Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 061-08
lunes 8 de septiembre de 2008

CONTACTO: (212) 788-5290
Jessica Scaperotti/Sara Markt (pressoffice@health.nyc.gov)



El Departamento de Salud publica un informe exhaustivo sobre la violencia en la pareja en la Ciudad de Nueva York

Las mujeres en los vecindarios de bajos ingresos tienen el riesgo más alto; las denuncias de violencia en las citas aumentan entre los adolescentes de la Ciudad de Nueva York

8 de septiembre de 2008 – El Departamento de Salud publicó hoy un informe exhaustivo que describe el problema trágico y permanente de la violencia en la intimidad de la pareja. Después de que los departamentos de policía y salud analizaran la información proveniente de hospitales de la ciudad, registros médicos y encuestas, la agencia descubrió que este tipo de maltrato afecta a miles de mujeres en la Ciudad de Nueva York, y que las mujeres de bajos recursos, hispanas y afroamericanas son las que presentan los índices más altos. El informe completo está disponible en www.nyc.gov/health.

Intimate Partner Violence Against Women in New York City El informe reveló que aproximadamente la mitad (44%) de todas las mujeres asesinadas en la Ciudad de Nueva York entre 2003 y 2005 fueron asesinadas por su pareja. La violencia en la pareja también fue responsable de casi 4,000 consultas a la sala de emergencias sólo en el año 2005. Si bien los adolescentes son menos propensos que los adultos a denunciar los abusos de su pareja, los datos indican que la violencia comienza a una edad temprana: una de cada 10 niñas de escuelas secundarias públicas manifestó que fue agredida el año pasado.

“Cada episodio de violencia en la pareja es un delito y una tragedia”, dijo el Dr. Thomas R. Frieden, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York. “Ninguna mujer debe ser amenazada o maltratada, muchos menos en su hogar o por su pareja. Si sufre maltratos, o le preocupa un amigo o familiar, llame al 311 o al 800-621-HOPE (621 -4673). Si se encuentra en peligro inmediato, debe llamar al 911.”

“Una cantidad considerable de delitos violentos son consecuencia de discusiones domésticas”, expuso el Comisionado de la Policía Raymond W. Kelly. “El NYPD aumentó nuestras visitas al domicilio de las víctimas que sufrieron violencia doméstica en el pasado en un 130% desde 2001. Oficiales especialmente capacitados visitan a las víctimas, hablan con ellas, observan su situación y se aseguran de que no vuelva a surgir el problema. En consecuencia, observamos una disminución del 40% en los homicidios relacionados con la violencia doméstica en el año 2007 y una reducción del 32% en las agresiones. Las víctimas de asesinatos domésticos no solían denunciar la violencia doméstica. La policía necesita enterarse de la violencia doméstica para reducirla y tratar de evitar que empeore. Las víctimas y el público en general realizan un gran servicio a la sociedad y a ellos mismos si denuncian la violencia domestica.”

“Si bien este informe indica que la violencia doméstica sigue afectando a una gran cantidad de neoyorquinos, los datos recientes muestran una disminución importante en el total de los delitos relacionados con la violencia doméstica”, señaló Yolanda B. Jiménez, Comisionada de la Oficina del Alcalde para Combatir la

Violencia Doméstica. “Nuestro objetivo es facilitar que las víctimas obtengan la ayuda necesaria.
La clave de este esfuerzo es nuestra iniciativa del Centro de Justicia Familiar de la Ciudad de Nueva York, que facilita el acceso a los servicios básicos contra la violencia doméstica.”

El informe descubrió que un número cada vez mayor de mujeres ha denunciado incidentes de violencia a investigadores y proveedores de atención médica. Controles más eficaces, mejor documentación y el aumento de la divulgación por parte de los pacientes pueden ayudar a explicar el aumento de casos reportados.

  • El índice de violencia con muerte en la pareja de la Ciudad de Nueva York fue de 1.2 muertes cada 100,000 mujeres durante el período cubierto por el informe (1999 a 2005). El índice coincidió con la tasa nacional y no cambió de manera significativa durante el período del informe.
  • Las parejas cometen como mínimo un tercio de las agresiones por las que se hospitalizan a las mujeres en la Ciudad de Nueva York cada año.
  • Entre las mujeres que son atendidas por agresiones pero no son hospitalizadas, aproximadamente una de cada cinco es víctima de violencia en la pareja. Según los expedientes médicos, dichos casos aumentaron un 50% de 1999 a 2005, desde 66 hasta 96 cada 100,000 mujeres.
  • Cerca del 10.6% de las alumnas de escuelas secundarias públicas denunciaron violencia en las citas en el año 2005, cifra que aumentó con respecto al 7.1% de 1999.
¿Quién corre más riesgo?

Las mujeres de 20 a 30 años eran más propensas que las adolescentes o mujeres de edad más avanzada a sufrir lesiones o morir en manos de una pareja (ver tabla más abajo). Sin embargo, las disparidades más grandes en la violencia en la pareja se dieron entre grupos raciales y étnicos. Las mujeres afroamericanas tenían más del doble de probabilidades que las mujeres de otros grupos raciales de ser asesinadas o lesionadas por su pareja.

La pobreza es también una fuerte variable predictiva del riesgo. El índice de mujeres que sufren lesiones o mueren en zonas de bajos ingresos es dos veces mayor que el de mujeres con ingresos más altos. Si seguimos el mismo patrón, la magnitud de la violencia en la pareja fue la más elevada en áreas de bajos ingresos tales como el sur del Bronx, la zona norte, sur y central de Brooklyn y Rockaways en Queens.

Los golpes de puño y las patadas fueron las formas más comunes de agresión que se observaron en mujeres en los departamentos de emergencia (50% y 71%, respectivamente); sin embargo, la mayoría de las mujeres que murieron fue a causa de heridas de puñal o de bala (66%). La mayor parte de la violencia en la pareja, incluido el 76% de los incidentes mortales, ocurrió en el hogar. Aproximadamente el 15% de las mujeres asesinadas tenían órdenes de protección activas en contra de sus parejas, pero la mayoría de los expedientes médicos no tenían información acerca de si las victimas habían buscado ayuda de la policía o los tribunales. El contacto con la policía se mencionaba solamente en el 23% de los casos de hospitalización.

Inquietudes sobre la salud asociadas con la violencia en la pareja

La violencia en la pareja está estrechamente relacionada con otros problemas de salud físicos y mentales. Las adolescentes que han experimentado violencia en las citas también denunciaron índices altos de sexo riesgoso e intentos de suicidio. Entre las mujeres adultas, aquellas que le temían a su pareja eran más propensas a informar consumo elevado de bebidas alcohólicas, sexo riesgoso y angustia psicológica, así como también asma y diabetes.

“Las mujeres que conviven con la violencia enfrentan riesgos para la salud que van más allá de las lesiones físicas”, expresó Catherine Stayton, directora de la Unidad de Epidemiología de Lesiones del Departamento de Salud y autora principal del informe. “El estrés de esta situación puede originar o empeorar problemas de salud mental y enfermedades crónicas. Alentamos a las mujeres a buscar ayuda y cuidado, no sólo ante el maltrato sino también para otros problemas que amenazan su bienestar.”

Cómo obtener ayuda

Las víctimas pueden llamar a la policía (911), hablar con cualquier proveedor de atención médica y/o llamar a la línea directa de la Ciudad al 311 o al 800-621-HOPE (621-4673).

La familia, los amigos, los vecinos y los compañeros de trabajo no deben cumplir el rol de asesores profesionales, pero pueden ayudar a las víctimas de la siguiente manera:

  • Hablar y escuchar en lugares seguros, sin juzgar.
  • Tomar con seriedad las preocupaciones de la victima.
  • Alentarla a buscar ayuda y colaborar en el proceso.
  • Buscar recursos disponibles de la comunidad.
  • Aprender sobre planes y estrategias de seguridad. Por ejemplo, las víctimas que le temen a su pareja deben tener copias de documentos importantes, en caso de que necesiten irse de repente.
  • Participar en las acciones de la comunidad que concientizan y ayudan a prevenir la violencia en la pareja.

Para obtener más información sobre la violencia en la pareja consulte el nuevo Boletín de Salud, “How to Keep Yourself Safe” en www.nyc.gov/html/doh/downloads/pdf/public/dohmhnews7-07.pdf.

Esfuerzos de la ciudad para reducir la violencia

La Ciudad de Nueva York está tomando numerosas medidas para reconocer mejor la violencia en la pareja, garantizar que las mujeres y las familias obtengan los servicios que necesitan y reducir la incidencia de estos ataques.

El Departamento de Salud está tomando las siguientes medidas:
  • Lleva control de todas las mujeres que participan en los programas de visitas a domicilio y a aquellas mujeres encarceladas en Rikers Island. Toda mujer que denuncie violencia en la pareja es remitida a los servicios.
  • Desarrolla un equipo de acción sobre la violencia en la pareja para los proveedores de atención médica. El personal del Departamento de Salud visitará a cientos de proveedores en vecindarios de bajos ingresos para concientizarlos sobre este problema y ayudarlos a brindar recursos a los pacientes.
  • Lanza una herramienta de control para usar en los expedientes médicos electrónicos en centros de salud comunitarios calificados a nivel federal y entornos de cuidado prenatal.
  • Mantiene la campaña MySpace, que alienta a los adolescentes que luchan contra la depresión, el consumo de drogas y la violencia a buscar ayuda. NYC Teen Mindspace está disponible por Internet en www.myspace.com/nycteen_mindspace.
El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York realiza lo siguiente:
  • Investiga los incidentes de violencia doméstica y arresta a los presuntos culpables. El NYPD realizó más de 76,000 visitas a domicilio de seguimiento en el año 2007 para garantizar la seguridad de los miembros de la familia maltratados.
  • Remite a las víctimas y a sus familias para que obtengan atención médica, asesoramiento legal, servicios sociales, asesoramiento de apoyo y alojamiento temporal seguro.
  • Organiza encuestas de seguridad de los hogares de las víctimas para desarrollar planes de seguridad, y si fuera necesario, cambiar las cerraduras.
La Oficina del Alcalde para Combatir la Violencia Doméstica está realizando lo siguiente:
  • Coordina esfuerzos para mejorar los servicios en todas las agencias de la Ciudad y proveedores de servicios.
  • Opera los Centros de Justicia Familiar en Brooklyn y Queens. Los centros brindan una amplia variedad de servicios que incluyen asesoramiento y asistencia legal y civil a más de 1,500 víctimas de violencia doméstica y a sus familias todos los meses. Se abrirá un tercer centro en el Bronx el próximo año.
  • Enseña a los jóvenes cómo tener relaciones saludables a través de la Academia de Capacitación en Relaciones Saludables de la Ciudad de Nueva York. El programa enseña a los jóvenes a reconocer las señales de una relación enfermiza y a desarrollar habilidades para construir relaciones saludables.
  • Revisa los homicidios relacionados con la violencia doméstica para identificar los factores de riesgo y las estrategias de prevención.
  • Crea evaluaciones comunitarias en el sur del Bronx y Staten Island para identificar los factores que causan la disminución de la violencia doméstica.
  • Crea conciencia a través de campañas de educación pública.

El informe completo está disponible en www.nyc.gov/health.

###