Translate This Page Print This Page Email a Friend Newsletter Sign-Up
Text Size : Sm Med Lg
Press Release

Printer Version Listo para tu impresora

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
Comunicado de Prensa # 051-08
jueves 10 de julio de 2008

CONTACTO PARA LOS MEDIOS: (212) 788-5290 - Jessica Scaperotti/Sara Markt: PressOffice@health.nyc.gov


Después de aumentar el precio de los cigarrillos, se triplicaron las llamadas al 311 para recibir ayuda para dejar de fumar

10 de julio de 2008 – Cuando el precio de los cigarrillos llegó a diez dó lares el paquete en algunos puntos de venta en la ciudad el mes pasado, miles de fumadores se dieron cuenta de que era el momento de dejar de fumar. Un análisis de los datos provenientes de la lánea 311 de la ciudad muestra que el námero de llamadas para recibir ayuda para dejar de fumar fue tres veces mayor durante la semana en que aumentaron los precios, Eight dollars a pack en comparació n con la misma semana del año anterior. Más de 2,700 neoyorquinos llamaron para recibir ayuda en la semana del 2 de junio, comparados con alrededor de 850 en el mismo peráodo en 2007. Además de las 2,700 personas que llamaron, casi 1,600 fumadores obtuvieron parches para dejar de fumar el 3 de junio en distintos lugares en los cinco municipios.

Los cigarrillos en la ciudad de Nueva York son, en este momento, los más costosos de la nació n debido a que le cuestan a un fumador que consume un paquete diario por lo menos $3,000 al año. La campaña de junio del Departamento de Salud les mostró a los fumadores cuántas necesidades diarias o lujos aparentemente inalcanzables podráan comprarse con esos ahorros, desde servicio de guarderáa y lavanderáa hasta unas vacaciones o una salida de compras.

“Muchos fumadores quieren dejar el hábito,” opina el doctor Thomas R. Frieden, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York. “Además, el empuje extra del aumento de precio da lugar a que muchos fumadores dejen de fumar para siempre. Gracias a esta medida, decenas de miles de neoyorquinos llevarán una vida más sana.”

El aumento del precio de los cigarrillos demostró ser la forma más efectiva de motivar a los neoyorquinos para dejar de fumar. El aumento de impuestos en 2002 contribuyó a que en cinco años hubiera una disminució n del 21% en los fumadores adultos y una disminució n del 52 % en los fumadores estudiantes de escuelas secundarias páblicas de la Ciudad de Nueva York, segán se anunció anteriormente este año. Se espera que el nuevo aumento de los impuestos del estado de $1.25 reduzca significativamente el námero de fumadores y salve decenas de miles de vidas.

Cinco consejos para que sea más fácil dejar de fumar

  1. Prepárese. Haga una lista de los motivos para dejar de fumar y un plan para aquellas situaciones que puedan tentarlo.
  2. Escoja una “fecha para dejar de fumar”. Deshágase de ceniceros y encendedores y bote todos los cigarrillos.
  3. Elimine el humo de cigarrillo de su hogar y de su automó vil. Es más saludable para los demás y le ayudará a resistir el deseo de fumar.
  4. Busque apoyo y ánimo. Cuéntele a su familia, amigos y compañeros de trabajo que está dejando de fumar y pádales su apoyo. Si utiliza medicamentos para dejar de fumar, puede duplicar o triplicar sus oportunidades de tener éxito. 
  5. Busque un “compañero para dejar de fumar”. Pádale a un fumador que deje el hábito con usted, o encuentre a alguien que ya ha dejado de fumar con quien usted pueda hablar para pedir apoyo.

    ###