Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 013-09
viernes 17 de abril de 2009

CONTACTO PARA LOS MEDIOS:
(212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Sara Markt: PressOffice@health.nyc.gov


El Departamento de Salud y Salud Mental advierte que las inyecciones estéticas administradas por profesionales no matriculados pueden tener consecuencias graves para la salud e incluso ser mortales

17 de abril de 2009 – El Departamento de Salud y Salud Mental alertó hoy a los neoyorquinos sobre los riesgos de recibir inyecciones para el mejoramiento corporal administradas por profesionales no matriculados. En los últimos dos años, se notificaron cinco casos relacionados con la administración de inyecciones con fines estéticos, de varios aceites para la cadera, muslos, senos y nalgas. Se notificaron casos similares en otras ciudades y estados. Estas prácticas son ilegales e inseguras. Las consecuencias pueden observarse poco tiempo después del procedimiento o después de muchos años.

Los últimos informes sobre las reacciones adversas se centraron principalmente en personas transexuales, pero recientemente el Departamento de Salud y Salud Mental recibió informes de casos que involucran a mujeres latinas. El caso más reciente es de diciembre de 2008.

Las sustancias usadas para mejorar las partes del cuerpo incluyen silicona, vaselina, aceite de ricino, aceite mineral y aceite de hígado de bacalao. Las inyecciones pueden causar infecciones graves, daños en el sistema nervioso, insuficiencia renal e insuficiencia respiratoria, discapacidades irreversibles, desfiguración e incluso la muerte. Además, se corre el riesgo de transmitir enfermedades infecciosas, como VIH, hepatitis B y C.

“Las personas que se someten a estos procedimientos inseguros esperan mejorar su aspecto, pero la realidad es que pueden experimentar deformaciones de por vida e incluso la muerte”, afirma el Dr. Nathan Graber, director del programa de Enfermedades Ocupacionales y Ambientales (Environmental and Occupational Disease program) del Departamento de Salud y Salud Mental. “Les recomendamos a las personas que consulten a un proveedor de atención médica con licencia para informarse sobre los lugares donde se llevan a cabo procedimientos seguros.”

“El hecho de que las mujeres transexuales busquen profesionales no matriculados para realizar estos procedimientos riesgosos dice mucho de las necesidades no cubiertas para tener acceso a procedimientos seguros y accesibles para cambiar la figura corporal”, comenta el Dr. Gal Mayer, director médico del Centro de Salud Comunitario Callen-Lorde (Callen-Lorde Community Health Center). “Las mujeres transexuales deben conocer los riesgos de estas inyecciones y la comunidad médica necesita centrarse en la creación de procedimientos más seguros y accesibles.”

Cómo evitar procedimientos estéticos peligrosos:

  • No se someta nunca a un tratamiento en un ámbito de práctica clínica que no tenga licencia. Los procedimientos que se ofrecen a domicilio o en hoteles normalmente son ilegales e inseguros.
  • El uso de aceites para mejorar las partes del cuerpo es riesgoso en cualquier circunstancia. Los proveedores de atención médica con licencia no deberían ofrecer inyecciones de aceites.
  • Si se sometió a un procedimiento administrado por un profesional no matriculado, informe a su proveedor de atención médica habitual para que las complicaciones puedan tratarse de inmediato.

El Departamento de Salud y Salud Mental envió una alerta a todos los proveedores de atención médica de la ciudad de Nueva York y les pidió que informen al Centro de Control de Envenenamiento (Poison Control Center) si sospechan que ciertas complicaciones se produjeron a partir de una inyección de aceite. El Departamento de Salud y Salud Mental también solicita a los proveedores de atención médica que adviertan a los pacientes sobre los riesgos. Los pacientes que buscan procedimientos para mejorar el cuerpo deben ser remitidos a proveedores de atención médica con licencia que sólo proporcionen tratamientos seguros y médicamente aprobados.

###