Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 039-09
miercoles 3 de junio de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Jessica Scaperotti/Erin Brady: PressOffice@health.nyc.gov
(212) 788-5290


El Departamento de Salud reporta que más de 80% de los neoyorquinos hospitalizados con gripe H1N1 han tenido uno o más factores de riesgo subyacentes

Dos muertes más vinculadas al virus H1N1, para un total de siete muertes

Las personas en riesgo de complicaciones deben llaman a un doctor si desarrollan fiebre de 100.4 grados con tos y dolor de garganta para hablar sobre medicamentos

Las visitas a la sala de emergencia relacionadas a la gripe han caído desde el 25 de mayo

3 de junio de 2009 – Continua ocurriendo enfermedad de la influenza H1N1 en toda la Ciudad de Nueva York, con la mayoría de personas experimentando solo enfermedad leve.  Las visitas a la sala de emergencia han caído un tanto luego de aumentar drásticamente durante la tercera semana de mayo.  Sin embargo, tal como se esperaba, las infecciones han causado hospitalizaciones y muertes.  Más de 300 neoyorquinos han sido hospitalizados con gripe H1N1 desde finales de abril, y hoy el Departamento de Salud proporcionó el primer análisis detallado de los factores de riesgo entre los hospitalizados.  Un análisis preliminar de 152 pacientes hospitalizados muestra que por lo menos 82% han pertenecido a uno o más grupos en mayor riesgo de enfermedad grave o complicaciones de la influenza.  Entre los que corren mayor riesgo de complicaciones están

  • Las personas mayores de 65 años, los menores de 2 años o mujeres embarazadas
  • Las personas con problemas pulmonares crónicos, como asma o enfisema
  • Las personas con enfermedades del corazón, renales, del hígado o sanguíneas crónicas
  • Las personas con enfermedades neurológicas que pueden causar problemas respiratorios
  • Las personas con diabetes
  • Las personas cuyos sistemas inmunológicos son debilitados debido a enfermedad o medicamentos
  • Las personas menores de 18 años que están en terapia de aspirina a largo tiempo

Hasta ahora, el factor de riesgo más común en la Ciudad de Nueva York ha sido el asma – un factor de riesgo subyacente entre 41% de los neoyorquinos hospitalizados por la gripe H1N1.  Otros factores de riesgo importantes incluyen tener menos de 2 años de edad (18% de los pacientes hospitalizados), tener un sistema inmunológico comprometido (13%), tener enfermedad del corazón (12%), o estar embarazada. El Departamento de Salud recomienda que las personas con asma, o cualquiera de las otras afecciones incluidas aquí, llamen a su doctor inmediatamente si presentan síntomas similares a la gripe.  Las medicinas antivirales como Tamiflu® o Relenza®, si se toman pronto (durante los dos primeros días de los síntomas), pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad y complicaciones graves.  Un diagnóstico de enfermedad parecida a la gripe no requiere examen médico.  Cualquiera que se sienta enfermo puede chequear su temperatura con un termómetro casero.  Una temperatura de 100.4 grados es una fiebre.  Si la fiebre es acompañada de tos o dolor de garganta, la afección casifica como enfermedad parecida a la gripe.

El Departamento de Salud está continuando un análisis más detallado de los historiales de salud de los pacientes hospitalizados, que puede identificar otros problemas de salud subyacentes.  El organismo reportará estos hallazgos una vez se complete el análisis.

Muertes adicionales relacionadas al H1N1

El Departamento de Salud hoy vinculó dos muertes más de influenza H1N1.  Las mortalidades recientes – en adultos de entre 40 y pocos años – suman un total de 7 muertes.  Hasta la fecha todas las muertes han ocurrido en personas menores de 65 años de edad (la edad promedio es 43).  Seis de las siete muertes han ocurrido en personas con enfermedades subyacentes (incluyendo obesidad) que puede interferir con la respiración normal, y aún se investiga una muerte.  Con el fin de asegurar la privacidad del paciente, el Departamento no reporta los detalles clínicos de los casos individuales.

Otras actividades de control del H1N1 del Departamento de Salud

El sistema de vigilancia sindrómica local muestra que las visitas a la sala de emergencias relacionadas a la gripe cayeron la semana pasada de su punto máximo el 25 de mayo.  Las visitas relacionadas a la gripe, que pueden reflejar factores que no sean enfermedad real, fueron 15 veces el nivel esperado para esta época del año.  Desde entonces la cifra ha caído pero todavía es mucho mayor que el nivel acostumbrado.

Los hospitales reportan que muchos de los pacientes que buscan cuidado médico en las salas de emergencias han estado enfermos levemente o “preocupados pero bien”.  Otros han solicitado pruebas para infección del H1N1, o buscado notas médicas que certifiquen que no tienen infección del H1N1 para regresar al trabajo o la escuela después de una enfermedad.  El Departamento de Salud insta a las personas no ir a la sala de emergencia por estas razones.  Una persona con enfermedad similar a la gripe debe permanecer en casa hasta que se haya recuperado completamente y no tenga síntomas durante 24 horas.  La prueba del H1N1 no está ampliamente disponible – o es necesaria – para las personas con leve enfermedad similar a la gripe.  La prueba no está disponible o no se necesita antes de regresar al trabajo o la escuela.  Para más información ingrese a www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/cd/h1n1_flu_basic_faq-sp.pdf.

Las personas en los grupos de riesgo antes mencionados deben llamar a su médico o clínica si presentan síntomas, solo las personas con síntomas graves, como dificultad para respirar, deben visitar las salas de emergencias.

El Departamento de Salud continua encuestando a los neoyorquinos a fin de entender mejor qué proporción de la población local ha experimentado enfermedad similar a la gripe desde finales de abril, y qué tipos de síntomas han experimentado.  El organismo completó recientemente una encuesta telefónica al azar de 1,000 residentes de la Ciudad de Nueva York y muy pronto realizará una encuesta voluntaria por Internet de miles de empleados municipales.  Los resultados de ambas encuestas se publicarán una vez se complete el análisis.

Guías para proveedores de salud:
  • Los doctores deben asegurarse que todas las personas que presenten enfermedad parecida a la gripe (temperatura de por lo menos 100.4 grados con tos o dolor de garganta) – y los menores de 2 años o mayores de 65 años de edad, o los que tienen diabetes, enfisema, asma, u otra enfermedad crónica – reciban tratamiento con medicación antiviral, como Tamiflu.  El asma es la enfermedad crónica más común entre los niños en la Ciudad de Nueva York, y corren mayor riesgo de enfermedad grave si se enferman con la gripe.  Las recomendaciones detalladas para evaluación y tratamiento de pacientes con enfermedad similar a la gripe están disponibles en https://a816-healthpsi.nyc.gov/han/nychan/.
  • Solo las personas con síntomas más graves, como dificultad para respirar o falta de aire, deben visitar la sala de emergencia.  Los doctores deben hacer todo lo posible para ayudar a evitar que las personas con síntomas leves de la gripe visiten la sala de emergencia y deben considerar recetar Tamiflu® o Relenza® por el teléfono para sus pacientes con gripe leve y problemas de salud subyacentes.
  • Cuando se indique tratamiento por una de las razones antes indicadas, esta debe empezar lo más pronto posible, preferiblemente en un lapso de 48 horas después de que la persona empiece a sentirse enferma.
  • Los doctores deben visitar el sitio Web del Departamento en www.nyc.gov/health para actualización e información de las recomendaciones.
Medidas que cualquiera puede tomar para reducir la transmisión de la influenza:
  • Todos los neoyorquinos deben cubrirse sus bocas con la manga de la camisa, un pañuelo desechable o uno de mano al toser.
  • Lávese las manos con agua y jabón con frecuencia, especialmente después de toser o estornudar.  Los desinfectantes para las manos a base de alcohol también son eficaces.
  • Procure evitar contacto cercano con una persona enferma.
  • Si tiene fiebre, tos o dolor de garganta, permanezca en casa por lo menos 24 horas después de que sus síntomas hayan desaparecidos.

Manténgase lejos de clínicas y hospitales al menos que tenga síntomas graves, y notifique a su doctor o clínica antes o tan pronto arribe, que tiene fiebre y problemas para respirar y así ser aislado de los demás apropiadamente.

###