Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 062-08
miercoles 10 de septiembre de 2008

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Sara Markt (pressoffice@health.nyc.gov)



Nuevas conclusiones brindan una perspectiva más clara aún de cómo los inscritos en el Registro de Salud del World Trade Center fueron afectados por los eventos del 11 de septiembre

Después de dos a tres años del desastre, el trauma psicológico y los problemas respiratorios eran todavía elevados en todos los grupos

10 de septiembre de 2008 – Un análisis nuevo del Registro de Salud del World Trade Center brinda el panorama más completo hasta la fecha de cómo los eventos del 11 de septiembre siguen afectando la salud física y mental de los inscritos después de dos a tres años del desastre. El informe, publicado por el Departamento de Salud en el Journal of Urban Health, incluye además las primeras estimaciones de las enfermedades respiratorias entre los trabajadores y residentes del Bajo Manhattan inscritos en el registro que indican que en ambos grupos se dieron nuevos casos de asma.

nyc.gov/9-11healthinfo El nuevo análisis estudia los efectos en la salud de los 71,437 participantes del Registro de Salud del World Trade Center; se estima que esto representa un 17.4% de las personas que estuvieron expuestas al desastre y que podrían haber sido elegibles para inscribirse. El registro incluye trabajadores de recuperación y rescate, residentes del bajo Manhattan, trabajadores del área, personas que viajan al trabajo y transeúntes.

En general, la mitad de los inscritos informaron haber estado en la nube de polvo de las torres derrumbadas; 70% presenciaron algo traumático como un avión chocando una torre; y 13% sufrieron una lesión ese día. El estudio mostró que, dos a tres años después de estas experiencias, 3% de todos los adultos inscritos informaron haber tenido asma por primera vez, 16% probablemente experimentaron trastorno de estrés postraumático y 8% padecieron angustia psicológica grave. El índice de nuevos casos de asma fue más elevado (6%) entre los trabajadores de recuperación y rescate que trabajaron en la pila de escombros el 11 de septiembre, mientras que el índice de trastorno de estrés postraumático (post-traumatic stress disorder, PTSD) fue más elevado entre los inscritos lesionados (35%), de bajos ingresos (31%) y los hispanos (30%). En general, los inscritos de bajos ingresos y de minorías, al igual que las mujeres, experimentaron índices más elevados de problemas físicos y mentales. “El impacto en la salud de los eventos del 11 de septiembre van más allá de las muertes y lesiones que ocurrieron aquel día”, dijo Lorna Thorpe, Comisionada Adjunta de Epidemiología del Departamento de Salud. “Pero muchos de los problemas de salud que han surgido, como el asma y el PTSD, son tratables. Hay tratamiento gratuito disponible. Toda persona que todavía necesite ayuda debe llamar al 311 o visitar nyc.gov.”

¿Cuántas personas resultaron afectadas?

Aunque es difícil establecer con exactitud el número total de personas que se enfermaron debido a los ataques del 11 de septiembre al World Trade Center, el nuevo análisis incluye intervalos estimados. Según los criterios del registro, algo más de 400,000 personas estuvieron expuestas seriamente al desastre. Los datos nuevos sugieren que 35,000 a 70,000 personas experimentaron PTSD y 3,800 a 12,600 pueden haber contraído asma como resultado de los eventos del 11 de septiembre.

Salud de los trabajadores y residentes del Bajo Manhattan

Dos a tres años después del evento, 3% de los trabajadores y residentes adultos del Bajo Manhattan habían contraído asma, según el análisis nuevo: el doble de lo que se consideraba el índice base de incidencia de asma durante ese período. El asma fue más frecuente en los adultos residentes que no evacuaron el 11 de septiembre (3.7%) o que regresaron a su casa dentro de los dos días (3.6%), comparados con aquellos que permanecieron lejos hasta diciembre (2%). Se observa el mismo patrón entre los trabajadores de la zona baja de Manhattan que regresaron dentro de los dos días siguientes al desastre (3.5%) y los transeúntes que estaban en el Bajo Manhattan en la mañana de los ataques (3.6%). Los índices entre los tres grupos son similares a los que se publicaron anteriormente para los trabajadores y voluntarios de rescate y recuperación.

Los hallazgos pasados han mostrado índices elevados de PTSD entre los residentes adultos del Bajo Manhattan, pero los datos nuevos brindan una perspectiva adicional. Los residentes y trabajadores de la zona afectada que no pudieron o no quisieron regresar al Bajo Manhattan durante meses después de los ataques informaron índices más elevados de PTSD que aquellos que no evacuaron (20% o más elevado para ambos). Se esperaban esos datos debido a que las personas que padecen PTSD tienden a evitar el lugar de la experiencia traumática.

“Estos datos muestran que los trabajadores de recuperación y rescate no fueron los únicos grupos afectados”, dijo el Mark Farfel, Director del Registro de Salud del World Trade Center. “Vivir y trabajar cerca del sitio del WTC, además, puso a las personas en riesgo de tener problemas de salud.”

Investigación del Registro de Salud del World Trade Center

Recientemente, el Departamento de Salud completó una encuesta de seguimiento que analizó los problemas de salud de los inscritos de cinco a seis años después del 11 de septiembre. Los hallazgos serán publicados en los meses próximos. El Departamento de Salud además está colaborando con el Centro de Salud Ambiental del World Trade Center en el Bellevue Hospital para evaluar más extensivamente la salud respiratoria entre las personas afectadas por los ataques.

El registro fue inaugurado en 2003 para realizar un seguimiento de los efectos en la salud física y mental de los eventos del 11 de septiembre. Debido a su magnitud, puede destacar patrones que podrían eludir a los médicos por separado. Este registro es el más grande de los registros de salud pública en la historia de los Estados Unidos y tiene como objetivo realizar un seguimiento de la salud de las personas durante los próximos 20 años. Es un esfuerzo de colaboración con el Departamento de Salud y la Agencia de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades de los CDC. Las conclusiones del registro anteriores así como las pautas de tratamiento actualizadas para los médicos se encuentran en http://www.nyc.gov/9-11healthinfo.

La ayuda está disponible

Los neoyorquinos que buscan evaluación y atención pueden llamar al 311 o visitar www.nyc.gov/9-11healthinfo. La Ciudad de Nueva York posee tres Centros de Excelencia que ofrecen atención física y de salud mental integradas sin cargo a personas afectadas por el colapso del World Trade Center que reúnan los requisitos:

  • El Centro de Salud Ambiental del WTC presta servicios en Bellevue Hospital Center, Gouverneur Healthcare Services (ambos en Manhattan) y Elmhurst Hospital Center (Queens)
  • El Mount Sinai Consortium presta servicios a través del Programa de Control y Tratamiento Médico del WTC
  • El Cuerpo de Bomberos de Nueva York participa en el Programa de Control y Tratamiento Médico

El Departamento de Salud además reembolsará los gastos a cargo del paciente para tratamiento de salud mental o por uso de sustancias adictivas mediante un proceso de reclamación similar al de cualquier beneficio de seguro. Los residentes de la Ciudad de Nueva York y los trabajadores de la ciudad en las áreas circundantes pueden ser elegibles.

###