Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 064-09
martes 6 de octubre de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Erin Brady: PressOffice@health.nyc.gov


Llegan a la Ciudad de Nueva York las primeras vacunas contra la influenza H1N1

Los hospitales y profesionales de la salud reciben una dosis inicial de la vacuna intranasal. La campaña de vacunación en toda la ciudad empieza enfocándose en los niños y empleados de la salud.

6 de octubre de 2009 – La vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos, Linda Gibbs y el Dr. Thomas Farley, comisionado del Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York (DOHMH, en inglés) visitarán hoy el Centro Médico Montefiore cuando niños y empleados de la salud reciban algunas de las primeras dosis locales de la vacuna contra la influenza H1N1.  El evento marca el inicio del programa de vacunación contra la H1N1 en toda la ciudad que le alcalde Bloomberg anunció el mes pasado.  La cantidad inicial – 68,000 dosis en forma de atomizador nasal – empezó a llegar a los profesionales de la salud en los cinco condados desde el lunes.  La Ciudad espera recibir casi 1.2 millones de dosis de atomizador nasal y la vacuna inyectable a finales del mes, seguidos por los envíos de 2 millones de dosis cada mes durante noviembre, diciembre y enero.  Aunque la disponibilidad de la vacuna sea limitada al principio, los funcionarios federales se han asegurado a la Ciudad que habrá suficientes vacunas para todos los neoyorquinos a quienes se les recomiende recibirla.  A medida que lleguen más vacunas, se insta a las personas a permanecer en contacto con sus médicos de cuidado primario, quienes pueden evaluar su necesidad de ser vacunado. 

“Todos los neoyorquinos deben hablar con sus médicos de cuidado primario, pediatras, o clínicas de salud comunitarias para saber cuándo pueden recibir la vacuna”, dijo la vicealcaldesa Gibbs.  “Hemos aprendido muchas lecciones desde la primavera pasada, cuando el virus H1N1 apareció por primera vez en la ciudad, y hemos desarrollado un plan estratégico para reducir los riesgos del H1N1 y la gripe estacional en los cinco condados”.

La primavera pasada el virus H1N1 causó enfermedad extendida en la Ciudad de Nueva York, infectando un estimado de 750,000 a 1 millones de residentes, pero la transmisión cayó a niveles muy bajos durante el verano y aún no ha vuelto.  Muchas partes del país están experimentando brotes de H1N1 actualmente, pero los funcionarios de la salud de la Ciudad de Nueva York todavía no han visto evidencia de una segunda oleada.  El DOHMH sigue las señales de actividad de influenza continuamente, y resume sus hallazgos en actualizaciones diarias y semanales en su nuevo portal de la influenza, nyc.gov/flu.

“Nos alegra que las primeras vacunas han llegado antes que el virus”, dijo el comisionado Farley, “pero nadie debe suponer que el H1N1 no regresará.  La actividad de influenza aumenta normalmente entre diciembre y marzo, cuando las temperaturas y la humedad son más bajas.  Por lo que instamos a las personas a que se preparen para ello – vacunándose.  Si tiene niños de 6 meses o más y jóvenes adultos hasta los 24 años de edad, o si pertenece a uno de los grupos de prioridad para la vacuna contra la influenza H1N1, por favor no se arriesgue innecesariamente.  Evite la influenza y vacúnese”.

La vacuna contra el H1N1 ha sido producida de la misma forma que se producen las vacunas de la gripe estacional cada año, y ha sido probada en ensayos clínicos.  La única diferencia es que esta vacuna contiene las proteínas que ayudan al sistema inmune a reconocer y combatir el virus H1N1.  Al igual que cualquier producto médico, las vacunas contra la influenza pueden causar reacciones adversas, pero estas reacciones son muy poco comunes.  Por el contrario, la influenza y sus complicaciones matan a 36,000 estadounidenses cada año – y casi 1,100 solo en la Ciudad de Nueva York.

Daily Number of Visits for ILI
El Departamento de Salud enfatiza que el mejor lugar para que las personas se vacunen es en la oficina de su proveedor de cuidado médico regular.  A fin de asegurarse que se vacunen tantos niños como sea posible rápidamente, la Ciudad también está dando pasos extras ofreciendo vacunas en escuelas primarias y en clínicas de fin de semana especiales.  El programa de vacunación escolar en toda la ciudad está planificado a empezar a finales de octubre o principios de noviembre y durará casi ocho semanas.  Las clínicas de fin de semana para los niños de escuelas intermedias y secundarias abrirán a principios de noviembre en ubicaciones de los cinco condados y continuarán durante casi cinco semanas.  Los padres de niños en escuelas primarias recibirán pronto formularios de autorización para que las firmen y devuelvan si quieren que sus niños sean vacunados en la escuela.

Para más información sobre la influenza, por favor visite nyc.gov/flu.  También hay información disponible a través del sistema municipal 311.

###