Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 052-09
sabado 31 de enero de 2009

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Sara Markt (pressoffice@health.nyc.gov)



EL ALCALDE BLOOMBERG, EL SENADOR ESTATAL KLEIN Y EL COMISIONADO DE SALUD FRIEDEN ANUNCIAN UN NUEVO PROGRAMA DE INSPECCIÓN DE RESTAURANTES PARA MEJORAR LA SEGURIDAD DE LOS ALIMENTOS

La publicación de las calificaciones de sanidad brinda a los clientes más información por adelantado

El alcalde Michael R. Bloomberg y el vicepresidente del bloque mayoritario Jeff Klein anunciaron hoy que la Ciudad de Nueva York está actualizando su sistema de inspección de restaurantes para mejorar las condiciones de sanidad y proporcionar a los consumidores más información. A través del nuevo modelo, el Departamento de Salud y Salud Mental aumentará las inspecciones para los restaurantes menos salubres y exigirá que todos los establecimientos exhiban en un lugar visible las calificaciones en escala de letras, una medida apoyada por el senador Klein a fin de mantener a la gente mejor informada acerca de los resultados de las inspecciones. El nuevo sistema será introducido de manera progresiva durante los próximos dos años. Este enfoque concentrará los recursos de la Ciudad en los restaurantes que presenten el mayor peligro para la salud pública y no impondrá una carga adicional a los establecimientos que mantengan las condiciones sanitarias. El Dr. Thomas R. Frieden, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York y el legislador estatal Steve Cymbrowitz acompañaron al alcalde Bloomberg y al senador Klein para realizar los anuncios hoy en el hotel Marriot New York at the Brooklyn Bridge.

“Sabemos que los restaurantes de la Ciudad de Nueva York son los mejores del mundo y queremos que también sean los más limpios”, dijo el alcalde Bloomberg. “Este nuevo sistema motivará a los restaurantes menos salubres a que mantengan una mayor limpieza y no se sancionará a los que cumplen. A medida que mejore la sanidad, también lo hará el negocio. Mientras más residentes y turistas puedan confiar en la comida que compran en los restaurantes de la Ciudad de Nueva York, existen más posibilidades de que los visiten con mayor frecuencia.”

“El anuncio de hoy representa un gran paso hacia la mejora de la salud pública global de todos los residentes de la Ciudad de Nueva York”, expresó el senador Jeff Klein (D-Bronx/Westchester). “Como alguien que pasó años apoyando un sistema más propicio para el consumidor, estoy muy entusiasmado porque los comensales de la Ciudad de Nueva York finalmente podrán acceder con facilidad a los resultados de las últimas inspecciones de sus restaurantes preferidos. Exhibir una calificación en escala de letras en un lugar visible para todos los comensales proporcionará un incentivo verdadero para que los restaurantes que tengan una “C” publicada en la entrada puedan comenzar a limpiar su imagen.”

El senador Klein volverá a introducir leyes en la Sesión Legislativa 2009 para exigir a los departamentos locales de salud de todo el estado que implementen un sistema de calificación en escala de letras. “Ya sea que los neoyorquinos vayan a cenar afuera para una cena habitual o para celebrar una ocasión especial, su única precaución debería ser reservar la mesa. Celebro los

esfuerzos excepcionales del Alcalde y del Departamento de Salud y Salud Mental para mejorar el bienestar de todos los neoyorquinos”, manifestó el senador Klein.

Las enfermedades relacionadas con los alimentos son una preocupación pública en asenso en la Ciudad de Nueva York. Los reclamos sobre las enfermedades transmitidas por los alimentos aumentaron en los últimos años y las infestaciones de roedores son un problema común en los restaurantes. El Departamento de Salud y Salud Mental informó la existencia de signos de roedores en el 25 por ciento de los establecimientos inspeccionados. La intoxicación alimentaria ocasiona ausencias al trabajo y a la escuela, visitas a la sala de emergencias, hospitalizaciones e incluso muertes. De hecho, según los cálculos nacionales, cada año más de 11,000 neoyorquinos son atendidos en los departamentos de emergencias debido a enfermedades relacionadas con los alimentos ingeridos en restaurantes, y como consecuencia miles de personas son hospitalizadas. El costo de estas hospitalizaciones y visitas a la sala de emergencias es de más de $130 millones anuales.

“Al exigir que los restaurantes exhiban sus calificaciones al público, la nueva iniciativa de seguridad de los alimentos ayudará a los consumidores a hacer una elección informada del lugar donde comen, mientras que aumentará la motivación de los empresarios gastronómicos para mantener la salubridad del lugar”, dijo el Dr. Frieden. “La Ciudad de Nueva York tendrá restaurantes más salubres y menos casos de intoxicación alimentaria.”

Desde el año 2000, el senador Klein ha publicado informes regulares, Suficiente para enfermarte (Enough to Make you Sick), sobre las condiciones sanitarias de los supermercados y restaurantes de la Ciudad de Nueva York. El informe del senador correspondiente al año 2008 estudió un subgrupo de 20,000 restaurantes de dicha ciudad que contaban con los 100 peores informes de inspección, con violaciones que iban desde los 69 hasta los 600 puntos, cifra que supera ampliamente los 28 puntos que indica la reinspección. De los últimos 100 restaurantes, el 87 por ciento tenía al menos una categoría de plaga mencionada en su inspección más reciente.

Las investigaciones realizadas en otras jurisdicciones sugieren que la publicación de los resultados de las inspecciones tiene los siguientes resultados:

  • El negocio mejora en los restaurantes con calificaciones más altas. Cuando las calificaciones de sanidad se exhiben de manera visible en los establecimientos de servicio de comidas, los clientes utilizan la información para buscar establecimientos que tengan calificaciones más altas. Entre los restaurantes de Los Angeles, las mejoras en las calificaciones están asociadas con el incremento en las ventas.
  • Los restaurantes mejoran sus estándares de sanidad. Cuando el Condado de Los Angeles empezó a exhibir las calificaciones en el año 1987, sólo el 40 por ciento de sus establecimientos de servicio de comidas recibieron una “A”. Para el año 2006, el 83 por ciento cumplía con ese estándar.
  • Se enferman menos personas. Aunque la relación no está comprobada, se ha registrado una disminución del 20 por ciento en las hospitalizaciones ocasionadas por enfermedades transmitidas por alimentos en Los Angeles desde que se empezaron a exhibir las calificaciones de sanidad en los establecimientos de servicio de comida.

El nuevo modelo también acercará a la Ciudad de Nueva York al esquema recomendado por la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drugs Administration, FDA) de al menos tres inspecciones completas cada año para los restaurantes de servicio completo. En la actualidad, la mayoría de los restaurantes de la Ciudad de Nueva York reciben sólo una.

###