Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 017-09
lunes 27 de abril de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Erin Brady: PressOffice@health.nyc.gov


Continúa la investigación de grupo de influenza porcina en la Ciudad de Nueva York; los síntomas permanecen livianos

Vigilancia de los hospitales y salas de emergencia de la ciudad no muestra aumento de enfermedad grave

27 de abril de 2009 – El Departamento de Salud y Salud Mental (Department of Health and Mental Hygiene, DOHMH, en inglés) anunció hoy que cuatro días de monitoreo cuidadoso aun no ha mostrado ningún aumento en los reportes de enfermedades respiratorias graves en la Ciudad de Nueva York. El organismo está investigando un grupo de enfermedades en la Escuela Secundaria St. Francis en Queens, donde la semana pasada 100 estudiantes perdieron clases debido a la enfermedad similar a la influenza. La llamadas diarias a hospitales y monitoreo de admisiones aun no sugieren un brote más amplio o más grave.

Como parte de la investigación, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) confirmó hoy la influenza porcina en 20 personas más asociadas con la Escuela Secundaria St. Francis. Todos los pacientes solo sufrieron enfermedades menores. Ninguno ha requerido hospitalización, y casi todos ya están mejorando. La cifra total de casos en la Ciudad de Nueva York ahora es de 28.

El DOHMH también identificó 17 casos más probables dentro del grupo de la escuela St. Francis. Se están realizando pruebas confirmatorias de los hisopos nasales de esos pacientes en el CDC. Un virus similar ha causado muertes recientemente en México, pero no hay personas gravemente enfermas en la Ciudad de Nueva con sospecha de tener la influenza porcina. Todos los pacientes estadounidenses se han recuperado totalmente o están en recuperación.

El DOHMH está monitoreando muy de cerca las tendencias de salud en la Ciudad de Nueva York por evidencia de un brote más amplio. Funcionarios de organismo también están hablando con los hospitales regularmente en la Ciudad de Nueva York, y el sistema de vigilancia de síndromes del organismo está monitoreando varios indicadores, como admisiones a hospitales y visitas a las salas de emergencia, para incrementos de enfermedades similares a la influenza. Se observaron aumentos moderados en el fin de semana, pero se desconoce su importancia.

El DOHMH está publicando frecuentes alertas de salud a los doctores que lleven a cabo llamadas de conferencia con los hospitales de la Ciudad de Nueva York. El organismo también está diseminando información a través de su sitio Web (www.health.nyc.gov) a fin de atender las preguntas e inquietudes del público. Hay información disponible por Internet.

El Gobierno federal confirmó este fin de semana que dispensará medicamento del Almacén Nacional Estratégico (Strategic National Stockpile, en inglés) contra el virus a fin de prevenir escasez en la Ciudad de Nueva York en caso de que ocurra.

La influenza porcina es una infección respiratoria causada por el virus de la influenza tipo A. Es extraño entre los seres humanos, pero pueden ocurrir infecciones humanas. Los casos entre humanos típicamente se relacionan con personas que han tenido contacto directo con cerdos, pero ahora se ha reportado probable transmisión de persona a persona en California, Texas, México y la Ciudad de Nueva York. Una vez más, los casos en México han tenido un índice de fatalidad alto, pero los casos confirmados en Estados Unidos han sido moderados y todos los pacientes se han recuperado sin tratamiento.

Los síntomas de la influenza porcina en personas parecen similares a los síntomas de una gripe regular de temporada e incluye fiebre, tos, irritación de garganta, dolor del cuerpo, dolor de cabeza y fatiga. Algunas personas también han reportado diarrea y vomito. Los neoyorquinos que experimenten síntomas severos, como dificultad para respirar, deben buscar cuidado y tratamiento médico. De lo contrario, el DOHM recomienda cuidado en casa.

El DOHMH continuará trabajando con los proveedores médicos para probar a pacientes que tengan influenza que han desarrollado enfermedades serias o están asociados con grupos, pero actualmente no recomienda pruebas para todos los pacientes con gripe. Se cree que las medicinas contra el virus son eficaces si los pacientes empiezan un tratamiento en un lapso de 48 horas de haber comenzado a sentirse enfermos. El tratamiento es particularmente importante para las personas con enfermedades serias y quienes están en riesgo de complicaciones de la influenza, como niños, personas mayores, y personas con condiciones medicas crónicas.

Comer cerdo o productos de cerdo no propaga la influenza porcina. La forma más eficaz de reducir los riesgos es que las personas con fiebre y tos o irritación en la garganta permanezcan en sus hogares. Todos los neoyorquinos deben cubrir sus bocas al toser. Precauciones adicionales:

  • Lávese las manos a menudo con agua y  jabón, especialmente después de toser o estornudar. Los desinfectantes para manos a base de alcohol también son eficaces.
  • Trate de evitar contacto directo con personas  enfermas.

Para datos sobre la influenza, y más información sobre  la influenza porcina, por favor visite los sitios Web del DOHMH y el CDC. Algunas fuentes específicas:

Del Departamento de Salud y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York

Datos sobre la influenza

http://www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/cd/swine_flu_faq.pdf

Del Centro para Control y Prevención de Enfermedades

Información general sobre la influenza porcina

http://www.cdc.gov/swineflu/general_info.htm

###