a los anticonceptivos en la escuela y en clínicas locales en los vecindarios — y las agencias municipales están procediendo en ambos frentes.  El Proyecto de Salud Reproductiva en Centros de Salud en las Escuelas (School-Based Health Center Reproductive Health Project, en inglés) está trabajando con 33 de las 41 clínicas de escuelas secundarias de la ciudad para incrementar el acceso a una gama completa de contraceptivos.  El programa ha establecido cuatro sitios regionales de referencia para alumnas que escojan contraceptivos reversibles y con un tiempo de activación largo tales como Implanon y los dispositivos intrauterinos (o DIUs).  La agencia espera ampliar este año el esfuerzo de las clínicas en las escuelas.  Mientras tanto, en las escuelas secundarias que no tienen sus propios centros de salud, el Departamento de Salud está conectando activamente a estudiantes sexualmente activos con sitios cercanos donde pueden recibir anticonceptivos y otros servicios de salud.  Estudios muestran que, desde 1995, casi todo el declive nacional en los embarazos de adolescentes es debido a una mejor utilización del uso de anticonceptivos.

El nuevo reporte muestra que la tasa de mortalidad infantil — la proporción de niños que mueren antes de su primer cumpleaños cada año — se mantuvo en su cifra previa históricamente baja, 5.5 muertes de criaturas por cada 1,000 nacidas.  La tasa en toda la ciudad ha caído un 20 por ciento en los últimos 10 años, pero esa cifra esconde agudas disparidades raciales y económicas.  La tasa de mortalidad infantil en los negros se mantuvo alta, con 10.2 muertes por cada 1,000 nacimientos en vida, casi el doble del índice en la ciudad.

El Resumen Anual de Estadísticas de Vida, el reporte anual de nacimientos y muertes del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York, es compilado por la Oficina de Estadísticas Vitales (Bureau of Vital Statistics, en inglés) de la agencia.  Sus tablas, gráficos y cifras presentan estadísticas de salud según el grupo étnico, sexo, edad, distrito de salud, zona comunitaria y condado en el que residen.  La tasa de mortalidad es ajustada por edad cuando el ajuste facilita comparaciones en el tiempo y entre áreas geográficas.  Los Resúmenes anuales están disponibles empezando desde 1961 en www.nyc.gov/vitalstats.  Para aprender cómo obtener un acta de nacimiento o un certificado de defunción, por favor llame al 311 o visite www.nyc.gov/vitalrecords.

###