Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 042-09
viernes 12 de junio de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Jessica Scaperotti/Erin Brady: PressOffice@health.nyc.gov
(212) 788-5290


La transmisión local de la gripe H1N1 parece disminuir en la Ciudad de Nueva York

80% de los neoyorquinos hospitalizados por gripe H1N1 han tenido por lo menos uno de los factores de riesgo conocido de enfermedad grave; el Departamento de Salud confirma una muerte más, aumentando el total de la ciudad a 16

12 de junio de 2009 — La transmisión local del virus H1N1 parece estar disminuyendo en la Ciudad de Nueva York, a la vez que las salas de emergencia reporta menos cifras de visitas por enfermedad similar a la gripe, reportó hoy el Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York (Department of Health and Mental Hygiene DOHMH, en inglés). Sin embargo, como se esperaba, las hospitalizaciones y muertes continúan ocurriendo. Desde el 11 de junio, el DOHMH ha registrado 567 hospitalizaciones y 16 muertes. La más reciente fue de una persona entre los 40 a 49 años de edad.

Como ilustran las gráficas a continuación, las visitas a las salas de emergencia (o ED en inglés) por enfermedad similar a la gripe aumentaron durante mayo, alcanzando el nivel máximo el 25 de mayo, pero han disminuido considerablemente desde entonces. Las admisiones en hospitales por la influenza H1N1 también han disminuido — después de llegar al máximo el 27 de mayo. "El DOHMH observa la enfermedad similar a la influenza en la Ciudad de Nueva York diariamente", dijo el Dr. Thomas Farley, comisionado del Departamento. "Aunque cada hospitalización es preocupante y cada muerte una tragedia, nuestra data de observación indica que la cantidad de personas infectadas recientemente está disminuyendo".

De las 16 muertes en la Ciudad de Nueva York atribuidas a la gripe H1N1, 14 han ocurrido en personas menores de 65 años, y 12 de los difuntos (75%) han tenido un  factor de riesgo subyacente  para la presencia de influenza o complicaciones. Las otras cuatro han sido por obesidad, una condición no conocida como un factor de riesgo de enfermedad grave pero que posiblemente podría aumentar el riesgo de complicaciones de la gripe. Se necesita más estudio para evaluar este hallazgo.

Los pacientes hospitalizados han sido más jóvenes de los que han experimentado enfermedad grave normalmente durante el brote de una gripe estacional. Un 79% de los pacientes hospitalizados han sido menores de 50 años. Casi la mitad (46%) han sido menores de 18 años y 20% han sido menores de 5 años. Solo 5% de los neoyorquinos hospitalizados con H1N1 han tenido 65 o más años de edad. Residentes de los cinco condados han sido hospitalizados, con la mayoría de hospitalizaciones ocurridas en residentes de Brooklyn (32%) y el Bronx (29%), seguido de Queens (23%), Manhattan (14%) y Staten Island (2%).

De las 567 hospitalizaciones, 80% de los pacientes tenían por lo menos un factor de riesgo conocido para enfermedad grave o complicaciones debido a la influenza. El factor de riesgo más conocido es el asma, que se ha encontrado en 41% de todos los casos hospitalizados confirmados. Otros factores de riesgo importantes incluyen el embarazo (observado en 28% de las 142 mujeres en edad de procrear hospitalizadas por H1N1 confirmado), menores de 2 años (12%), diabetes (11%), sistema inmunológico débil (9%), y enfermedad cardiovascular (9%).

Aunque la mayoría de la influenza que ahora circula en la Ciudad de Nueva York es H1N1, la gripe estacional aún está presente en niveles bajos. El Laboratorio de Salud Pública del DOHMH identificó gripe estacional en 10% de todas las muestras analizadas durante este brote.

Admisiones en hospitales de casos confirmados por el laboratorio de H1N1 y visitas a los departamentos de emergencias (ED) por enfermedad similar a la influenza (ILI) en la Ciudad de Nueva York
26 de abril - 10 de junio de 2009

Admisiones en hospitales de casos confirmados por el laboratorio de H1N1 y visitas a los departamentos de emergencias (ED) por enfermedad similar a la influenza (ILI) en la Ciudad de Nueva York 26 de abril – 10 de junio de 2009

Gráfica 1 — Una visita por enfermedad similar a la gripe (ILI, en inglés) a la sala de emergencia (ED) se define como una visita en la que el motivo de una persona incluye fiebre con tos o dolor de garganta o la mención de la palabra "gripe". Los datos de enfermedad similar a la gripe de los ED son recolectados de los 50 hospitales que representan el 95% de visitas anuales a los EDs en la Ciudad de Nueva York. Las visitas a los departamentos de emergencia pueden ser afectados por varios factores, incluyendo cuán preocupadas están las personas por la gripe, si las personas pueden visitar a su propio médico, anuncios de los medios de comunicación, etc. Los datos son más útiles para seguir las tendencias durante varios días. Las admisiones de hospitales de casos de H1N1 confirmados por el laboratorio probablemente no representen el total de hospitalizaciones ya que las pruebas para la influenza H1N1 no identifican adecuadamente la presencia del virus en todos los casos.  Observe que la información de las hospitalizaciones por H1N1 se desarrolla con retraso a las visitas a los ED debido a los intervalos de reporte y pruebas del laboratorio.

Índice de visitas por síndrome de enfermedad similar a la influenza (ILI) (basado en motivo principal) a los departamentos de emergencia por edad de grupo
1 de abril a 1 de junio de 2009

Índice de visitas por síndrome de enfermedad similar a la influenza (ILI) (basado en motivo principal) a los departamentos de emergencia por edad de grupo
1 de




 abril a 1 de junio de 2009

Gráfica 2 — La gráfica representa los índices de visitas por enfermedad similar a la gripe (ILI) a 50 departamentos de emergencia de la Ciudad de Nueva York en cuatro categorías de edad. La data no representa casos confirmados de H1N1. La gráfica muestra que los niños menores de 4 años (línea amarilla) tienen un índice de antecedente mayor de ILI y que la edad del grupo más afectado durante el brote actual es de 5 a 17 años de edad (línea roja). El índice de visitas ILI de personas de 65 años o más (línea azul) no aparece haber cambiado del índice de antecedente.

En esta semana, el DOHMH publicó hallazgos preliminares de una encuesta a domicilio indicando que 6.9% de los neoyorquinos podrían haber experimentado enfermedad similar a la gripe durante el 1ro y el 20 de mayo. La encuesta de toda la ciudad, realizada por teléfono del 21 al 27 de mayo, halló que la prevalencia general de enfermedad similar a la gripe reportada fue más alta en Queens, donde 9.4% de los que respondieron reportaron síntomas, y Brooklyn (8.9%), seguido de Staten Island (4.2%), Manhattan (3.7%) y el Bronx (3.6%). Queens también reportó la mayoría de enfermedad similar a la influenza entre niños, con 16% de los afectados menores de 18 de edad. Aunque no todas las personas con enfermedad similar a la gripe tenían la influenza H1N1, estos resultados indican que las infecciones por el H1N1 durante ese tiempo fueron comunes, especialmente en Queens y Brooklyn.

Los síntomas del virus H1N1 (SO) incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, dolor corporal, escalofríos, y cansancio. Algunas personas también han reportado diarrea y vómitos. Cualquier neoyorquino que presente síntomas graves, como dificultad para respirar, debe buscar cuidado médico y tratamiento inmediatamente. Los neoyorquinos con afecciones de salud subyacentes deben llamar a su médico inmediatamente si presentan enfermedad similar a la gripe, o tienen contacto con alguien que tiene la gripe.

Medidas que cualquiera puede tomar para reducir la transmisión de la influenza:

  • Cúbrase la boca con la manga de la camisa, un pañuelo desechable o uno regular al estornudar.
  • Frecuentemente lávese las manos con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Los desinfectantes para manos a basa de alcohol también son eficaces.
  • Procure evitar contacto cercano con una persona enferma.
  • Si está enfermo con fiebre con tos o dolor de garganta, permanezca en casa por lo menos 24 horas después de que todos sus síntomas hayan desaparecido.
  • Permanezca lejos de clínicas y hospitales al menos que tenga síntomas graves, y notifique a su médico o clínica antes o tan pronto arribe, que usted tiene fiebre y problemas respiratorios a fin de que sea aislado de los demás apropiadamente.

###