Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 085-09
jueves 17 de diciembre de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Erin Brady/Celina De Leon: PressOffice@health.nyc.gov


La junta de Salud vota para invitar al público a opinar acerca de una regla que requiere a los restaurantes locales exhibir calificaciones en letras después de las inspecciones de sanidad

17 de diciembre de 2009 – La junta de Salud votó hoy para solicitar la opinión pública acerca de una propuesta para calificar públicamente a los restaurantes de la Ciudad de Nueva York por sus condiciones sanitarias.  Bajo un nuevo sistema propuesto por el Departamento de Salud y Salud Mental (DOHMH, en ingleacute;s), los restaurantes recibirán calificaciones de A, B o C, dependiendo de las condiciones Sanitary inspection grade poster durante las inspecciones de sanidad.  Cada establecimiento tendrá que exhibir su calificación más reciente a plena vista para posibles clientes – y los que reciban una B y una C serán inspeccionados con más frecuencia que los que reúnan los estándares más elevados para la seguridad alimenticia.  El nuevo sistema, que la junta podría instituir al modificar el Código de Salud de la Ciudad de Nueva York, concentraría recursos municipales en los restaurantes menos sanitarios a la vez que no pone carga adicional a los establecimientos que mantienen las mejores condiciones. 

Cada año el DOHMH inspecciona, 24,000 restaurantes a fin de monitorear su cumplimiento con el Código de Salud municipal y para reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.  Al hacer los resultados fáciles de entender – y exhibirlos públicamente – el nuevo sistema ayudará a los consumidores a tomar decisiones más inteligentes acerca de dónde comer, a la vez que otorgan a los restaurantes un incentivo de permanecer limpios.  Actualmente, cerca de 30% de los restaurantes locales calificarían para recibir una calificación de A, 40% una de B y 26% una de C.

“Muchos restaurantes en Nueva York realizan prácticas de seguridad de alimentos”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado del Departamento, “pero muchos operan al margen.  Los consumidores deben saber cuán cerca están los restaurantes siguiendo los estándares de sanidad del DOHMH antes de sentarse a comer.  Cuando lo hacen, los restaurantes responden, y eso es bueno para todos.  Cuando Los Ángeles instituyó el sistema de calificación de letras, la proporción de restaurantes que cumplían los estándares de seguridad de alimentos más elevados aumentó de 40% a más de 80%.”

El mismo proceso de inspección no cambiará bajo el nuevo sistema.  Los inspectores continuarán asignando puntos por violaciones a los restaurantes que violen el Código de Salud que afecten a la seguridad de los alimentos.  Los restaurantes que reciban de 0 a 13 puntos por violaciones recibirán una calificación de A.  Los que reciban de 14 a 27 puntos obtendrán una B, y los que tengan más de 28 puntos recibirán una C.  Además de exhibir las calificaciones en letras cerca de las entradas de los restaurantes, el DOHMH los hará fácilmente accesibles en su sitio Web.

Un restaurante que reciba una A colocará su tarjeta de calificación al finalizar la inspección.  Un restaurante que reciba una B o una C no tendrá que colocar su calificación inmediatamente.  Estos establecimientos serán reinspeccionados en un lapso de un mes, dándoles una oportunidad de mejorar.  La calificación de la segunda inspección tendrá que ser exhibida, pero un restaurante puede elegir no exhibirla hasta que haya tenido la oportunidad de una audiencia en el Tribunal Administrativo Municipal en el Aviso de Violación emitido durante la inspección.  Mientras que los resultados de la inspección del restaurante se evalúan, el restaurante colocará una tarjeta indicando que su calificación está pendiente. 

Cada año la intoxicación alimenticia causa faltas laborales y escolares, y miles de visitas a la sala de emergencia y hospitalizaciones.  El Departamento de Salud estima que las comidas contaminas de los restaurantes lleva a 10,000 visitas a la sala de emergencias y 5,000 hospitalizaciones en la Ciudad de Nueva York cada año.  En los últimos años las quejas sobre enfermedades transmitidas por comidas han aumentado.

El 5 de febrero se realizará una audiencia pública sobre el nuevo sistema de calificaciones para restaurantes, y la Junta de Salud espera votar sobre la medida en marzo de 2010.

Para más información acerca del propuesto sistema de calificación de restaurantes, por favor visite www.nyc.gov/html/doh/html/notice/notice.shtml

###