Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 028-09
martes 19 de mayo de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
Jessica Scaperotti (DOHMH) (212) 788-5290
Margie Feinberg (DOE) (212) 374-5141


El comisionado de salud y el canciller escolar anuncian que la ciudad cerrará tres escuelas más en respuesta a los aumentos de síntomas parecidos a la gripe

Se esperan más casos de enfermedad durante los próximos días; se recuerda a los neoyorquinos con condiciones de salud crónicas y subyacentes buscar atención médica si han sido expuestos a la gripe

19 de mayo de 2009  –  El comisionado del Departamento de Salud y Salud Mental (Department of Health and Mental Hygiene, DOHMH, en inglés) Thomas R. Frieden y el canciller del Departamento de Educación (Department of Education DOE, en inglés) Joel I. Klein anunciaron hoy que el Departamento de Salud ha recomendado el cierre de tres escuelas más—dos en Queens y una el Bajo Manhattan, por hasta cinco días escolares luego de de documentar niveles inusitadamente altos y una cifra sostenida de enfermedad parecida a la influenza durante varios días. Las tres escuelas cerrarán a partir del miércoles 20 de mayo.  

Las tres escuelas son:

  • La Escuela Pública (P.S.) 130 Fernando De Soto, (1,081 estudiantes), en el Bajo Manhattan. Durante los últimos seis días escolares, se documentaron un total de 76 estudiantes con enfermedad parecida a la influenza.                                                                                                  
  • La Escuela Pública (P.S.) 35 Nathaniel Woodhull, (615 estudiantes), en Hollis. Durante los últimos siete días escolares, se documentaron un total de 32 estudiantes con enfermedad parecida a la influenza.
  • La Merrick Academy Charter School (495 estudiantes), en Jamaica. Durante los últimos dos días escolares, se documentaron un total de 19 estudiantes con enfermedad parecida a la influenza.

En los últimos cinco días, la ciudad cerró 15 escuelas en Queens – la Escuela Intermedia (I.S.) 238, la Escuela Pública (P.S.) 16, La Escuela Q255, la Escuela Intermedia (I.S.) 5, la Escuela Primaria (JHS) 74, la Escuela Pública (P.S.) 107, la Escuela Intermedia (M.S.)158, Nuestra Señora de Lourdes, la Escuela Intermedia (I.S.) 25, la Preparatoria World Journalism y la Escuela Q233, la Escuela Pública (P.S.) 209, la Escuela P9, la Escuela Pública (P.S.) 19 y la Escuela Pública (P.S.) 32 y una en Brooklyn la Escuela Intermedia (I.S.) 318 – después de documentar casos confirmados de H1N1 en la Escuela Intermedia (I.S.) 238Q, , y niveles inusitadamente altos de síntomas parecidos a la gripe en las otras escuelas El DOHMH continúa trabajando con el DOE para evaluar la situación diariamente y tomar decisiones en cuanto a los cierres de escuelas caso a caso. 

El DOHMH y el DOE están trabajando para controlar la enfermedad parecida a la gripe en las escuelas de la Ciudad de Nueva York. Esta información es recolectada diariamente de los administradores escolares y es evaluada por la Oficina de Salud Escolar (OSH, en inglés) de la ciudad. Si una enfermera escolar reporta un aumento repentino o continuo de enfermedad parecida a la gripe – fiebre acompañada de tos y dolor de garganta – entre estudiantes atendidos en una enfermería escolar, el DOHMH puede recomendar

el cierre de esa escuela. En los próximos días y semanas, algunas escuelas experimentaran cierres temporeros. En vez de seguir una regla simple para cerrar las escuelas, el DOHMH está evaluando cuidadosamente las circunstancias en cada una de ellas. Las ausencias elevadas, por si solas, no son base para un cierre.

El DOHMH está viendo niveles elevados de influenza en muchas partes de la Ciudad de Nueva York. Sabemos que el nuevo virus H1N1 (origen de la gripe porcina) está presente en la ciudad, y toda la evidencia indica que está causando una gran parte de los casos de gripe actuales de la ciudad. Con excepción de circunstancias especiales, el DOHMH no examina a personas con gripe a fin de determinar qué tipo de gripe tienen.

El objetivo principal de las gestiones municipales es proteger a los que estén en alto riesgo de complicaciones por la gripe. Eso significa asegurar que las personas con riesgos subyacentes de complicaciones por la gripe – como asma, enfisema u otra enfermedad pulmonar; un sistema inmunológico debilitado, cáncer; embarazo; y diabetes – reciban medicinas antivirales (Tamiflu o Relenza) si desarrollan enfermedad parecida a la gripe. Y a veces significa cerrar las escuelas donde la gripe parece estar propagándose rápidamente.

Los síntomas de la gripe H1N1 (SO) incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, dolor corporal, dolor de cabeza, escalofríos y cansancio. Algunas personas también han reportado la presencia de diarrea y vómitos. Cualquier neoyorquino que presente síntomas graves, como problemas para respirar, debe buscar atención y tratamiento médico. La mejor forma de prevenir casos adicionales de gripe en las escuelas es permaneciendo en su casa si están enfermos, cubrirse la boca al toser y estornudar y lavarse las manos frecuentemente. Para los enfermos, la recomendación es permanecer en su hogar por lo menos 24 horas hasta que ya no presenten síntomas.

Comer cerdo o productos derivados del cerdo no propaga la gripe H1N1 (SO). La forma más eficaz de disminuir el riesgo de contagio es que las personas que presenten fiebre, tos o dolor de garganta permanezcan en sus hogares. El DOHMH urge a todos continuar tomando estos básicos pasos preventivos:

  • Cubra su boca al toser, con la manga de su camisa, con un pañuelo desechable o con uno de mano.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Los desinfectantes para manos a base de alcohol también sirven.
  • Procure evitar los hogares de enfermos u otro contacto cercano con personas enfermas.
  • Si tiene fiebre acompañada de tos o dolor de garganta, permanezca en casa por lo menos 24 horas después de que todos sus síntomas desaparezcan.
  • Permanezca lejos de clínicas y hospitales al menos que tenga síntomas serios, y notifique a su doctor o clínica antes de llegar o tan pronto llegue a la consulta, que tiene fiebre y problemas respiratorios para que pueda ser aislado de otros adecuadamente.

Los administradores de escuelas y centros de cuidado infantil, empleados y gerentes de instalaciones residenciales para convivencia deben asegurarse de hacer lo siguiente para evitar la propagación de la enfermedad:

  • Mantener los espacios compartidos limpios y bien ventilados.
  • Las instalaciones residenciales para convivencia deben separar a las personas enfermas.
  • Las escuelas y sus empleados deben instar a los que estén enfermos a que se queden en sus casas, pero no deben pedir una nota médica para dejar regresar a las personas sanas.
  • Instar el lavarse las manos y cubrirse las bocas al toser. Hay disponibles pancartas educativas en el sitio Web del Departamento de Salud en inglés, español, y chino visitando www.nyc.gov.

Las epidemias de fiebre evolucionan en formas imprevisibles; es imposible saber si esta menguará, continuará igual, o surgirá en las próximas semanas, y si la enfermedad seguirá siendo leve. Pueden ocurrir algunos casos graves, incluso en personas con factores de riesgo subyacentes como niños jóvenes, personas mayores, y personas con condiciones médicas crónicas. El DOHMH está observando muy cerca las señales de aumento de virulencia.

###