Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 072-09
sabado 14 de noviembre de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Zoe Tobin: PressOffice@health.nyc.gov


Un informe del Departamento de Salud halla continuo aumento de la Diabetes

Ahora 9% de los neoyorquinos adultos han sido diagnosticados y 23% son prediabéticos El 14 de noviembre es El Día Mundial de la Diabetes

14 de noviembre de 2009 – El Departamento de Salud y Salud Mental (DOHMH, en inglés) advirtió hoy en un informe nuevo que la diabetes continua aumentando en la Ciudad de Nueva York, designando a decenas de miles de neoyorquinos a una posible discapacidad y muerte prematura, y además alimentando las disparidades raciales y económicas en la salud.  El nuevo informe, Diabetes Among New York City Adults (o La Diabetes Entre Adultos de la Ciudad de Nueva York), estima que 9.1% de los neoyorquinos adultos fueron diagnosticados en 2007 – un aumento de 13%, o 68,000 casos, desde el 2002.  La tasa local identificada ahora excede a la tasa nacional considerablemente (7.5%) y amenaza con aumentar aun más.  Se estima que 200,000 neoyorquinos tienen diabetes no diagnosticada.  Cerca del 23% tienen niveles de azúcar en la sangre que los coloca en el limite y, más de la mitad de los neoyorquinos adultos tienen sobrepeso o son obesos – condiciones que aumentan en gran parte el riesgo de diabetes.

“La diabetes es la quinta causa principal de muerte en la Ciudad de Nueva York y contribuye a otras causas principales de muerte”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado del DOHMH.  “Las consecuencias de la diabetes no controlada son devastadoras, y pueden resultar en un ataque al corazón, derrame cerebral, insuficiencia renal, ceguera, daño a los nervios y amputaciones.  Los neoyorquinos en riesgo de diabetes deben hacerse una prueba médica para la enfermedad.  Y las personas que viven con diabetes pueden trabajar con sus médicos para mantenerla bajo control”.

El informe halla que la prevalencia de la diabetes varía según el sexo, la etnia, el vecindario y el estatus socioeconómico.  Los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de padecer de diabetes (10% versus 8%), y la enfermedad es más común entre los neoyorquinos con niveles de educación más bajos.  Además, la diabetes afecta desproporcionadamente a los vecindarios más pobres en la ciudad.  Las tasas de mortalidad por diabetes son más altas entre las personas de raza negra e hispanos que entre los adultos blancos y asiáticos.  Las diferencias en los índices de mortalidad por diabetes entre los negros y los blancos persisten independientemente del ingreso de vecindario, con las personas de raza negra teniendo doble probabilidad que los blancos en las áreas más ricas de la ciudad, de morir de diabetes.

También se halló que el ingreso de vecindario es un indicador de la mortalidad por diabetes entre los neoyorquinos blancos, negros e hispanos, con residentes en las comunidades más pobres que experimentan mortalidades más elevadas.  El informe no halla tal disparidad entre los asiáticos, que experimentan tasa de mortalidad similar sin importar el ingreso.  Pero la prevalencia de la diabetes está aumentando más rápido entre los asiáticos que entre otros grupos, y el estudio halla que los adultos asiáticos tienen más probabilidad que otros de tener niveles de azúcar en la sangre más elevados lo que los sitúa peligrosamente cerca de la diabetes.  Esta condición, conocida como pre-diabetes, afectas a 34% de adultos asiáticos en la Ciudad de Nueva York, versus 22% de otros adultos. 

La depresión entre los adultos con diabetes

El informe señala una correlación entre la diabetes y una historia de depresión, particularmente entre las mujeres de mediana edad y las mujeres mayores.  Los adultos de la Ciudad de Nueva York con diabetes tienen doble probabilidad que los adultos sin diabetes de reportar haber padecido de depresión alguna vez (29% versus 14%).  Entre los adultos que viven con diabetes, una historia de depresión es 61% más probable entre las mujeres que los hombres; la brecha es aun más amplia (23% versus 8%) entre los de 65 años y más.

Función del Departamento de Salud

El Departamento de Salud está trabajando a fin de enfrentar la diabetes y la obesidad en la Ciudad de Nueva York.  Entre las iniciativas principales implementadas el año pasado se encuentran requerir a las cadenas de restaurantes hacer público el recuento de calorías, mantener un registro de lecturas de la azúcar en la sangre en toda la ciudad a fin de ayudar a los médicos a mejorar el cuidado de la diabetes, y ampliar el acceso a los vegetales y las frutas frescas en vecindarios marginados.  Aunque tomará tiempo para que estas gestiones afecten la prevalencia de la diabetes y la obesidad en la Ciudad de Nueva York, El DOHMH observa continuamente estas iniciativas y explora proactivamente nuevas formas para atender estas epidemias.

Recomendaciones para ayudar a prevenir y controlar la diabetes

Además de documentar el aumento en la diabetes, el nuevo estudio del DOHMH ofrece recomendaciones para la prevención de la diabetes, como la alimentación saludable, el ejercicio regular y el control del peso.  Estas medidas son especialmente cruciales para las personas prediabéticas.

  • Evitar bebidas azucaradas.
  • Programar por lo menos 30 minutos de actividad física moderada en la mayoría o todos los días de la semana.
  • Mantener un peso saludable —la perdida moderada de peso incluso puede ayudar a prevenir la diabetes.
  • Obtener una prueba de un proveedor de salud par la obesidad, presión sanguínea y depresión regularmente.
  • Observar el nivel de la azúcar en la sangre, la presión sanguínea, y el colesterol rutinariamente entre los adultos que viven con diabetes.  Los adultos con diabetes no deberían fumar.        

El informe: Diabetes Among New York City Adults está disponible en nyc.gov/health.

###