Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 054-09
miercoles 12 de agosto de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Zoe Tobin: PressOffice@health.nyc.gov


Un reporte del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York halla que la mayoría de los envenenamientos infantiles involuntarios ocurren en el hogar y se relaciona a menores de cinco años

Los medicamentos son la causa principal de envenenamiento en niños pequeños

12 de agosto de 2009 – Los productos de uso común para el hogar – desde medicamentos recetados hasta limpiadores de horno – pueden ser peligrosos en las manos de un niño.  De hecho, el envenenamiento es la tercera causa principal de hospitalizaciones por heridas entre niños de uno a cuatro años de edad.  Cada año, el Centro para el Control de Envenenamiento de la Ciudad de Nueva York (PCC, en inglés) recibe cerca de 4,000 llamadas reportando envenenamientos de niños menores de 15 años suficientemente graves como para requerir consultas a, o tratamiento de, un profesional de atención médica.  Un sorprendente 75% de estas llamadas están relacionadas a menores de cinco años.

Average annual rate of poisoningEstos se encuentran entre los hallazgos de un reporte nuevo del Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York Department of Health and Mental Hygiene (DOHMH, en inglés), “Envenenamiento Involuntario en los Niños de la Ciudad de Nueva York”, que analiza la circulación de llamadas al PCC de 2000 a 2007.  Aunque muchos incidentes de envenenamiento son manejados en el hogar, el informe nuevo se enfoca en el envenenamiento infantil que requiere tratamiento en una instalación de atención médica.  El informe completo está disponible en www.health.nyc.gov.

“Desde medicamentos recetados hasta limpiadores de horno, los productos de uso común para el hogar pueden ser mortales en las manos de un niño”, dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado del DOHMH. “Hasta una dosis relativamente pequeña de una sustancia inofensiva puede causar lesiones graves.  Almacenar los químicos del hogar y medicamentos lejos del alcance un niño, seguir las instrucciones de dosis para medicamentos cuidadosamente, y guardar todos los productos peligrosos en un recipiente que los niños no puedan abrir son tres formas en que los padres pueden ayudar a proteger a sus niños de posibles envenenamientos”.

Las medicaciones son la causa principal de envenenamiento infantil

Las medicaciones, incluyendo las recetadas y no recetadas, son la causa principal de envenenamiento en los niños pequeños, representando casi la mitad de los casos del PCC.  Seguidos de los productos de limpieza para el hogar y los químicos para el control de plagas en 21%.  Las llamadas por envenenamiento restantes recibidas están relacionadas usualmente a cosméticos, vitaminas y suplementos dietéticos.

El envenenamiento ocurre más a menudo en vecindarios de bajos ingresos

El estudio halló disparidades socioeconómicas claras en el riesgo de envenenamiento infantil.  Los niños de vecindarios de bajos ingresos tienen 25% más de probabilidades que otros de necesitar tratamiento por envenenamiento.  El índice de hospitalización es 60%, más alto en los vecindarios pobres de la Ciudad.

Average annual rate of poisoning

Sin embargo el reporte halla que los residentes en comunidades de bajos ingresos tienen 40% menos probabilidad de hacer llamadas para información al PCC, indicando la necesidad de mayor concientización sobre los servicios que ofrece el PCC.

Cómo pueden los padres ayudar a prevenir el envenenamiento infantil:
  • Mantenga los medicamentos, hasta los no recetados y vitaminas, en recipientes que los niños no puedan abrir.  Nunca los almacene en carteras, bolsas, gavetas, superficie o áreas accesibles a niños pequeños.
  • Lea siempre y siga las indicaciones de las medicinas cuidadosamente, usando solo la dosis recomendada.
  • Use llave en los armarios donde se almacenan los productos de limpieza, pesticidas, y otros químicos.  Mantenga los productos en sus recipientes originales, y nunca cerca de los alimentos.  Lea todas las indicaciones y advertencias y diluya con agua los productos para limpieza concentrados antes de usarlos.
  • Nunca diga a sus niños que los medicamentos son “dulces” o que saben a dulce.
Cómo los proveedores de salud pueden ayudar a prevenir el envenenamiento infantil:
  • Informe a los nuevos pacientes sobre el Centro para el Control de Envenenamiento de la Ciudad de Nueva York, especialmente en los vecindarios de bajos ingresos donde las hospitalizaciones por envenenamiento son mayores.
  • Llame al 212-VENENOS para obtener folletos sobre la prevención gratis para su oficina, disponibles en varios idiomas.
  • Asegúrese que los padres sepan que el PCC provee servicios de interpretación en más de 150 idiomas.
Acerca del reporte

El Centro para el Control de Envenenamiento de la Ciudad de Nueva York provee recomendaciones de tratamiento de emergencia las 24 horas e información a familias y proveedores de cuidado médico que atienden cualquier envenenamiento.  El reporte usó datos obtenidos de llamadas al PCC que reporta exposición conocida o sospechada de niños a sustancias tóxicas.  Se excluyeron los reportes de envenenamiento por alimentos y las llamadas de envenenamiento por plomo.  Los índices fueron calculados usando datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos de 2000-2006 y de los estimados del DOHMH de la población de vecindarios, modificados de la Oficina del Censo.  Para este grupo de datos, los estimados de 2006 fueron usados para los índices de 2007.  Los datos categorías de hospitalización son del reporte de las “10 Causas Principales de Hospitalización por Lesiones 2002-2006”, de la Unidad de Lesiones de Epidemiología del Departamento de Salud.

###